Espectáculos Domingo, 1 de diciembre de 2019 | Edición impresa

Adaptaciones: de la pantalla chica a la grande

Acaba de llegar a los cines “Los Ángeles de Charlie”, una nueva adaptación de la serie que fue furor en los ‘70.

Por Leo González - Especial para Estilo

Entre 1976 y 1981 se emitió por la cadena ABC “Los Ángeles de Charlie” (Charlie’s Angels), una serie que trataba sobre tres mujeres que se recibían en la academia de policía y se frustraban al ver que las asignaban a trabajos en donde no eran capaces de demostrar todo lo que podían hacer. Entonces eran reclutadas por la agencia de detectives de Charles Townsend como investigadoras privadas. Así iban resolviendo los diferentes casos que les eran asignados. 

El programa tuvo una adaptación al cine homónima “Los Ángeles de Charlie” (Charlie’s Angels, 2000), con Cameron Diaz, Drew Barrymore y Lucy Liu. Y que generó una secuela “Los Ángeles de Charlie: Al Límite” (Charlie’s Angels: Full Throttle, 2003). Sony, la compañía productora, tenía planeado una tercera y cuarta parte, pero como le fue tan mal en taquilla a la segunda parte, decidieron cancelar sus planes por un tiempo. 

Dieciséis años después llega este relanzamiento que tiene a Kristen Stewart, Naomi Scott y Ella Balinska como los nuevos “ángeles”. La trama cuenta que los Ángeles de Charlie siempre han proporcionado servicios de seguridad e investigación a clientes privados, y ahora la Agencia Townsend se ha expandido internacionalmente con varios equipos de Ángeles guiados por otros tantos Bosleys. Cuando un joven ingeniero de sistemas llama la atención sobre una peligrosa tecnología, los Ángeles son llamados a la acción, arriesgando sus vidas por protegernos a todos.

Cada tanto Hollywood reflota la idea de hacer adaptaciones fílmicas de series que han sido suceso en la pantalla chica o, al menos, son recordadas con mucho cariño por un público masivo. 

El pensamiento es simple: elegir shows populares y atraer fanáticos al cine. Claro que la receta no siempre les funciona bien. En este informe vamos a repasar algunas de las series que -para bien o para mal- tuvieron su adaptación a la pantalla grande. No vamos a incluir aquellas que fueron productos realizados con los elencos originales de los programas, lo cual podría tener más sentido. 

 

Johnny Depp fue uno de los protagonistas de “Comando Especial” (21 Jump Street, 1987-1991), que trataba sobre una unidad especializada en hacer investigaciones en delitos cometidos por jóvenes. La serie era, claramente, policial y mezclaba drama. En 2012 Jonah Hill y Channing Tatum protagonizaron la adaptación que tenía bastante de comedia. También tuvieron secuela: “Comando Especial 2” (22 Jump Street, 2014). 

“Jim West” (The Wild Wild West, 1965-1969) era uno de los primeros agentes secretos que, junto a su compañero Artemio Gordon, resolvían casos en el Viejo Oeste. Una muy divertida serie protagonizada por Robert Conrad y Ross Martin porque los personajes usaban disfraces y cualquier artilugio posible en sus misiones (sí, el show había nacido bajo la influencia de James Bond). Warner decidió que Will Smith fuera el protagonista de “Wild Wild West” (1999), en uno de los peores filmes de ese año. Nada funcionó en ese largometraje. 

Comando Especial | Gentileza

En “Patrulla Juvenil” (The Mod Squad, 1968-1973) a tres jóvenes que tenían problemas con la justicia, les ofrecían la oportunidad de librarse de ir a la cárcel si accedían a trabajar como agentes de incógnito para la policía. Claire Danes, Omar Epps y Giovanni Ribisi fueron el trío elegido de “Patrulla Juvenil” (The Mod Squad, 1999). Acá los jóvenes eran reclutados por un policía encubierto que era asesinado, y ellos decidían resolver el caso y demostrar su lealtad. Fue un fracaso. 

Una serie de ciencia ficción familiar -sí, combo extraño- fue “Perdidos en el Espacio” (1965-1968). En esta comedia, que trascurría en el lejano año de 1997, el profesor John Robinson (Guy Williams) decidía abandonar la Tierra y mudarse con su esposa (June Lockhart) y sus tres hijos (Marta Kristen, Angela Cartwright y Bill Mumy) a un planeta habitable del sistema Alpha Centauri. Emprendían un viaje que era saboteado y terminaban desviándose de su trayectoria. En 1998 se realizó la película homónima con nombres de la talla de William Hurt, Mimi Rogers, Gary Oldman, Matt LeBlanc y Heather Graham. Todo el elenco firmó para hacer una trilogía, pero la primera no pudo recaudar ni el presupuesto con que se había realizado. 

Una serie policial emblemática fue “Starsky y Hutch” (Starsky and Hutch, 1975-1979), conocida como “Los Aventureros” en nuestro país. Esta pareja de detectives llevaba la acción a otro nivel nunca antes visto en la televisión de esos años. En 2004, el director de “Guasón” (Joker, 2019), Todd Phillips sacaba una adaptación en tono de comedia bastante interesante con Ben Stiller y Owen Wilson. 

“Los Duques de Hazzard” (The Dukes of Hazzard, 1979-1985) se mantuvo durante años gracias al amor que le teníamos al General Lee, el auto de los primos Bo (John Schneider) y Luke (Tom Wopat). En 2005 llegó una innecesaria película con Seann William Scott, Johnny Knoxville y Jessica Simpson, en la que la trama giraba en torno a evitar que las autoridades cierren el negocio familiar de alcohol ilegal de la familia Duke. Cómo será de mala, que los actores de la serie declinaron hacer cameos después de haber leído el guion.

 

“Los Vengadores” (The Avengers, 1961-1969) nos presentaba a dos espías británicos: el flemático John Steed (Patrick Macnee) y la sensual Emma Peel (Diana Rigg), que resolvían casos en plena Guerra Fría. Ralph Fiennes y Uma Thurman se hicieron cargo de esos personajes en el filme de 1998. Steed y Peel luchaban contra Sir August de Wynter (Sean Connery), un antiguo miembro del Ministerio del Interior que planea controlar el mundo por medio de una máquina que maneja el clima. Este filme es directamente una vergüenza y merece el olvido. 

Los Vengadores | Gentileza

Uno de los programas más queridos en Argentina fue “Brigada A” (The A-Team, 1983-1987), en donde seguíamos las aventuras de Hannibal (George Peppard), Faz (Dirk Benedict), Murdock (Dwight Schultz) y Mario Baracus (Mr. T), cuatro veteranos de la guerra, tratando de llevar justicia a los que más lo necesitaban mientras eran perseguidos por la justicia militar. Y salió “Brigada A” (The A-Team, 2010) en donde Vietnam se cambió por Irak, y se ponía el foco en por qué estos soldados se convertían en desertores al ser acusados de un crimen que no habían cometido. Liam Neeson, Bradley Cooper, Quinton “Rampage” Jackson y Charlto Copley trabajaron en este bodrio, que también tuvo que tirar por tierra la secuela que tenían planeada al fracasar en taquilla.

Una película a la que le fue bien fue a “Los locos Addams” (The Addams Family, 1991).

La trama giraba en torno a una madre y su hijo, con la ayuda de un abogado inescrupuloso, trataban de hacerse con la fortuna de esta peculiar familia. Tuvo una secuela, “Los locos Addams II” (Addams Family Values, 1993), en la que una “inocente” niñera enamora al tío Lucas con intenciones de asesinarlo. La serie original se emitió de 1964 a 1966. 

No es que “Baywatch” (1989-2001) descollara por su originalidad en la trama. Contaba las aventuras personales y profesionales de vigilantes y socorristas de las playas de California, pero fue el show más popular de su época y el más vendido de la historia de la televisión. No se merecía la infame “Baywatch: Guardianes de la Bahía” (Baywatch, 2017) con Dwayne Johnson, Zac Efron y Alexandra Daddario. Mitch Buchannon (Johnson) chocaba con un petulante socorrista novato (Efron) hasta que se juntaban para impedir un complot que amenazaba el futuro de la Bahía. No vale malgastar minutos en ella. 

Baywatch | Gentileza

Los oficiales de policía motorizados Jon Baker (Larry Wilcox) y Francis Poncherello (Erik Estrada) eran los protagonistas de “CHiPs” (1977-1983). Esta serie de acción tuvo bastante éxito, pero en 2017 se hizo un largometraje con Michael Peña y Dax Shepard que no se definía entre ser de acción o comedia. Este engendro mostraba la unión de Baker (Shepard) y Ponch (Peña) investigando un robo de millones de dólares, en el que podía haber policías implicados.

 

Por último, el año que viene se estrena “Fantasy Island” (2020). En la serie de tv, “La Isla de la Fantasía” (Fantasy Island, 1977-1984), el señor Roarke (Ricardo Montalbán) junto a su ayudante Tattoo (Hervé Villechaize) hacía realidad los sueños y las fantasías más extravagantes de los huéspedes que los visitaban. Aunque todavía no se estrenó, esta adaptación vale como ejemplo porque en este filme el enigmático Sr. Roarke (Michael Peña) también hace realidad los sueños de los afortunados huéspedes que acuden a su lujoso y remoto resort tropical. La diferencia es que sus fantasías se convertirán en pesadillas, y los invitados deberán resolver el misterio que oculta la isla para poder escapar con vida. Veremos cómo le va.

Fueron muchos los largometrajes que vienen de series. Es más, ni siquiera nombramos los filmes que provienen de series animadas (será en otra nota). Lo que es seguro es que seguirán existiendo y nos sentiremos traicionados en algunos casos, o en otros -los pocos- estaremos complacidos. Podremos mostrarles a las nuevas generaciones de qué se trataban, más o menos, los programas que nos hacían felices en nuestra niñez o juventud. La nostalgia reciclada seguirá con vida.