Espectáculos Sup. Cultura Sábado, 27 de octubre de 2018 | Edición impresa

Aguante la ficción

Por Damián Ramírez

840

Ella emigra. Observa la ciudad desconocida y sonríe. Lega en el amor, cae en los brazos de él. Reclusa e ilusa: lame, gime y llora. Él es cruel, con ella lucra.   

Camuflaje

Lo único que tuve que hacer para descubrir con quien me engañaba fue vestirme con su piel. 

Devoción

El cura Manuel, director del orfanato, es admirador y fiel seguidor de la Virgen María. La lleva con él a todos lados, le cuenta sus cosas y hasta se acuesta con ella. También le lee cuentos para que se duerma.

Ella

Mi novia ya no está y sus cosas quedaron por toda la casa. La extraño. Sus labios están ahí, en la mesa, siempre listos para tomar unos mates o charlar un rato. Sigo encontrando sus pelos en la ducha, que se alacian con el agua caliente. Cuando me acuesto, todavía siento sus pies fríos buscando mi calor y veo su cabeza sobre la almohada. Debería tirar sus cosas. Pero es lo todo lo que me queda de ella.