Sociedad Domingo, 29 de marzo de 2020 | Edición impresa

Asintomáticos con Covid- 19: el desafío del contagio sigiloso

Son personas que llevan el virus en su cuerpo sin saberlo y lo transfieren. Aseguran que, aunque son pocos, constituyen un riesgo.

Por Verónica De Vita - vdevita@losandes.com.ar

Identificar los síntomas con los que los cuerpos expresan que los ha invadido el coronavirus Covid-19 ha sido una herramienta fundamental para darle batalla, aislar a los infectados y evitar su transferencia a otros.

Sin embargo, en el mundo han comenzado a estar alerta ante la posibilidad de un contagio mucho más sigiloso. Se trata de pacientes asintomáticos que pueden contagiar. Lo mismo en el caso de quienes presentan síntomas leves que incluso pueden atribuirse a otra causa.

 

Si para muestra basta un botón, tómese como tal un pequeño pueblo de Italia: Vo’ Euganeo, en el Norte del país y con alrededor de 3.000 habitantes. Allí, dos pacientes mayores estaban internados por una afección pulmonar y no daban en la tecla para su recuperación.

Gustavo Guevara

Aunque los protocolos no lo indicaban, decidieron realizarles los tests para identificar coronavirus y dieron positivo. Luego lo extendieron a todos los vecinos que lo desearan, aunque no tuvieran síntomas. Así, detectaron 89 casos de los cuales más de la mitad no presentaba síntomas.

 

En China, donde comenzó la pandemia, realizaron una investigación sobre el tema y pudieron constatar lo mismo. De hecho atribuyen el mayor contagio del comienzo a casos no identificados que continuaron con su rutina y transfirieron el virus.

“La explosión de casos de Covid-19 en China fue impulsada en gran parte por personas con síntomas leves, limitados o sin síntomas, que no fueron detectadas”, dijo en un comunicado Jeffrey Shama, profesor de Ciencias de Salud Ambiental en la Universidad de Columbia y coautor de una investigación al respecto.

 

Tal cual publicó la cadena inglesa BBC, para el investigador este es uno de los grandes desafíos de la pandemia ya que advierte que los contagiados en el mundo podrían ser muchos más que los identificados y contagian sin saberlo.

“Los casos no detectados pueden exponer a una porción mucho mayor de la población al virus”, sostiene Shaman en la publicación.

 

Acotado

Especialistas locales consultados explicaron que la proporción de pacientes que podrían estar en esta condición son una minoría, aunque no por eso representan menos riesgo. Esto en caso de que circule el virus en la provincia, lo que aún no sucede.

El epidemiólogo Gonzalo Vera Bello dijo que aún no hay demasiada evidencia científica al respecto.

 

En tanto, la infectóloga Andrea Villalba, del hospital Lencinas dijo que recientemente la Organización Mundial de la Salud ha atribuido una etapa asintomática a los dos días previos a la manifestación de síntomas, lapso en el cual se contagia.

“El asintomático es muy difícil de identificar salvo que esté en algún grupo de riesgo y justo se hiciera un análisis, algo muy poco probable; son grupos complejos pero por suerte no es lo frecuente”, apuntó.

Luego puede haber síntomas leves o más graves, según la condición del paciente. En niños y jóvenes suele ocurrir lo primero, salvo que tengan patologías que compliquen el cuadro.

 

Confusión

Otra problemática que puede presentarse es que, ante una sintomatología débil, se confunda con otra patología. En Mendoza, ha iniciado la época de alergias y ese podría ser el caso. Por otra parte, las próximas semanas comenzará la circulación de enfermedades respiratorias.

“Acá existen un montón de virus que pueden generar cuadros respiratorios: influenza, parainfluenza, adenovirus, virus sincicial respiratorio (en niños) y hasta la tos convulsa pueden tener un cuadro a febril y moco por nariz”, explicó Vera Bello.

Como referente de la dirección de Epidemiología local destacó que por eso -y por ahora- desde el punto de vista de la salud pública se vigilan casos que presenten los síntomas del coronavirus juntos: dolor de garganta (odinofagia), fiebre, tos seca, dificultad para respirar y nexo epidemiológico.

 

Aislamiento como medida más eficiente

Ante este escenario, los especialistas vuelven a hacer hincapié en que el aislamiento social es la medida más eficiente. De este modo se evita estar en contacto con quienes podrían contagiar sin saberlo. Igualmente, aclaran que en Mendoza no hay aún circulación del virus, sólo pacientes con casos importados.

“Una medida de rigor es no salir de casa porque se corta el circuito y, si aparece, será en forma lenta”, manifestó el epidemiólogo Gonzalo Vera Bello.

 

Dadas las circunstancias, hay que sumar las medidas dietético-higiénicas, en particular para proteger a quienes conviven en un mismo hogar. Esto incluye lavado de manos frecuente, airear los ambientes, limpiar con desinfectante las superficies (especialmente las mesas) ya que el virus puede sobrevivir hasta 48 horas según el material.