Espectáculos Domingo, 9 de febrero de 2020 | Edición impresa

Alimentación: ayunar para sanar 

¿Qué es el ayuno intermitente? Mucho hemos escuchado este término sobre todo cuando leemos notas sobre deportistas de alto rendimiento. 

Por Diana Codina - Especial para Estilo

Cuando Luis Scola, capitán de la Selección Argentina de Básquet, reveló que para prepararse físicamente para enfrentar el Mundial de Básquet 2019 realizó un plan nutricional basado en ayunos intermitentes, muchos se sorprendieron y empezaron a familiarizarse con este movimiento. Pero la verdad es que ayunar es un término con bastante historia. Desde la prehistoria, en que el ser humano solo consumía alimentos cuando los conseguía hasta muchas religiones con fechas festivas donde ayunar es parte de la celebración. Hoy esta tendencia forma parte de un estilo de alimentación donde se busca comer lo más natural posible, sin procesados y con la menor cantidad de carbohodratos en la dieta.

 

Para entender más sobre este tema consultamos a María Paula Sottano, profesora y licenciada en Educación Física, especializada en nutrición metabólica y ayunos. Es muy importante aclarar que todos estos procesos deben ser acompañados por un especialista, sobre todo porque detrás de cada forma de alimentación hay un objetivo. Personas con trastornos de alimentación, embarazadas o en período de lactancia y menores de edad deben consultar a un médico antes de realizar ayunos intermitentes. 

 

El ayuno es “la abstención total y voluntaria de alimentos por cierto periodo de tiempo. En donde solo se puede tomar café, otras infusiones como el té, sin azúcar ni edulcorantes y agua”, explica la licenciada Paula Sottano. ¿Por qué abstenerse de comer puede sanar mi cuerpo? La pregunta del millón cuando la mayoría de los nutricionistas nos dicen que tenemos que comer cada 3 horas. La respuesta está en el estado hormonal que produce esta condición. 

 

“Incluyendo horas de sueño se puede comenzar con 12 horas de ayuno, 16 a 18 horas en adelante ya trae beneficios y la autofagia comienza a las 24 horas, que significa autocomerse y autocurarse. En este estado el ser humano recicla células mutadas y desnaturalizadas. Nuestro cuerpo tiene capacidad de curarse y genera un ambiente hormonal increíble. Baja la insulina, sube la hormona del crecimiento (somatropina), suben las hormonas suprarrenales (cortisol, adrenalina y noradrenalina). Esos cambios hormonales te permiten mantener la masa magra (en el caso de la hormona del crecimiento GH) y el aumento de la energía y tasa metabólica basal BMR, por aumento de la noradrenalina, esto nos mantiene despiertos y alertas”, confirma la especialista en el tema María Paula Sottano.

 

Entonces en resumen además de crear un entorno de sanación hormonal logramos que nuestros músculos sean más potentes y magros. Es por eso que los deportistas de alto rendimiento se están sumando a esta tendencia, para lograr mayor rendimiento en sus entrenamientos y partidos. Si te interesa este tema te recomendamos consultarlo con un especialista y sobre todo hacerlo a conciencia.