Sociedad Lunes, 20 de enero de 2020

Amenazas y descontrol: provocadores mensajes de uno de los rugbiers acusados de homicidio

Antes de participar en el crimen de Fernando Báez Sosa (19), uno de los sospechosos anticipó desmanes en su estadía en Villa Gesell.

Por Redacción LA

Uno de los 10 rugbiers acusados de asesinar a golpes a Fernando Báez Sosa (19) había anticipado descontrol en su estadía en Villa Gesell junto a sus amigos que juegan en un club de Zárate.

Lucas Pertossi (20) había publicado días antes del crimen un "anuncio" de su comportamiento en la costa bonaerense. "Fua no falta nada para irnos a gesel con los pibes, a romper lo que nos faltó el año pasado" (sic), tuiteó el 4 de enero pasado, según reveló el medio local Pulso Geselino.

 

El polémico tuit desató indignación, debido a los últimos episodios denunciados por veraneantes en Gesell, donde las playas lucen esta temporada colmadas de música a todo volumen y alcohol. 

Justamente, Lucas Pertossi había compartido unas historias en su perfil de Instagram, donde se lo ve junto a los amigos con total euforia.

 
La historia de la fiesta en la playa

El crimen de Fernando ocurrió el sábado, alrededor de las 4.50, a la salida del boliche "Le Brique", en la avenida 3 y Paseo 102, en pleno centro de Villa Gesell, donde el joven estudiante de Derecho fue atacado a golpes de puño y patadas que le provocaron la muerte.

"Pido justicia por mi hijo, lo golpearon hasta matarlo, quiero que la Justicia actúe, que esto no quede impune", dijo esta mañana Graciela, la madre de Fernando, en la sala velatoria donde se encuentra junto a su esposo y padre del joven, Silvino.

 

Los 10 rugbiers fueron identificados por la Policía como Matías Benicelli (20); Ayrton Viollaz (20); Máximo Thomsen (20); Luciano Pertossi (18); Ciro Pertossi (19); Lucas Pertossi (20); Alejo Milanesi (20); Enzo Comelli (19); Juan Pedro Guarino (19) y Blas Cinalli (18).

Según las fuentes judiciales, los diez jóvenes son defendidos por el mismo abogado, quien les aconsejó negarse a declarar.

Se prevé que en las próximas horas los detenidos sean trasladados al penal de Dolores, mientras se resuelve sus situaciones procesales.