Política Lunes, 8 de abril de 2019 | Edición impresa

Arabela Carreras es la nueva gobernadora de Río Negro

La candidata del actual mandatario es la primera mujer que llega al frente de la provincia.

Por Carlos Galván - Especial Para Los Andes

La expectativa que tenía el Frente para la Victoria de ganar la elección en Río Negro comenzó a diluirse apenas se empezaron a abrir las 1.645 urnas distribuídas a lo largo y ancho de la provincia.

Tal como confiaban en el oficialismo provincial, Arabela Carreras de Juntos Somos Río Negro le ganó al peronista Martín Soria, que jugó aliado al kirchnerismo y bajo el histórico sello del FpV.

Según el escrutinio, con el 80,55% de las mesas contadas, Carreras se imponía con el 51,98% frente a Soria, que conseguía 35,32%.

 

Tercero, muy lejos, se ubicaba Cambiemos, que llevó a la radical Lorena Matzen de candidata, con el 5,72%. Fuentes del oficialismo y del propio peronismo coinciden en que Carreras se impondría con facilidad y amplio márgen.

El oficialismo logrará de ese modo un respaldo a las políticas que llevó adelante en los últimos años Alberto Weretilneck, el gobernador que no pudo presentarse a la reelección por un fallo de la Corte Suprema de la Nación, que consideró que una nueva candidatura sería violatoria de la constitución provincial. 

Palabras de Carreras

La virtual gobernadora electa Arabela Carreras habló del triunfo de Juntos Somos Río Negro pasadas las 21, en el centro de cómputos de la fuerza en Bariloche: “una gran emoción”, resumió el resultado y ratificó de inmediato que su gobierno será “de continuidad”.

Sentada, sola, en un escenario detrás de una mesa, Carreras habló por primera vez como la primera gobernadora mujer de Río Negro y admitió que no recibió la llamada de su principal adversario Martín Soria. Evitó pronunciarse por las elecciones nacionales y comentó que recibió el llamado del presidente Mauricio Macri , del dirigente kirchnerista Oscar Parrilli y de otros dirigentes de diversas fuerzas.

Voces del propio peronismo rionegrino empezaron a tratar en la noche de ayer de “mariscal de la derrota” a Soria. Le atribuyen una estrategia electoral errada, centrada en la judicialización de la campaña y carente de propuestas.

Queda ahora por ver cuál será ahora la próxima jugada de Soria. La Carta Orgánica municipal le impide ir por un nuevo mandato -los tiempos ya no le darían para modificarla- como intendente de General Roca.

 

Para peor, si se confirma el triunfo de ayer Juntos somos Río Negro ahora se envalentonó e irá por la ciudad con Gerardo Blanes como candidato. “Hicieron una construcción sectaria, no quisieron ampliarse a otros sectores. Fue un proyecto que no estuvo pensado para ganar”, señaló un dirigente del PJ que ahora se prepara para salir a cuestionar el liderazgo de Soria en el PJ de Río Negro.

La fórmula de Arabela Carreras y Alejandro Palmieri también se benefició con los votos de radicales que optaron por, en vez de votar a Cambiemos, impedir una victoria de Soria. Voto útil. Esa también fue la estrategia de la Casa Rosada.

Prácticamente asfixió las candidatas de Cambiemos, la radical Lorena Matzen y la macrista Flavia Boschi, quienes debieron hacer una campaña extremamente austera.

Pichetto y la  Alternativa Federal

El senador nacional justicialista Miguel Ángel Pichetto manifestó hoy que después de las elecciones comenzará “a trabajar en Río Negro con Alternativa Federal”, luego de emitir su voto en la escuela N° 39 de la localidad de Sierra Grande.

 

“Estoy trabajando en una propuesta nacional importante, creo que la Argentina necesita una opción entre las dos posturas del kirchnerismo duro y el gobierno nacional que viene con la pérdida de empleo y una muy mala la gestión de (Mauricio) Macri y no creo conveniente que Argentina vuelva para atrás”, sostuvo Pichetto en diálogo con la prensa.

Y agregó: “Estoy definiendo claramente mi candidatura presidencial, en Río Negro”.