Policiales Martes, 13 de agosto de 2019 | Edición impresa

Acusado por el choque fatal de la Costanera continuará en la cárcel

El juez de Garantía, Sebastián Sarmiento, coincidió con el pedido del fiscal Giunta y rechazó el reclamo de la defensa por la domiciliaria.

Por Oscar Guillén - oguillen@losandes.com.ar

José Caccia -el conductor imputado por la muerte de los pequeños Agustín (7) y Abril Kruk (3), deberá esperar el juicio en la cárcel (donde se encuentra desde el hecho), luego de que se le negara el pedido prisión domiciliaria.

La decisión fue tomada ayer por el juez de garantías, Sebastián Sarmiento, quien se opuso al pedido realizado por el abogado Carlos Moyano, defensor del acusado. 

 

En el mismo sentido que el  magistrado se expresaron el fiscal de Tránsito, Fernando Giunta, Mariano Tello (abogado de la madre de las víctimas) e Ignacio Aragonés ( abogado del padre).

Sarmiento rechazó el planteo porque la solicitud no estaba comprendida entre las previsiones que establece la ley para el otorgamiento del beneficio.

 

Además consideró que las pericias realizadas a Caccia no ofrecían un resultado contundente.

Los argumentos

Moyano argumentó el pedido indicando que su cliente, tras el accidente ocurrido en diciembre pasado, no escapó del lugar sino que, por el contrario, auxilió a los niños.

 

El defensor sostuvo que la prisión domiciliaria no representaba un riesgo de fuga y que tampoco había riesgo procesal. 

Además, Caccia, según algunos psicólogos que lo trataron sufre de estrés postraumático y puede presentar una conducta suicida.

Por su parte el fiscal y los querellantes desestimaron estas pericias que también señalan a Caccia como un individuo que mostró frialdad, distancia afectiva ante el hecho.

 

Tras indicar que existe riesgo de fuga y peligro para la investigación de la causa, solicitaron que no se le otorgara la domiciliaria.

Mariano Tello, detalló que la situación del imputado está lejos de lo que establece la ley. Es decir, no tiene 70 años, no está enfermo y no es discapacitado. 

 

El caso

El siniestro fatal ocurrió el 14 de diciembre pasado, a las 19.30, en Costanera y Matienzo, de Guaymallén, cuando Carla Pagliaricci, junto a sus dos hijos - Agustín (7) y Abril Kruk (3)- iban a cruzar la Costanera para ir a jugar a una plaza de Ciudad.

En ese momento, transitaba el transportista Sergio Miranda a bordo de un camión (de Oeste a Este y a baja velocidad) por Matienzo para ingresar a Costanera. En dirección contraria -de Este a Oeste-  iba un VW Gol conducido por Oscar Peca, en estado de ebriedad.

 

Con este panorama se encontró José Caccia, quien se movilizaba a bordo de un viejo Ford Farlaine por Costanera hacia el Norte.

Caccia venía a una velocidad considerable (los testigos dicen que iba a más de 60 kilómetros), cuando intentó frenar el auto pero finalmente se fue contra la vereda noroeste, donde estaba la familia Kruk, embistiéndolos.

 

Madre e hijos resultaron gravemente heridos. Agustín murió en la madrugada el sábado 15, cuando estaba internado en el hospital Notti.

Carla, la madre, a pesar de estar herida solicitó el alta voluntaria y fue a cuidar a los niños. El 22 de diciembre, Abril sufrió una falla multiorgánica y falleció también en el hospital Notti.