+ Deportes Opinión Lunes, 13 de mayo de 2019 | Edición impresa

Ascenso: se necesita más transparencia - Por Leandro Aguilera

Es triste que tantos clubes hagan tanto esfuerzo durante un año para llegar a las instancias decisivas sintiendo latente la injusticia.

Por Leandro Aguilera - Periodista mendocino de TyC Sports

Durante la semana recibí videos y estadísticas en las que se ven a equipos que están peleando por un ascenso en la Argentina, de los denominados cercanos al poder, ser beneficiados por arbitrajes o teorías de ayuda para que otros clubes que los enfrentarán lleguen debilitados.  

Nuestro fútbol necesita más claridad para que todo se de en los caminos normales dentro de la lógica de la justicia, esa que muchas veces en el ascenso no aparece.  

A mitad de la temporada se definió que cinco clubes de la B Metropolitana, lo que en el consejo federal de fútbol es el Federal A, lleguen a la B Nacional. Algo que se cambia en pleno torneo, llena de suspicacias todo lo que pasa en esas categorías. Es así que llegaron a una mejor división porque salió campeón Barracas Central, Atlanta y Riestra por la posición en la tabla.  

Hoy por hoy están finalizando el campeonato para definir el reducido por los otros ascensos. Esa decisión fue desacertada y generó más desprolijidad en el seno del deporte. Ahora se da el partido que tendrá definiciones en la zona cuyo, en el torneo regional amateur que permitirá llegar a una final con el de la zona bonaerense y lo que pido es que los árbitros que se designen sean internacionales para jerarquizar el encuentro y que los mejores, que tiene nuestro país apliquen el reglamento dejando a los de la categoría afuera de esos juegos trascendentales porque hay muchas especulaciones, en algunos casos, evidencia de favoritismo por una institución.  

Lo que tiene que terminarse, de una vez por todas es que se genere esa desconfianza a las autoridades. Lo que propongo, sobre los jueces, daría más transparencia a todo el ascenso. Es triste que tantos clubes hagan todo el esfuerzo en una temporada para llegar a las instancias de definición con el sentido de injusticia latente. Qué los “vivos” y “oportunistas” aparezcan como los salvadores.  

Tengan mucho cuidado y desconfíen de cualquier contacto que les llegue a la dirigencia, que tenga que ver con eso. Es obvio que todo esté mezclado y que la desconfianza sea absoluta porque no hay garantías para que sea diferente. Eso se termina con reglas claras y sin situaciones en las que la sospecha sea la moneda corriente. El fútbol se mancha con la corrupción que esta enquistada en nuestra sociedad y una manera de empezar a cortar todo tipo de sospechas es que desde la AFA, especialmente el Consejo Federal, con los encargados de definir quién será el árbitro para un juego tan importante como lo es por jugar una final, esa a la que todos están deseando llegar por la vía honesta, deportiva y con la justicia que muchas veces no es divina.