Sociedad + Deportes Lunes, 20 de enero de 2020

Asesinato en Gesell: en el rugby de Mendoza creen que "no se puede mirar para otro lado"

Para el presidente de la URC, hay rugbiers que creen que pelearse es "parte del rugby" y "no puede negarse" el problema. Propone talleres.

Por Ignacio de la Rosa - idelarosa@losandes.com.ar

Un grupo de 11 amigos y jugadores de rugby de Zárate golpeó hasta causarle la muerte a Fernando Báez Sosa (19) el fin de semana pasado en Villa Gesell, a la salida de un boliche. El caso causó una gran conmoción a nivel nacional, y son varias las repercusiones que se han ido conociendo. Mientras tanto, la situación de los 11 rugbiers es por demás complicada, ya que a las declaraciones se suma el material fílmico aportado por distintos testigos y donde se ve como la patota golpea desmedidamente a Báez Sosa.

Andrés Ramos, presidente de la Unión de Rugby de Cuyo, se mostró crítico con el comportamiento de muchos de los deportistas cuando salen. / Foto: Los Andes.

El presidente de la Unión de Rugby de Cuyo (URC), Andrés Ramos, también se refirió al hecho. Y a diferencia de la postura adoptada por varios referentes de ese deporte a nivel nacional y quienes patearon la guinda al costado al centrar parte de la atención en la desmedida estigmatización hacia las personas que practican rugby, Ramos tuvo una visión crítica. "La estigmatización va a existir, pero tiene que ver con estos episodios. Negarlos no tiene ningún sentido. El problema son esos estúpidos que hacen estas barbaridades en nombre del rugby", destacó el dirigente local.

 

Además, indicó que dentro de la URC ya convocó a una serie de charlas, reuniones y talleres para que participen los clubes locales. "Tenemos que trabajar en evitar esto. Estos son pibes que hicieron lo que hicieron porque vaya uno a saber qué les pasó por la cabeza. Hay que actuar para evitar que esto pase; y no cuando ya pasó", destacó Ramos. Además, agregó que desde los clubes, los dirigentes y jugadores ya han confirmado asistencia en esta charla. Y también cuentan con el apoyo de la Secretaría de Deportes.

Fernando Báez Sosa tenía 19 años.

"En el rugby, el contacto físico es algo que se da desde temprano. Pero luego se va deformando, y en el ámbito privado suceden estas cosas. Uno puede hablar de estigmatización, pero hay que afrontarlo y no se puede mirar para otro lado: son chicos que hacen rugby. Sin ir más lejos, desde 2016 hemos tenido al menos 3 circunstancias que han incluido peleas similares en Mendoza", agregó. Incluso, manifestó que suele ser común que en Chile -ya sea en las playas, en un local de comida rápidas o en los boliches- se generen peleas de este tipo y que involucran a rugbiers mendocinos.

"Son cosas que marcan al rugby, por lo que hay que actuar rápido. Por ejemplo, estamos trabajando en talleres con psicólogos, nutricionistas; para que vean los efectos del alcohol en estas situaciones. Siempre se ha dicho que el rugby es un elemento para desarrollar mejpres personas. Pero muchos de estos grupos se van de vacaciones, se alcoholizan y pasan estas cosas. Porque hay chicos que piensan que esto es el rugby. Si se habla de esta problemática, es porque existe", insistió.

 

Para Ramos, es clave trabajar desde los clubes y también en las familias en la educación de los jóvenes. "Casos como el de Báez Sosa nos salpican; y si se nos ha estigmatizado, es porque concretamente no se termina de educar bien. Una vez más, ese sigue siendo el problema", sostuvo.

Sin justificación

Entre tantas repercusiones llamativas -y repudiables- del trágico episodio, se destaca también el comentario de un amigo de algunos de los imputados. En su cuenta de Instagram, el joven destacó en las últimas horas que la reacción fue justificada ya que la víctima había ensuciado con vino la camisa de uno de los agresores

Izquierda: el momento en el que sacan a los rugbiers del boliche. Derecha: el cuerpo del joven salvajemente golpeado yace sobre el suelo.

"No hay justificación alguna para este tipo de acciones. Es cierto que no todos somos así. Pero perder una vida por un grupo de estúpidos trasciende cualquier análisis. Fue un delito y eso no se cuestiona. Probablemente ellos (por los agresores) van a arrepentirse toda la vida por lo que hicieron. Pero no alcanza. Hay que trabajar para evitar este tipo de hechos, no actuar después. El planteo no pasa solo por el deporte, sino por cómo actúan en la sociedad. Son chicos que deben preguntarse qué quieren", siguió el presidente de la URC.

Polémica con el comunicado de la UAR

Durante las horas posteriores a la agresión que culminó con la muerte del joven de 19 años, también entró en escena otra reacción cuestionable. En este caso, la Unión Argentina de Rugby (UAR), quien en un comunicado lamentó "el fallecimiento" de Fernando. El uso de este término fue más que cuestionado; sobre todo porque de acuerdo a la línea con que trabaja la Justicia y a las pruebas recabadas, el hecho se acerca más a un asesinato o a un homicidio. Más que a un simple "fallecimiento". En el comunicado más reciente difundido por la UAR -y luego de toda esta polémica-, desde la entidad se rectificaron.

 

"No fue oportuno que hayan usado la calificación de 'fallecimiento', no la comparto. Ese desenlace tiene más que ver con el accionar de otras personas, y cuando tiene un autor con nombre y apellido identificado, la línea se va más para el lado de un homicidio", concluyó Ramos.