Guarda14 Martes, 13 de agosto de 2019

Antes de volar, nada mejor que una copa con un buen vino argentino

Con una amplia carta de etiquetas nacionales, abrió Fausto, en nuevo winebar en el aeropuerto de Ezeiza.

Por Redacción LA

Entre valijas, pasajes y aviones se destaca un nuevo lugar que ofrece lo mejor en fiambres, quesos y una amplia variedad de vinos argentinos: Fausto se instala en el aeropuerto de Ezeiza y se impone como una parada dinámica y relajante para disfrutar de una degustación antes de abordar. 

Durante años, este aeropuerto ha sido el lugar donde las emociones embriagan a quienes viajan hacia diferentes destinos y, por primera vez, la Terminal C (dentro del área de preembarque) se presenta como el foco de atención donde se puede disfrutar de la primera opción de comida gourmet de este aeropuerto. Un lugar para los que buscan hacer de las horas de espera un momento placentero al paladar. 

 
Con vista a la pista, un sitio ideal para degustar vino argentino. / Gentileza.

Rodrigo Sieiro es el chef responsable de la cocina y, con gran trayectoria culinaria, se encarga de brindar la mejor calidad a las preparaciones, todas elaboradas con los mejores productos de las diferentes regiones del país. Uno de los principales atractivos del lugar es su concepto de wine bar con una destacable selección de vinos minuciosamente creada por el sommelier Matías Prezioso, presidente tamién de la Asociación Argentina de Sommeliers.

 

A lo largo del espacio se encuentran distribuidos los dispensers con gran variedad de vinos de Salta, San Juan, Mendoza y Patagonia, todas con bodegas y etiquetas que representan la historia de Argentina como país con tradición de vino. 

La carta de vinos comienza con una selección de espumantes de las mejores bodegas mendocinas, pasando por vinos rosados de la Patagonia y Mendoza.  La variada selección de vinos blancos incluye cepas como sauvignon blanc, torrontés, chardonnay y blends. El vino tinto también se apodera de los paladares con una amplia variedad que incluye el pinot noir, criolla, merlot, cabernet franc, cabernet sauvignon, malbec, bonarda, tannat y petit verdot y una selección de vinos dulces.