Sociedad Miércoles, 11 de septiembre de 2019

Alertan por riesgo de un tsunami en la Patagonia

Un estudio científico anticipa un fenómeno catastrófico: la ola alcanzaría 100 metros de altura y arrasaría con la población.

Por Redacción LA

Parece de una película apocalíptica pero no lo es. El pequeño pueblo Villa Traful, de la provincia de Neuquén, está bajo la mirada de los científicos por el riesgo de un tsunami.

"No es un mito ni una locura. Luego de varios estudios concluimos que en un mes o en 100 años, un tsunami puede ocurrir en la costa del Lago Traful y puede causar serios problemas si nadie hace nada", explicó a La Nación Andrés Folguera, geólogo de la Universidad de Buenos Aires (UBA) e investigador del Conicet.

 

Villa Traful está al borde del lago, dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi. Ahí viven unas 400 personas que aprovechan al máximo la actividad turística de la zona, sobre todo en verano. El especialista hizo un monitoreo a lo largo de los últimos ocho años y notó que la ladera se mueve de manera acelerada. De allí que podría producirse un desmoronamiento de esa pared con alto riesgo de que se produzca un tsunami.

Después de varios estudios, publicados recientemente en la revista científica Journal of South American Earth Sciences, se determinó que en 22 años, los árboles se hundieron unos 8 metros: "Muchos árboles que medían 15 metros quedaron debajo del agua".

/ Shutterstock

"Los tsunamis en ese tipo de lagos son comunes y cuanto más profundos sean, más grande será la ola. Los tsunamis en los lagos son más grandes que los oceánicos", advirtió Folguera.

 

En el peor de los escenarios posibles, el tsunami podría generar una ola que arrase con la población, inunde los ríos y desborde los diques que están sobre el Río Limay.

¿Por qué? El Lago Traful tiene unos 300 metros de profundidad, por lo que una ola alcanzaría 100 metros de altura y llegaría hasta la costa sur del lago, según los cálculos empíricos que realizaron los investigadores.

 

Para Folguera, lo ideal sería elaborar un plan de evacuación masiva en caso de ser necesario, aunque antes habría que instalar un centro de monitoreo para seguir de cerca el fenómeno natural.