Economía Jueves, 9 de enero de 2020

Atento al conflicto geopolítico, el Merval apenas moderó pérdidas

Los mercados internacionales se mantuvieron pendientes de las novedades respecto a Irán y Estados Unidos.

Por El Cronista especial para Los Andes

Un día más en positivo. Aunque todo anunciaba que el miércoles los mercados globales iban a caer, producto de la contraofrensiva iraní en su conflicto con Estados Unidos, un mensaje en un tono más pacífico a lo esperado del presidente Donald Trump llevó cierta calma a los mercados. Así, los índices principales de la bolsa de Nueva York volvieron a terminar en alza, aunque la volatilidad se mantuvo y los inversores volvieron a volcarse a las ventas luego de que, tras el fin de la rueda, se conocieran dos nuevos bombardeos de Irán en Bagdad.

Tanto el S&P 500 como el Nasdaq alcanzaron récords intradiarios. El Nasdaq cerró con un nuevo máximo y la mayoría de los sectores del S&P subieron, pero el índice de energía del S&P descendió un 1,7% ante la caída de los precios del petróleo.

"Los hechos llevaron al precio del crudo a desplomarse en un 5% por debajo de los u$s 60 por barril. Esto, recordemos, después de que la incertidumbre sobre el accionar de dichos países llevara su cotización a máximos de casi u$s 63 por barril", dijeron analistas de PPI.

 

Con esta noticia, las acciones de la bolsa porteña también lograron recuperarse luego de una mañana en rojo, aunque no lo suficiente para evitar que el índice S&P Merval cierre con una leve caída de 0,2%. Así, el principal índice burstátil local finalizó en torno a los 41.062 puntos.

De esta manera anotó su segundo día consecutivo en terreno negativo y acumula en lo que transcurrió del primer mes del año un 1,4% de pérdida.

 

El miércoles los papeles terminaron mixtos, entre los que se destacó la suba de Grupo Financiero Valor, que ganó 3,02%; y la caída de Cresud, que perdió 3,9%.

En el segmento de renta fija local, todas las miradas estuvieron sobre los bonos en pesos. "Luego de la exitosa licitación de letras en pesos realizada por el Ministerio de Hacienda, los bonos pagaderos en pesos volvieron a experimentar una buena jornada y siguen con el impulso ascendente de hace algunas semanas, exceptuando las leves correcciones a los precios de los mismos", dijo Joaquin Candia, de Rava, a la vez que detalló: "Bonos como el TJ20 y el PR13 experimentaron grandes aumentos de 12,04% y 10,72%; respectivamente".

 

Los inversores se entusiasman con la posibilidad de que se siga pagando la deuda en moneda local, siempre y cuando Hacienda logre seguir "rolleando" los vencimientos mediante la colocación de las letras.

En tanto, los bonos en dólares se mantuvieron casi toda la jornada sin cambios y el riesgo país, que mide el banco JP Morgan, consiguió caer 15 puntos para terminar en torno a las 1898 unidades.

Ana Clara Pedotti