+ Deportes Sábado, 7 de diciembre de 2019

Arsenal no le tuvo piedad al Globo, le ganó 2-0 y el hincha Quemero perdió la paciencia

El equipo de Rondina no perdonó los errores de Huracán y le ganó 2-0 en el Palacios Ducó, con goles de Kaprof y García.

Por Redacción LA

Dos goles en contra, unas cuantas atajadas del arquero Sappa y mucha, mucha bronca en las tribunas del Palacio Ducó fueron el saldo del cierre del año para Huracán, que cayó 2-0 en su casa contra Arsenal y se fue envuelta en una silbatina generalizada por parte de los hinchas quemeros. El receso será momento de hacer borrón y cuenta nueva para un equipo que, después del clásico contra San Lorenzo, acumula seis sin ganar, con apenas un tanto convertido.

 

Del otro lado, además, estaba el buen Arsenal de Rondina, que tras un bajón futbolístico a mitad de torneo, volvió a encontrar justificaciones en la cancha para merecer sus triunfos. En Parque Patricios aprovechó para liquidar a Huracán con dos buenos contragolpes, pero a lo largo del match fue amplio merecedor de los tres puntos.

 

Ya al minuto de juego Bareiro había salvado al Globo en la línea. Juan Manuel García, una de las figuras de la tarde, quien condujo y asistió a Kaprof para el 1-0, y sobre el final abrió muy bien el pie ante el achique de Silva para liquidar el pleito. Incluso no le dieron un penal a la visita, insólito porque tanto Pitana como su asistente, Bistocco, estaban de frente a la acción.

Mirá el primer gol de Arsenal: 

@TNTSportsLA

¿Y Huracán? Cordero fue de lo mejorcito en la primera mitad y contó con dos buenas chances, pero no pudo vulnerar a Sappa, otro punto alto en Arsenal. Bareiro ilusionó por un momento a los hinchas, que ya perdían las formas en el graderío, pero su cabezazo a la red fue invalidado por offside: el achique de la defensa visitante fue espectacular.

Mirá el segundo gol de Arsenal: 

@TNTSportsLA
 

Apuzzo mandó a la cancha a Coniglio y Briasco, quienes le dieron algo más de picante en la parte final al Globo, pero ninguno pudo aprovechar sus chances. Y cuando Huracán iba con lo último a empatar o morir, García lo terminó liquidando. “Que se vayan todos” y “jugadores...” fueron los gritos de guerra con los cuales los hinchas que fueron al Ducó exigieron respuestas para lo que viene.