Economía Viernes, 20 de septiembre de 2019 | Edición impresa

Antes de las PASO había terminado la recesión

Por Redacción LA

Antes de las elecciones primarias y la devaluación de agosto, la economía de la Argentina crecía al 0,6% anual pero con una fragilidad tal que el desempleo aumentaba a la par, alcanzando el 10,6% de la población económicamente activa que reside en los principales 31 aglomerados urbanos de la Argentina.  

 

Así lo reveló ayer el Indec al dar a conocer sus informes de actividad y del mercado de trabajo del segundo trimestre de 2019. El balance general indica que a pesar de que se cortó la racha de cinco trimestres de recesión iniciada con la crisis financiera de 2018, las condiciones socieconómicas habían empeorado. 

 

Luego vinieron las elecciones primarias del 11 de agosto, la incertidumbre política, la suba del 30% en el precio del dólar en una semana, una corrida que llevó a los ahorristas a sacar 9.975 miilones de dólares de los bancos en treinta días y el rebrote inflacionario. Todos esos condimentos hacen prever que los indicadores del actual tercer trimestre serán peores. 

 

La actividad económica creció un 0,6% anual en el segundo trimestre y cortó así la racha de cinco trimestres consecutivos de recesión. El producto bruto interno había bajado 3,8% en el segundo trimestre de 2018; cayó 3,7% en el tercero; se desplomó 6,1% en el cuarto; se redujo 5,8% en el primer trimestre de 2018; y ahora avanzó  0,6%.