Política Viernes, 24 de mayo de 2019

Alberto Fernández: “Hay que revisar las barbaridades jurídicas de los jueces”

El precandidato del PJ-UC aclaró, no obstante, que no piensa en intervenir el Poder Judicial. 

Por Corresponsalía Buenos Aires

El precandidato presidencial por el PJ-Unidad Ciudadana, Alberto Fernández, insistió que hay fallos judiciales que deben ser revisados porque son “barbaridades jurídicas” que afectan ilegalmente las libertades de las personas, sin que se hayan comprobado delitos. 

Fernández descartó que sus dichos sean en favor de su compañera de fórmula, Cristina Fernández de Kirchner, quien tiene doce procesamientos y seis pedidos de prisión preventiva en diversas causas por presunta corrupción.

Profesor de Derecho Penal en la Universidad de Buenos Aires e hijo de un juez, Fernández consideró que es “es ilegal” que haya exfuncionarios como Julio De Vido con prisión preventiva hace más de un año.   

 

“Es una detención absolutamente arbitraria porque en el derecho penal argentino todos somos inocentes hasta que se pruebe la culpabilidad. Y aquí nadie tiene sentencia definitiva”, sostuvo en declaraciones al canal TN.

Según afirmó, en los últimos años hubo fallos “increíbles” en la Argentina. En ese sentido, indicó que el ahora ex presidente de la Cámara de Casación Penal Juan Carlos Gemigniani ordenó la detención de Amado Boudou -a pesar de no haber sentencia firme y un recurso extraordinario en la Corte Suprema- considerando que por haber fallo de primera instancia el principio de inocencia cedía en favor de un principio de culpabilidad.

“Yo nunca escuché una cosa semejante a ninguna persona vinculada al derecho. Eso es un juez. Entonces, cuando yo digo que tienen que dar cuenta de las cosas que hacen, no sé por qué se ponen tan nerviosos. ¿Amenazar? No, amenazar no. Si yo no soy el que va a resolver eso, serán jueces. ¡Desde cuándo el Presidente resuelve la suerte de los jueces!”, expresó.

Al ser consultado sobre si planea intervenir el Poder Judicial o nombrar jueces en comisión para condicionarlos en el futuro, Fernández fue tajante: “Mi respuesta es no”. Pero aclaró: “¿Qué quieren?, ¿Que yo me haga el distraído con las cosas que escribieron este tiempo? ¿Saben por qué lo hago? No es en defensa de Cristina, es en defensa del Estado de Derecho”. 

 

Según aseveró Fernández, si él llega a la Presidencia de la República y deja todo tal cual está, se seguirán cometiendo ilegalidades contra la libertad de las personas: “Si yo dejo en pie estas barbaridades, a ustedes a mí y a los que nos están mirando (por TV) en cualquier momento pueden hacernos lo mismo. Y es por eso que reacciono”.

Fernández aclaró que “por supuesto” que no comparte lo que pidió el escritor e intelectual kirchnerista Mempo Giardinelli, quien propuso “eliminar el Poder Judicial” y crear “una nueva Constitución de origen popular para que haya un servicio judicial”.

“Él me parece un hombre muy lúcido y yo lo respecto, pero no comparto. Él no va a tener que resolver esto sino yo. Yo soy educado en el derecho y soy hijo de un juez. Sé lo que es la integridad moral de un juez. Por eso me escandalizo cuando veo lo veo en la Justicia del presente. La Justicia se ha ido degradando a lo largo de muchos años, no empezó con Macri. Pero lo que veo con Macri es de una gravedad inusual. La mayoría automática de Menem es una zoncera respecto de lo que veo con Macri”, sostuvo Fernández.

Y concluyó con que no quiere ser Presidente para indultar a Cristina Fernández ni a ninguna otra persona. “El indulto es una rémora de las monarquías”, dijo.