Política Jueves, 26 de marzo de 2020

Alberto Fernández congelará por DNU los costos de alquileres y créditos hipotecarios

La decisión tiene respaldo opositor, ante la inconveniencia sanitaria. También se prohibirán desalojos y remates por 180 días.

Por Corresponsalía Buenos Aires

En acuerdo con la oposición, el presidente Alberto Fernández ha decidido emitir un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) para congelar por 180 días los valores de los alquileres y las cuotas de los créditos hipotecarios e impedir remates y desalojos.

La decisión política fue tomada en medio de la crisis sanitaria y económica que genera la pandemia de coronavirus covid-19 en la Argentina. Pero cuenta con el respaldo político de un sector mayoritario de la oposición.

 

Resulta que los espacios políticos mayoritarios, el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, coincidieron en la inconveniencia de que se reúnan los diputados y senadores para sesionar, por las medidas de salud pública para contener la circulación del virus.

Se acordó que después de la publicación del DNU en el Boletín Oficial, los distintos espacios políticos emitirán comunicados para respaldar la decisión, al considerarla de suma necesidad debido al impacto económico de la cuarentena en los ingresos de las familias.

Este mediodía hubo una teleconferencia de la que participaron Fernández; la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra; la ministra de Vivienda y Hábitat, María Eugenia Bielsa; y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. Allí se terminó de decidir.

 

El DNU, que podría estar publicado el viernes, congelará por 180 días el precio de los alquileres y el valor de las cuotas de los créditos hipotecarios, ya sean tradicionales o emitidos en Unidades de Valor Adquisitivo (UVA); y prohibirá los desalojos y remates, según pudo saber este diario de fuentes oficiales.

El jefe de los senadores del Frente de Todos, José Mayans, aseguró que estas medidas pueden adoptarse a través de decretos de necesidad y urgencia, ante las dificultades para reunir al Congreso, en el que además aproximadamente un 30% de los legisladores son considerados “población de riesgo”.

Mayans afirmó además que mantuvo diálogos con el jefe de la oposición en el Senado, Luis Naidenoff, y que le manifestó el “compromiso” de su bancada “a acompañar” las medidas de emergencia tomadas por el presidente Alberto Fernández.

 

Si bien el DNU entrará en vigencia de forma automática una vez que esté publicado en el Boletín Oficial, cuando pase la pandemia y el Congreso vuelva a la normalidad deberá reunirse la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo para darle el respaldo institucional.

Esta comisión integrada por ocho diputados y ocho senadores, designados por el Presidente de sus respectivas Cámaras a propuesta de los bloques parlamentarios respetando la proporción de las representaciones políticas, tiene competencia para pronunciarse respecto de los de necesidad y urgencia para validarlos o rechazarlos.

Las medidas que están a punto de poner en marcha el Poder Ejecutivo venían siendo reclamadas por organizaciones que representan a quienes ahora serán beneficiados.

 

El presidente de la Federación de Inquilinos, Gervasio Muñoz, consideró como “muy importante” la decisión oficial, pero pidió directamente la cesación de ésos pagos por seis meses.

“Es muy importante porque después de muchísimos años el Estado vuelve a intervenir en el acceso a la vivienda”, dijo Muñoz a FM La Patriada. Y agregó: “Estamos pidiendo la suspensión del desalojo y del pago de alquileres porque si no, las tensiones van a ser muy fuertes”.