Política Jueves, 23 de mayo de 2019 | Edición impresa

Alberto Fernández, ausente en la campaña del peronismo local

La figura del ex jefe de gabinete kirchnerista no aparece en  los carteles. Fernández Sagasti sigue apoyándose en Cristina.

Por Gabriela N. Sánchez - gasanchez@losandes.com.ar

El sábado pasado Cristina Fernández anunciaba a través de las redes sociales su precandidatura a vicepresidenta y que le había pedido a Alberto Fernández que liderara la fórmula. El video de casi 13 minutos se viralizó y desde distintos puntos del país los dirigentes y gobernadores salieron a festejar el lanzamiento. 

Sin embargo, a cinco días del sorpresivo anuncio, la figura del elegido de Cristina brilla por su ausencia en la campaña de los peronistas mendocinos. 

 

La precanidata a gobernadora por el “cristinismo” Anabel Fernández Sagasti fue la primera en salir a celebrar la decisión de la ex presidenta con un “Inmensa” en Twitter. Y aunque en las redes bromeó con alusiones a la “triple Fernández” (por el apellido de la flamante fórmula nacional y el suyo), sus mensajes de campaña siguen apoyándose en la figura de Cristina Kirchner, con quien se muestra abrazadas y sonrientes, mientras que la de Alberto Fernández aún no aparece en carteles y mensajes, como tampoco el nombre del reciente candidato a presidente.

En el otro sector del peronismo local tampoco hay señales de “albertismo” en la campaña. Alejandro Bermejo, el precandidato que competirá con Fernández Sagasti en las PASO, recién el lunes se expresó en su cuenta de Twitter sobre el anuncio de la ex presidenta. “Valoro la decisión de Cristina y creo que Alberto Fernández es uno de los más valiosos dirigentes que tiene el justicialismo. Hay otros dirigentes muy valiosos. Lo importante es que se unan”, escribió.

 

El camino que ha elegido Bermejo para su campaña es -por ahora- vincularse lo menos posible con el escenario nacional, estrategia que algunos leen como una forma de no “pegarse” demasiado a un referente que después le pueda jugar en contra en las elecciones provinciales, que están desdobladas.

Lo cierto es que Alberto Fernández nunca contó con una expresión o agrupación que lo sostuviera en la provincia. El ex jefe de gabinete de Néstor y Cristina Kirchner solamente tiene dos respaldos políticos: el Partido del Trabajo y la Equidad que él fundó en 2012 y alcanza solo a Buenos Aires, y el Grupo Callao, un conjunto de intelectuales con los que tiene afinidad.

 

Por lo que en Mendoza -y en el resto del país- aún debe ganar apoyo territorial si quiere constituirse en un candidato con fuerza propia. Es decir, despegado de Cristina.

Mientras tanto, en el búnker de Fernández Sagasti reconocen que seguirán utilizando las mismas fotos que ensalzan a CFK. “Nosotros vamos a seguir con la misma línea de Cristina. Vamos a incluir a Alberto pero la centralidad política va a seguir estando en Cristina”, aseguró la senadora nacional.

 

“Tengo una muy buena relación con Alberto. Hemos trabajado en varias provincias juntos y hemos dialogado con referentes para que el PJ gane en todos lados. Lo conozco y sé del compromiso que tiene con Mendoza”, agregó. 

La precandidata a gobernadora por Unidad Ciudadana dijo que está trabajando para que Cristina y Alberto Fernández vengan a la provincia a respaldar en persona su fórmula pero por ahora no hay nada confirmado. Sí traerán, el viernes, al diputado nacional Axel Kicillof, mucho más cercano al cristinismo que al “albertismo”.

 

El que se mantiene cauto y a la expectativa de definiciones nacionales es Bermejo. “La fórmula FF aceleró los tiempos en el escenario nacional y con la Convención de la UCR se van a terminar de posicionar todos los sectores. Esperamos las propuestas de los presidenciables para ver qué es lo mejor para Mendoza porque más allá de la fórmula, veo la necesidad de un presidente con un liderazgo fuerte, una mirada federal y que tenga en cuenta las economías regionales”, explicó el precandidato del PJ ortodoxo. 

El que festejó y se mostró muy conforme con la fórmula liderada por Alberto Fernández es el presidente del PJ local, Guillermo Carmona. El lanzamiento le ayudó a resolver en alguna medida la eterna disyuntiva de ser kirchnerista a nivel nacional y aliado de los intendentes a nivel local, alejándose de Unidad Ciudadana, la expresión del peronismo que aglutina al kirchnerismo más ortodoxo. 

 

“Yo veo que hay una evolución positiva con el correr de los días. Por un lado el gesto de Cristina de estar en segundo lugar y la amplitud que genera Alberto Fernandez como precandidato a presidente. Hay adhesiones del kirchnerismo y de otros sectores, como los gobernadores”, dijo.

“Además, hay un fenómeno de aceptación en la militancia. Y los precandidatos a gobernador de Mendoza han hecho un llamado a la unidad a nivel nacional muy importante. Tanto en las listas de Bermejo como en la de Sagasti hay dirigentes que simpatizan con diferentes dirigentes nacionales y esperamos que esa confluencia de expresiones contribuya al peronismo de Mendoza”, cerró.