Economía Política Viernes, 14 de febrero de 2020

Aumentarán entre 3,8% y 13% las jubilaciones y pensiones: en cuánto quedará la mínima

Los incrementos regirán desde marzo e incluyen a benefiarios de AUH. Habrá remedios gratis para adultos mayores.

Por Javier Álvarez, de la corresponsalía Buenos Aires

El presiente Alberto Fernández y el titular de la Anses Alejandro Vanoli, anunciaron hoy un incremento de entre el 3,8% y el 13% para las jubilaciones, pensiones, asignaciones familiares y la Asignación Universal por Hijo (AUH). 

Vanoli afirmó que “todos los jubilados percibirán (desde marzo) una suma fija de 1.500 pesos más un 2,3%” de cada uno de los haberes.

Esto, para las jubilaciones mínimas representa un incremento del 13%, lo que la llevará a $15.981. 

Para el haber más alto, de 103.000 pesos, llega a representar un alza de apenas el 3,8%. 

Según dijo Vanoli, habrá “porcentajes decrecientes para las jubilaciones y pensiones mayores”. Y precisó que en junio habrá otro incremento, ya sea por suma fija decidida por decreto o por la nueva fórmula de movilidad. 

 

El funcionario hizo hincapié en que el 86,8% de los jubilados, pensionados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y de las asignaciones familiares tendrá en total un alza “igual o superior al 11,56%” que les hubiera correspondido con la fórmula de ajuste que fue derogada.

“Hemos dispuesto una regla de solidaridad”, dijo Fernández. Para defender el anuncio del Gobierno, que no es igualitario para todos los jubilados y pensionados, el jefe de Estado citó a Raúl Alfonsín, quien hablaba de la “ética de la solidaridad”.

El total de beneficiarios que recibirán un aumento igual o mayor al que les correspondía por la fórmula de movilidad del macrismo que fue derogada es del 86,8%. Es un universo de 11,8 millones de personas que reciben un beneficio adicional, dijo Vanoli.

Y agregó que si se contara el bono de enero de 5.000 pesos a aquellas jubilaciones inferiores a 20.000 pesos, los haberes tendrían un aumento en el trimestre del 18,8%. Esto sería un alza real “muy importante” respecto de la inflación del mismo período, según el funcionario.

“Tengan en cuenta el contexto por las condiciones calamitosas que se encontró el sistema previsional. Un déficit del sistema de seguridad social del 0,5% del PBI y el Fondo de Garantía de Sustentabilidad con una pérdida del 70% de su valor en dólares”, añadió. 

 

Según el cálculo de la ANSeS, los jubilados y pensionados perdieron el 24% de su poder adquisitivo en términos reales entre 2015 y 2019. “Entonces, todo el esfuerzo había que ponerlo en estos sectores más vulnerables”, justificó.

Fernández afirmó además que se ha recurrido a gran parte de los recursos aportados por el el impuesto País (cobrado a los consumos en dólares) para cubrir una parte de las erogaciones que representan el aumento jubilatorio.

“Mientras que hasta hoy el PAMI gastaba alrededor el 26% en medicamentos, empezará a invertir el 34% de sus recursos para mejorar la llegada de los medicamentos a los jubilados”, dijo el Presidente.

Plan de medicamentos gratuitos

La titular del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (PAMI), Luana Volnovich, anunció junto a Fernández y Vanoli que se destinarán 30.000 millones de pesos del organismo más aportes del Tesoro provenientes del impuesto País para cubrir medicamentos para los jubilados desde marzo.

“Tenemos el objetivo de mejorar la calidad de vida un poquito más de los afiliados. ¿Cómo lo vamos a hacer? Cuidando su salud: se trata de un vademécum de medicamentos esenciales y gratuitos. Son 170 remedios, principios activos, que consideramos que son para cuidar la salud”, dijo.

El vademécum está construido sobre la base de recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, de la Confederación de Médicos de la Argentina y de los propios analistas y expertos del PAMI. 

 

“La lógica que quisimos imprimir en el vademécum es no presupuestaria. Porque en estos últimos años la lógica que se usó para dar o no un medicamento fue presupuestaria. Y la nuestra es una lógica sanitaria”, dijo Volnovich. 

Agregó que el Gobierno quiere generar los tratamientos adecuados para las patologías determinadas. “Por eso tenemos que incentivar y orientar cuales son esos tratamientos. No queremos sobremedicar a nuestros adultos mayores”, dijo la funcionaria.

Y puntualizó que se van a controlar las prescripciones de las patologías para que no haya interacciones y desde el punto de vista de la gestión para que ningún vivo pueda hacer negocios con los medicamentos, que tiene que llegar sólo a los adultos mayores.