Sociedad Martes, 19 de febrero de 2019 | Edición impresa

Alertas y organizados ante los crecientes robos de bicis en el Gran Mendoza

Ciclistas mendocinos denuncian al menos un robo por día, estas últimas semanas lo están haciendo público en las redes sociales.

Por Ignacio de la Rosa- idelarosa@losandes.com.ar

En Facebook, por cadenas de WhatsApp o en cualquier otra red social de alcance masivo. cada vez más mendocinos denuncian públicamente el robo de sus bicicletas; y es común encontrarse con estas publicaciones acompañadas de un número telefónico y una fotografía del objeto perdido.

Los propios ciclistas ya tienen identificadas algunas “zonas rojas” en la ciclovía de Godoy Cruz, el Parque San Martín y el piedemonte; aunque también coinciden en que no hay puntos excentos de este riesgo. Y muchos optan por  no  hacer la denuncia ya que consideran que nunca las encuentran.

 

“Se ve en el grupo que cada vez hay más robos, y la mayoría se suma una vez que les tocó vivir en persona el delito. Otra cosa que se ve claramente es cuando los vendedores ofrecen bicicletas robadas. O las publican a precios que no corresponden; o si les hacés una pregunta técnica, no la pueden contestar. Si no hay papeles de la bici, es mejor no comprar; a no ser que conozcas 100% al vendedor y de dónde viene”, explicó Diego Soto, uno de los administradores grupo de Facebook ‘Bicis robadas / encontradas’ Mendoza. Este grupo tiene más de 1.400 miembros y todos los días se suben -al menos- 3 fotos de rodados sustraídos,  que son buscados por sus dueños.

Ignacio Blanco / Los Andes

“Estoy indignada porque esto sucede muy a menudo y cada día estamos mas inseguros. Da bronca porque es un sacrificio comprar y mantener una bicicleta, A los ladrones no les importa nada. Yo trabajo en servicio doméstico, y con mucho esfuerzo logré tener mi bici. Duele que sea así”, resumió a su turno Meliza Cáceres (24), a quien asaltaron con un arma y le robaron su bicicleta el sábado.

“La bici es un fenómeno que ha ido creciendo, por un lado, de la mano del deporte. Y también como un medio de transporte, acompañando la red de ciclovías. El aumento de los robos también está vinculado a este crecimiento, y muchas de las novedades se comparten por Facebook y por WhatsApp. Es fundamental que siempre se haga la denuncia” indicó por su parte el senador de Libres del Sur, Ernesto Mancinelli, quien además es el impulsor del proyecto de creación del Registro Provincial de Bicicletas.

 

Entre las principales recomendaciones para evitar estos episodios, una de las más importantes es frecuentar lugares concurridos por otros ciclistas y en los mismos horarios. Es clave radicar la denuncia por si se llegan a secuestrar bicicletas robadas y hasta hay empresas que ofrecen seguros para bicicletas (la póliza promedio es de 250 pesos mensuales, aunque pueden llegar a 5.000 pesos -según el modelo-). 

Ignacio Blanco / Los Andes

En aumento

Meliza vive en Gutiérrez. El sábado a las 12:45, mientras circulaba en su bicicleta por calle Videla Castillo tras haber salido de trabajar, fue sorprendida por un joven que salió desde atrás de un árbol. 

“Esta calle es transitada, pero justo en ese momento no iba nadie más”, reconstruyó la joven a Los Andes. Apenas se percató de la intención del ladrón, Meliza intentó escaparse. Pero el asaltante la empujó y la tiró a un canal, con bicicleta incluida. “Me paré y empezamos a tironear. Él me puso un revolver en la panza y empezó a correr con la bici. Intenté alcanzarlo y justo venía un auto. Pero se pudo escapar por una finca con la bicicleta”, siguió, al tiempo que destacó el accionar policial.

Nano Rivas (34) sufrió la semana pasada su segundo robo de bicicleta. “El año pasado, dos personas en moto y con arma blanca me la robaron en la zona de la ciclovía, cerca de la calle Ugarte (pasando Palmares, llegando a Chacras de Coria). La semana pasada me robaron otra bici de mi lugar de trabajo”, destacó el hombre, quien precisamente es instructor de ciclismo. 

 

 “Ahora está iluminado ese tramo de la ciclovía, pero el año pasado no había nada. Y tenés un baldío justo antes de salir a Ugarte, de sur a norte. Además, frente a la estación de servicio Shell está más oscuro”, resumió Rivas. 

También en esa zona de vinculación entre Godoy Cruz y Chacras, aunque hace ya varios años, Valentina fue despojada de su bicicleta. “Fue un domingo, cerca de las 17,  yo estaba yendo a Luján. Pasando el supermercado que está en frente, antes hay un puente que conecta esa calle con el barrio 3 estrellas. Había un hombre sentado y, estando a 2 ó 3 metros se paró, se clavó en el medio de la ciclovía para interceptarme y me apuntó con un arma para que le diera la bici. Se subió, me siguió apuntando un rato, y se fue  para ese barrio. Llamé a la policía y cuando llegaron me dijeron que si se había ido para ese barrio, ni me gastara en hacer la denuncia. Porque seguramente no la iban a encontrar, que ya habían robado muchas bicicletas en la zona”, relató la joven. 

A Marcela (49) le robaron su bicicleta hace un mes en la ciclovía de Godoy Cruz, en las inmediaciones del barrio Palumbo. “Eran las 16:30 y había bastante gente. Pero así y todo me apuntaron con un arma. La inseguridad es permanente, sobre todo en esa zona”.   

Ignacio Blanco / Los Andes

Recomendaciones 

Mariano Mendoza es miembro de la Asociación Mendocina de Mountain Bike y destacó que el robo de bicicletas es una problemática de siempre, “aunque ahora se ha hecho masiva su difusión y se ha empezado a ver más porque hay también más medios para compartirlo (como las redes)”.         

 

“Como mucha gente está alerta de la venta de bicis robadas, a veces los ladrones directamente las venden en otras provincias. Estamos hablando de bicicletas que cuestan entre 150.000 y 300.000 pesos”, resumió. 

Mendoza se detuvo en algunas recomendaciones para reducir el riesgo latente de robos. Entre ellas la más importante es tratar de andar por lugares que se perciban como seguros y en horarios en los que haya más gente. “En los circuitos de Chacras, por ejemplo, los sábados y domingo por la mañana y siesta suele haber mucha gente. Generalmente les roban a quienes van por la tarde - noche”, resumió.

 Mariano remarcó la importancia de tener asegurada la bicicleta y de hacer la denuncia en caso de ser víctima. Es que hay casos en los que, con la denuncia y una foto de la bicicleta, varias personas han logrado recuperar sus bicis robadas luego de que sean recuperadas.

Registro y sitios para estacionar

El senador Ernesto Mancinelli impulsa la creación de un Registro Provincial de Bicicletas (proyecto que está presentado en la Legislatura). “Es una iniciativa para que, por internet, la gente pueda iniciar el trámite de registro. Se le otorgaría un número aportado por el Ministerio de Seguridad que quedaría grabado en la bicicleta, además de registrado. Y la idea es que al dueño se le entregue una credencial sin costo alguno”, indicó Mancinelli. El objetivo es que si la bicicleta es robada, el dueño pueda denunciarlo y dejar constancia de la ello en el registro.

 

“Se apunta a desalentar el mercado clandestino. Para esto se pediría a los potenciales compradores que revisen el número de la bicicleta ofrecida en el registro y estén alertas a si figura como robada. Y por otro lado, permitiría que sea más rápida la recuperación de una bicicleta robada en caso de que sea secuestrada en algún allanamiento por la policía”, resumió.

Además comentó que también está trabajando en un proyecto para crear estacionamientos para bicicletas. Se pretende obligar a las playas a destinar dos parcelas para el estacionamiento de bicicletas; además, de exigir a edificios públicos, shoppings e hipermercados tener lugares para ello.

Ignacio Blanco / Los Andes

Compró una bici robada y busca a su dueño

El sábado por la noche, mientras disfrutaba de un momento con amigos en el barrio La Estanzuela, July Andino (24) vio como un grupo de chicos se acercaban a ellos. “Nos ofrecieron una bicicleta que era evidente que no era de ellos. Pedían 500 pesos, pero les ofrecimos 200 y aceptaron. Claramente era robada”, relató la joven .

 

“Apenas la compré, publiqué en Facebook la foto avisando que la tenía y que si aparecía el dueño se la iba a devolver. Me han robado y sé lo que se siente perder lo que con tanto sacrificio uno consigue. Lo único que pido, es que por privado me den detalles de la bicicleta para asegurarme de dársela al dueño”, resumió July.

Desde el sábado, entre comentarios en la foto y mensajes privados de Facebook, a la joven le han escrito más de 100 personas que han sido víctimas de robos. Pero ninguna es la dueña de esa bicicleta.