Política Jueves, 2 de enero de 2020

Fernández cambió su postura sobre Nisman: "Las pruebas no dan lugar a un asesinato"

En el documental de Netflix grabado en 2017, el presidente había dicho que tenía dudas acerca de un suicidio.

Por Redacción LA

El presidente Alberto Fernández cambió su postura respecto a la muerte del fiscal Alberto Nisman, ya que tras el estreno de la miniserie de Netflix dijo que "las pruebas acumuladas no dan lugar a pensar que fue un asesinato".

Las declaraciones son contrarias a las brindadas por el mandatario justamente en el documental, que fue grabado en 2017 y que pueden verse en el cuarto capítulo. En "Nisman: el fiscal, la presidenta y el espía", Fernández había sido entrevisado y sentenció en cámara: "Hasta el día de hoy dudo que se haya suicidado". Para ese momento todavía no se había reconciliado con Cristina Kirchner, ahora vicepresidenta.

 

Sin embargo, Fernández aseguró este miércoles a Clarín que los peritajes de la Gendarmería, que llevaron a la Justicia a determinar que fue un homicidio, "carecen de todo rigor científico": "Hasta hoy las pruebas acumuladas no dan lugar a pensar en que hubo un asesinato" del fiscal Alberto Nisman?. 

"Yo soy un abogado y ante una muerte como esa siempre me permito dudar. Sin embargo siempre dije que esa duda me llevaba a afirmar la teoría de la novela policial. 'Dime quién se beneficia con el crimen y te diré quién es el asesino'", explicó el Presidente, ante la reciente consulta periodística.

"Siendo así -continúa-, era obvio que si se trataba de un crimen Cristina (Kirchner) era la única perjudicada. Por lo tanto ella debía ser ajena al hecho", consideró, acerca de alguna responsabilidad de la ex presidenta.

 

Alberto Fernández confirmó que la nota para la miniserie de Netflix fue hecha en 2017 y relató que "me preguntaron sobre (Jaime) Stiuso, la idea de que Irán estaba detrás del tema y el memorándum con Irán", sobre el cual ratificó que "fui y soy crítico".

"Nisman: el fiscal, la presidenta y el espía" cuenta con seis capítulos de una hora cada uno en un formato clásico de documental con una mezcla de entrevistas con imágenes de archivo.

Nisman apareció muerto en el baño de su departamento, ubicado en la zona porteña de Puerto Madero, el 18 de enero de 2015, luego de denunciar a la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner de intento encubrimiento a los sospechosos del atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), ocurrido en julio de 1994, que dejó un saldo de 85 muertos.