Espectáculos Sábado, 9 de noviembre de 2019 | Edición impresa

Aguante la ficción - Por Mariana Szöke

Por Mariana Szöke

Lxs Perrxs
 

23.05 hs. Me senté a esperar la única línea de colectivo que pasa por allí. Su frecuencia no es más problemática que el transcurso de los días. Ellos gotean como canillas de casas viejas.

Es tarde, el micro sigue sin dar señales. Cada cinco minutos chequeo la aplicación en el celular pero obtengo la misma respuesta: 6 min. para el arribo. La luminaria tenue de la calle hace más intenso el no olvido, de todo lo que recuerdo ahora. Nadie habita en la parada y tanta quietud por todos lados comienza a impacientarme. Cincuenta minutos pasaron, por fin veo las luces pequeñas en el fondo. No es necesario estirar el brazo para que el coche frene. La puerta en simultáneo con el ruido del freno, se abre y asciendo.

Hubiera querido que otra cosa pasara; que el ermitaño abandonara la casa; que los cueros vencidos se arreglaran. Un poco de todo o algo de aquello, pero eso tampoco ocurrió de ese lado, que fue nuestro