+ Deportes Viernes, 8 de noviembre de 2019 | Edición impresa

Acuerdo: la Lepra abrirá sus puertas

Finalmente hubo solución entre el Ministerio de Seguridad y la dirigencia azul; serán 110 los efectivos que custodiarán el juego.

Por Juan Azor - jazor@losandes.com.ar

Fueron horas, e incluso días, de mucha incertidumbre en Avenida Las Tipas. Cuando el Ministerio de Seguridad le informó a la dirigencia de Independiente Rivadavia que debía contratar 150 efectivos para el operativo de seguridad con motivo del encuentro frente a Deportivo Morón, estallaron. El incremento implicaba 60 efectivos más de los que habitualmente contrata el club del Parque cuando el equipo juega en el Bautista Gargantini. De 94 policías, se pasó a 160. ¿El motivo? “Nadie nos dijo nada ni dieron explicaciones; ellos toman las decisiones y nosotros acatamos. No tuvimos ni la chance de realizar un descargo. Suponemos que fue por los incidentes con motivo del encuentro frente a Deportivo Maipú por la Copa Mendoza, pero no tenemos certeza. En los últimos dos años no tuvimos un solo incidente jugando como local”, confió Ignacio Berríos, el presidente de la entidad.  

Según estimaciones que realizaba la dirigencia, la apertura de cancha iba a tener un costo de 450 mil pesos. Durante la siesta mendocina, Berríos se mostraba confiado en conseguir el dinero, aunque a esa hora de la tarde, no había certeza alguna. 

 

La disposición para la contratación de un servicio policial para eventos de cualquier índole, establece que el pago debe realizarse “24 horas hábiles antes del día del evento”, tal como se lee en la página del Gobierno de Mendoza. Ese plazo expira hoy. 

Finalmente, con el sol cayendo tras las montañas mendocinas, llegó la novedad que trajo tranquilidad: “acaba de llegarnos una nota del Ministerio de Seguridad, donde reducen la cantidad de efectivos contratados: nos piden 110, lo que significa que el operativo nos costará 260 mil pesos”, afirmó el presidente. 

 

A ese monto hay que agregar unos 20 mil pesos en empleados de UTEDyC, que se encargan de controlar los accesos al estadio, y unos 80 mil que corresponden a quienes cumplen funciones de seguridad privada. 

Ignacio Berríos, Presidente de Independiente Rivadavia. | Marcelo Rolland / Los Andes

“La medida era perjudicial y podría habernos hecho mucho daño. Los hinchas involucrados en los incidentes no tienen idea lo que cuesta abrir la cancha; con esos actos están matando a la gallina de los huevos de oro”, expresó. 

 

Es que la dirigencia ya había decidido pedir a los sponsors adelantos de dinero (“no partidas extras”), lo que hubiera significado baches de dinero en los próximos meses. 

“Ahora si tenemos el dinero. Habíamos juntado la plata para un operativo normal y finalmente pudimos resolver la situación”, cerró Berríos.

 

La situación económica en la Lepra no es la mejor. Y mientras la dirigencia busca soluciones, el hincha deberá comprender el alcance de sus actos de violencia. 

Gimnasia viajará con un solo cambio

La suspensión por cinco amarillas que recibió Renzo Vera obliga a Diego Pozo a reconstruir la defensa blanquinegra y Brian Alférez es el elegido para cubrir el lugar que dejará vacante el entrerriano. Sin embargo, no fue la única modificación que se pudo apreciar en la práctica de ayer, realizada en el Víctor Antonio Legrotaglie: Gonzalo Marronkle sufre una dolencia en el tobillo izquierdo y fue reemplazado, por precaución, por Ignacio Morales. En la práctica de hoy, el cuerpo técnico definirá si el delantero que viene de militar en el fútbol vietnamita será de la partida en el duelo del próximo domingo, en Adrogué.  

 

Tomás Marchiori en el arco; Alejandro Molina, Diego Mondino, Alférez y Leandro Aguirre en defensa; Santiago López, Iván Ramírez; Gonzalo Berterame, Fernando Cortés e Ignacio González en la zona de volantes y Marronkle o Morales en la ofensiva son los nombres que rondan la cabeza del entrenador, quien aprovechó el entrenamiento para  realizar varias pruebas en diversos puestos, pensando alternativas a la hora del choque frente a Brown (Adrogué), el domingo, desde las 15.30, bajo el arbitraje de Lucas Comesaña.  

Tras la finalización de la práctica pautada para hoy, el plantel emprenderá viaje, en colectivo, a Buenos Aires, donde quedará concentrado a la espera del encuentro.

 

La vuelta de dos referentes

Con las urgencias a flor de piel, la Lepra entrenó ayer pensando en Deportivo Morón, el rival del próximo domingo, a las 18,  en el Bautista Gargantini, bajo el arbitraje de Mariano González. Y Matías Minich tiene motivos para sonreír: para este juego vuelven dos hombres importantes: Mauro Navas y Gonzalo Klusener. 

Mientras que el defensor se mostró completamente recuperado del desgarro en el recto anterior del cuádriceps de la pierna izquierda, el delantero vuelve tras una fecha de suspensión por acumulación de amarillas. 

 

De esta manera, los once para recibir al Gallito serían: Cristian Aracena; Navas, Rodrigo Colombo, Franco Ledesma, Franco Negri; Julián Marcioni, Santiago Úbeda, Julián Marchioni o Nicolás Quiroga, Matías Viguet; Pablo Palacio; y Gonzalo Klusener.