Mundo Martes, 8 de octubre de 2019

Nobel de Física fue para estudios que "amplían el conocimiento del Universo"

El astrofísico canadiense James Peebles y sus colegas suizos Michel Mayor y Didier Queloz fueron los ganadores del galardón.

Por Télam

Un trabajo "inspirador y motivador" que permite avanzar en la "comprensión del universo desde sus estadios primitivos hasta hoy" y una obra que abrió una nueva rama de la astronomía, a partir del descubrimiento de exoplanetas, fueron parte de los testimonios con que científicos argentinos celebraron hoy la premiación del Nobel de Física.

"Este premio confirma la tendencia de estas últimas dos décadas de distinguir a la cosmología y astrofísica, como sucedió con el Nobel 2017 a la detección de ondas gravitacionales, un reconocimiento que antes no se veía tanto", señaló Gustavo Romero, uno de los físicos más importantes del país con especialidad en la astrofísica.

 

El argentino, investigador superior del Conicet, se refirió al premio Nobel de Física que lograron hoy el astrofísico canadiense James Peebles y sus colegas suizos Michel Mayor y Didier Queloz por su contribución al entendimiento de la evolución del universo y el lugar de la Tierra en el Cosmos.

Mayor y Queloz desarrollaron nuevos instrumentos astronómicos y técnicas con las que consiguieron la observación de planetas fuera de nuestro Sistema Solar: los exoplanetas, un descubrimiento que "abrió una nueva rama de la astronomía", completó Romero.

Los galardonados descubrieron en 1995 el primer exoplaneta que orbitaba una estrella de tipo solar (51 Pegasi).

Los más de 4.000 exoplanetas confirmados hasta ahora "nos muestra la diversidad de sistemas planetarios, y saber qué hay más allá de nuestro Sistema Solar", expresó a el astrónomo Gonzalo D'Elía, investigador adjunto del Conicet.

 

"Si tomamos nuestro Sistema Solar desde una visión amplia, podemos decir que en la región interna hay planetas de tipo terrestre y en la externa, gigantes gaseosos", continuó el científico que trabaja en el Instituto de Astrofísica de La Plata.

Sin embargo, "cuando se observa la amplia diversidad de sistema de exoplanetas descubiertos podemos encontrar sistemas que solo tienen planetas terrestres, o aquellos que solo tienen gigantes gaseosos en las regiones internas, en lugar de tenerlos en las externas", completó D'Elía.

Por ejemplo, "en nuestro Sistema Solar Júpiter está a cinco unidades astronómicas del Sol (1 unidad astronómica representa la distancia entre el Sol y la Tierra), mientras que el planeta descubierto por estos autores en 1995 está cien veces más cerca de su estrella central", precisó el científico argentino, para graficar la diversidad de los sistemas planetarios.

 

Por su parte, la astrónoma Romina Miculán, becaria doctoral del Conicet, calificó el descubrimiento de Mayor y Queloz como "revolucionario", al representar "un cambio de paradigma en la astronomía, y abrir las puertas a un conocimiento del Universo que no esperábamos".

"En pocos años este campo de investigación se ha desarrollado al punto tal que hoy podemos conocer qué componentes químicos tienen las atmósferas de estos exoplanetas, saber si hay nubes, cómo es la distribución de energías y las temperaturas en el día y la noche".

El otro de los científicos galardonados fue James Peebles, por sus descubrimientos teóricos en cosmología física.

 

"El premio Nobel al profesor James Peebles reconoce el gran impacto de su trabajo, el cual estableció las bases de la teoría física que nos permite explicar cómo se forman y evolucionan las galaxias y las estructuras que hoy observamos", destacó Patricia Tissera, astrofísica argentina y profesora del Departamento de Física de la Universidad Andrés Bello de Chile.

La científica señaló que la contribución del flamante premiado "ha sido fundamental para avanzar en la comprensión de nuestro universo desde sus estadios primitivos hasta hoy".

"Peebles es, además, una persona generosa y admirable, un gran profesor que ha motivado a generaciones de científicos", concluyó.