+ Deportes Miércoles, 15 de enero de 2020

La mendocina Anita Ontiveros da el salto y se va a Brasil a jugar al futsal profesional

Tiene 29 años, es la capitana de Cementista y emigra a Cianorte. Será presentada como refuerzo el 27 de febrero y jugará todo el 2020.

Por Analía Cuccia Baidal- acuccia@losandes.com.ar

La mendocina Ana Ontiveros, jugadora de Cementista y MVP en el Mundial de Cataluña 2017 tiene otra oportunidad en uno de los mejores futsal del mundo. No es en Europa, pero Brasil siempre es cuna de los mejores futbolistas. Y mejor aún cuando se trata de fútbol femenino profesional. La espera el Ciarnorte del vecino país. 

La capitana del equipo campeón en Paraná y varias veces campeona en Fefusa, está en la cúspide de su carrera. Y aunque ella piense que su límite será a los 35 años, está en su mejor momento deportivo.

 

Anita tuvo su paso en el fútbol once en el Everton, y el último mes de diciembre fue refuerzo de Cerro Porteño en futsal para jugar la Copa Libertadores, finalizando séptimas.

Más allá del balance con el elenco paraguayo a ella le sirvió la experiencia para abrirse camino. Se le abrieron las puertas de Brasil, precisamente en Cianorte, donde deberá presentarse el 27 de febrero, fecha en la que se dará a conocer al equipo oficial para encarar la temporada 2020.

“Serán 10 meses con contrato profesional que incluye alojamiento, comida, viáticos y un sueldo. Pero fundamentalmente me voy por la calidad del fútbol”, confió a Los Andes la poste (o ala) de la Selección Nacional de CAFs y de Cementista, quien además tuvo ofertas de River, Racing (en fútbol de once), San Lorenzo y Cerro Porteño (futsal). 

“Es futsal de FIFA y eso también me va a permitir abrir más puertas. En River estuve a punto de firmar, tenía todo listo y las propuestas que me hicieron eran muy tentadoras porque también me ofrecían trabajo con la sub 12 y dirigir a un equipo de futsal de Primera, además de jugar en ambos fútbol. Pero prioricé el nivel que me puede ofrecer un club brasileño y porque es futsal, que es lo mío”, afirmó la jugadora que tuvo sus inicios en Laverriere en cancha de once y luego en Huracán Las Heras. 

Anita está en la etapa de despedida, a poco más de un mes vive sus últimos días de estadía en Mendoza y confiesa: "Me está costando un montón, cuando fui a jugar al Everton también me fue difícil el desarraigo pero estaba a un paso de Mendoza”, aseguró. 

 

Su último partido oficial en Mendoza fue contra Pacífico B en fase regular del torneo Fefusa y después, la Libertadores con el equipo paraguayo. Pero Ana tiene un deseo más antes de partir y es el de vestir la camiseta de Cementista en el cuadrangular que su club tiene pautado para fin de mes en Chile: "Lo quiero disfrutar porque será el partido de despedida. Lo quiero jugar, claramente”, afirmó. 

Cianorte es una ciudad en el noreste de Paraná, en el sur de Brasil con 70 mil habitantes. El equipo femenino de la ciudad ganó la última (6ta.) edición de la Copa Libertadores a Independiente de Cali (Colombia) por 2-0 después de finalizar la fase de grupo invicto y con 12 unidades.

A nivel local se consagró campeón de la Super Copa 2019, la Liga Nacional del mismo año y la Copa de Brasil de 2018. Además, Campeonas de los Juegos Universitarios Brasileros 2017, Pentacampeonas Paranaense (2013 / 2014 / 2016 / 2017 e 2019) y Hexa Campeonas de los Juegos Universitarios de Paraná. 

Con estos antecedentes, la mendocina integrará un equipo del más alto nivel de Brasil.

“Como en todo, Brasil es formador de buenos deportistas. Y en el futsal femenino tiene un juego que me seduce mucho que es con el 4-0 y no 3-1, como se suele jugar acá", destacó. 

Y añadió entusiasmada: “La arquera brasileña de Cerro Porteño me contó que Cianorte es uno de los equipos exponentes de Brasil”. 

Y agregó: “Y un poco de miedo me da pero más que nada porque se trata de otra cultura e idioma nuevos. Después, el resto no. Lo positivo es que se entrena en doble turno, quiero hacer cursos y seguir capacitándome, si se puede. Eso me mantendrá la cabeza ocupada y quiero sacar provecho de este momento lo más que se pueda”, aseguró. 

Actualmente, y con las maletas casi completas, Ontiveros se está entrenando sola con la ayuda de Martín Rodríguez, su preparador físico de tantos años en Cementista. 

 

“Siempre me entreno con él. Cada vez que tengo un torneo, sea de clubes o selección, le pido ayuda a él. Y como había aparecido la oferta en River empecé el gimnasio el mismo 31. Soy un poco obsesiva y no quise perder tiempo. Después salió lo de Cianorte, así que llegaré bien físicamente”, confió. 

-¿En tu nuevo contrato con Cianorte pusiste condiciones?

-Lo tengo que plantear porque todavía no me mandan el contrato. Pero me dijeron que les avisara si había que agregar algo. Y hay cosas como que se me respeten las convocatorias a seleccionados, entre otras. 

Ontiveros ya tiene un pie en el avión y un futuro prometedor. Con ella serán tres las mendocinas jugando en el exterior: Alejandra Argento y Pía Gómez están en Italia desde hace varios años y ambas integraron la Selección Argentina (AFA). La ex jugadora de balonmano en Regatas está jugando en Real Grisignano, mientras que la sanrafaelina es la capitana de PuroBio New Team Noci. 

Con respecto a la CAFs: “Jugamos el Mundial sin camisetas celeste y blanco”

Los motivos de los reclamos de los varones a la CAFs existieron siempre en el femenino. Al respecto, Anita Ontiveros hizo referencia a su experiencia. 

 

-¿Con respecto a la CAFs, qué opinión tenés sobre los reclamos de los jugadores?

-Sabemos que el femenino nunca tuvo fuerza en la Confederación, somos un número. Porque cuando lo hicimos, sancionaron. Le pasó a Mariana Di María que hizo su descargo en las redes durante un Nacional y después la sancionaron. Tomaron un error en cancha para castigarla muy duro con varios partidos sin poder jugar. Tienen ese recurso.

La futbolista continuó enumerando situaciones: “Nosotros lo vivimos desde el principio. Estábamos en Eliminatorias y viajamos a Brasil en micro. En el hotel compartíamos cama con una compañera porque dormíamos en doble plaza. Jugamos el Mundial sin camisetas celeste y blanca porque eran todos talles chicos y con un cuello enorme que se nos veía el deportivo. Y al presidente no le importó. Le pidió unas camisetas al utilero para hacernos firmar sobre ellas, para regalárselas luego a los dirigentes de otros países”, contó la jugadora. 

Y sostuvo: “Yo he compartido el reclamo de Marcelo Mescolatti (capitán de la Selección Argentina) en las redes. Los entiendo. Pero me parece que no lo van a sacar ni se va a ir (por Pedro Bonnettini). No sé cuánto va a cambiar. Al femenino no le dieron bola nunca. Argentina es subcampeón y nunca hicimos giras previas, cosa que el masculino sí las hizo. No invierten en presupuesto para preselección de jugadoras para la Selección, y esto ya pasó antes de un Sudamericano. El año que viene es el Mundial y no sé qué harán. Si a mi me convocan, bien. Me encantaría. Pero si no me convocan, por ‘x’ motivo, ya está. No tengo más ganas de bancarme esta faltas de respeto a quien le pone todo, pese a las ingratitudes”. 

-¿Si te llaman del fútbol sala de AFA, vas?

-Sí. A Bonettini no le cae bien que vayas a jugar a un club de AFA. Pero hay mucho desgaste por estas situaciones que te obligan a tomar otros rumbos. Es el caso de Gonzalo Pires que juega a un equipo de AFA o los de Gastón Fernández y Lucas Díaz, a Newell’s. Allá cobran y acá no. Y lo que sucede es que hay una realidad que es que en Mendoza están los mejores jugadores, parte está en el exterior y la otra se la están llevando los clubes de Buenos Aires, los cuales son de AFA. Y el deportista quiere crecer...