Política Lunes, 10 de febrero de 2020

Alberto Fernández recibió a Ricardo Alfonsín, futuro embajador argentino en España

El presidente se reunió con el dirigente radical que aseguró que la tarea encomendada es "muy importante" y que espera "poder cumplirla".

Por Télam

El presidente Alberto Fernández recibió esta tarde en su despacho de Casa Rosada al dirigente radical Ricardo Alfonsín, designado oficialmente como futuro embajador en España.

El ex diputado nacional de la UCR, confirmado por el Presidente durante su estadía en España en el marco de su reciente gira oficial europea, aseguró que la tarea encomendada es "muy importante" y que "espera poder cumplirla con éxito y estar a la altura de las circunstancias para el beneficio de los argentinos".

 

"Necesitamos tener la mejor relación posible con todos los países del mundo, con la Unión Europea, y en particular con España, que es el segundo país en inversiones en la Argentina", sostuvo el dirigente radical, en diálogo con periodistas acreditados de Casa Rosada, tras su encuentro con el mandatario.

El presidente junto al futuro embajador

Alfonsín consideró que España es "también una puerta con la Unión Europea muy importante" y que el mandato del Presidente es que trabaje "en conjunto con otros embajadores para fortalecer los vínculos" con el bloque europeo, en el marco de la "discusión" del tratado firmado el año pasado con el Mercosur, aunque "teniendo en cuenta las necesidades de cada uno de los países y tratando de conciliar aquellos aspectos en los que pudiera existir diferencias".

 

Ante una consulta de Télam sobre si Argentina propondrá una reformulación del tratado Mercosur-UE firmado el año pasado, el futuro embajador sostuvo que hasta hoy no conoce los "términos" del acuerdo entre ambos bloques comerciales, pese a haber insistido ante miembros del radicalismo que integraban la coalición de gobierno que lideraba el ex presidente Mauricio Macri, uno de los principales promotores del acuerdo.

"No conozco los términos y tampoco creo que el Presidente. Yo le reclamaba a mi partido que tuviera información y que dieran información acerca de los términos del acuerdo, de modo que no puedo opinar ahora sobre ello. Vamos a seguir trabajando porque es fundamental materializar un acuerdo de estas características que contemple, por supuesto, los intereses y las asimetrías que existen. Estoy seguro que en la UE también habrá predisposición, porque también hay asimetrías que no juegan a favor de ellos", respondió el radical.

 

Alfonsín consideró que su nombramiento en España es "un gesto" de Fernández que "hay que valorar", sostuvo que le llamó la "atención" que no se analizara la noticia como una "señal muy fuerte a favor del diálogo y de la búsqueda de consensos" y agregó: "hay que hacer un esfuerzo para que la sociedad pueda percibir que este es el camino que el Presidente viene reclamando desde la campaña presidencial y que ahora ha materializado, entre otras cuestiones, con este ofrecimiento".

En ese sentido, sostuvo que las voces críticas del radicalismo han sido "minoritarias" y que, por el contrario, ha contado con el apoyo de la "inmensa mayoría" de sus correligionario, incluidos el de los gobernadores Rodolfo Suárez (Mendoza), Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes), además de intendentes, legisladores nacionales como Martín Lousteau y Carla Carrizo, y autoridades partidarias que respaldaron "una decisión que demuestra que el radicalismo está dispuesto a actuar para terminar con la grieta".

 

"Tenemos que trabajar mucho todos los políticos, sobre todo los que tienen de una u otra manera posibilidad de influir en la sociedad para que se termine este tipo de relacionamiento entre las fuerzas políticas caracterizado por la afrenta, el agravio, la descalificación, porque así no se resuelven los problemas en ningún país. La historia lo demuestra", concluyó el hijo del ex presidente Raúl Alfonsín, reemplazante de Ramón Puerta en la sede diplomática.

El Presidente le había anunciado el nombramiento de Ricardo Alfonsín a su par español, Pedro Sánchez, y luego al rey Felipe VI, durante las reuniones que mantuvo en Madrid la semana pasada durante la gira oficial que también lo llevó por Italia y Francia.