Sociedad Domingo, 20 de octubre de 2019 | Edición impresa

Abusos en el Próvolo: 9 claves que resumen el primer mes de juicio

Lo sucedido en el instituto religioso hace de este caso el más resonante de los que involucran a la Iglesia en Mendoza.

Por Ignacio de la Rosa - idelarosa@losandes.com.ar

Es el caso de abuso sexual eclesiástico más importante de la historia de Mendoza. Y uno de los más relevantes en territorio argentino, si se tiene en cuenta que tiene entre sus imputados y acusados (14 en total) a dos sacerdotes y a dos monjas, los primeros señalados como autores de violaciones y tocamientos contra menores. 

Más de 20 niños, niñas y adolescentes sordos que estudiaban y dormían en el instituto religioso Antonio Próvolo (Luján) denunciaron a partir de fines de noviembre de 2016 haber sido abusados, corrompidos y maltratados por las autoridades religiosas del instituto, y también por personal administrativo. Violaciones, tocamientos, golpes y amenazas son algunas de las aberraciones que más se han oído en el primero de los juicios por los abusos, que comenzó el 5 de agosto y que el jueves ya cumplió con su audiencia 32.

 

Estas son las claves y conclusiones más destacables de este primer mes hábil de juicio, que podría llegar a su fin en diciembre. 

El primero de los debates tiene a dos curas (Nicola Corradi -83- y Horacio Corbacho -59-) y a un ex jardinero (Armando Gómez -49-) imputados y acusados de haber cometido entre los tres 28 hechos de abuso sexual y de corrupción de menores. Muchas de las conclusiones que se desprenden de las declaraciones en el debate no hacen más que corroborar lo ya recabado por el fiscal Gustavo Stroppiana durante la instrucción.

 

1 Sistemáticos y similares. El caso Próvolo mendocino reactiva la causa judicial por episodios idénticos ocurridos en la sede del instituto en La Plata. Tanto aquí como allá y a partir de las declaraciones de los ex alumnos (muchos de ellos, víctimas) se deduce que no se trataba de hechos aislados.

Una práctica frecuente -según las declaraciones- fue que antes de elegir a las víctimas, los agresores las ponían a prueba y a quienes no oponían resistencia, se los terminaba por someter. De manera similar se ponía a prueba a los padres de los chicos.

 

Ha quedado confirmado que en el lugar no se enseñaba Lengua de Señas Argentina (LSA), sino que manejaban una lengua de señas casera, lo que dificultaba la comunicación entre los chicos y sus padres. 

2 Cura Corbacho, el más acusado. El más joven de los sacerdotes es quien más denuncias tiene, ya que carga con 16 imputaciones frente a las seis del cura Corradi y a otras seis del jardinero Gómez. 

 

Corbacho está señalado por ex alumnas, quienes lo acusan de haberlas abusado con acceso carnal, en los baños de los albergues, en un vehículo y en su propia habitación.

Otros ex alumnos han declarado que era común que el cura llevara a varios chicos a su habitación, sentara a algunos en su falda, los filmara con una webcam, luego los echara a golpes y se quedara con alguna de ellas.

 

3 El cura Corradi sumó dos denuncias por violación. El octogenario sacerdote era regente y máxima autoridad del Próvolo mendocino. Entre las seis imputaciones que lo llevaron a juicio tiene un par como partícipe de abuso sexual agravado, otras dos por episodios de corrupción de menores, una por abuso sexual agravado y otro por abuso sexual en tentativa.

Sin embargo, dos ex alumnos que declararon durante el juicio acusaron al italiano como autor de abusos con acceso acceso carnal. Así, una vez concluido este juicio se le deberían imputar estos dos hechos. A ellos se suman las acusaciones en La Plata, donde Corradi estuvo antes de ser trasladado a Mendoza y donde ex alumnos lo señalan como autor de ataques sexuales.

 

4 La monja Kosaka espera su juicio. La monja japonesa Kumiko Kosaka (44) integra la segunda causa del Caso Próvolo, que aún no llega a juicio y tampoco tiene fecha de debate. La religiosa tiene imputaciones que la ubican como partícipe primaria y como autora de abusos.

Los abusos del Próvolo son abordados en tres causas y la primera es la que actualmente está desarrollándose en el juicio a Corbacho, Corradi y Gómez. La segunda juzgará a Kosaka y una tercera, a la ex directora Graciela Pascual y a otra monja, Asunción Martínez.

 

Sin embargo, las declaraciones en el actual juicio servirán como pruebas durante el debate destinado a Kosaka, ya que todos los ex alumnos la señalan como violenta, entregadora, encubridora (una joven sostiene que le puso pañales luego de que Corbacho la vejara en el baño) y hasta como autora de abusos simples y de hechos corrupción, ya que las declarantes coinciden en que las tocaba y hasta las filmaba mientras se bañaban en el instituto.

5 Eludir las acusaciones. Las autoridades del instituto -siempre de acuerdo en lo que han coincidido varios padres- tenían sus mecanismos para “zafar” de las acusaciones.

 

Todos señalan a la ex representante legal Graciela Pascual (imputada en la causa tres y mano derecha de Corradi) como quien se encargaba de dar vuelta la situación cuando iban con un reclamo. Muchos coinciden en que Pascual los amenazaba con denunciarlos si hablaban de los supuestos abusos. Por momentos hasta quería convencer a los adultos de que sus hijos podrían haber sido abusados afuera y hasta insinuaba que los hechos no eran contra su voluntad porque podían ser homosexuales.  

6 Los peritos ratifican los hechos. Los especialistas del Equipo de Abordaje de Abuso Sexual (Edeaas) y del Cuerpo Médico Forense que han declarado coinciden en que no hay fabulación y que los relatos de las víctimas son verosímiles y coherentes. 

 

A ello se suma lo aportado por una médica del Hospital Notti, quien en 2006 atendió a una chica que estudiaba en el lugar. Esta joven denunció haber sido abusada en grupo y la especialista detalló que cuando la atendió se evidenciaron lesiones que coinciden con las que puede ocasionar un abuso.  

7 Acusados, pero fuera del caso. Durante las testimoniales han ido entrando en escena protagonistas que están fuera de los imputados en el Caso Próvolo. Uno de ellos es el “hombre vestido de cura” al que se refirieron dos ex alumnas como el autor de dos violaciones. Sin embargo, este hombre no ha sido identificado. 

 

También entre estos personajes se destaca el ex administrativo que estuvo acusado al principio, aunque luego fue sobreseído por inimputabilidad. Muchos ex alumnos lo señalan como autor de abusos y hasta de cometer zoofilia. Y también aparece aquí el cura Ramón Amarilla, quien estuvo al frente del instituto luego de que detuvieran a Corradi y hasta que cerrara sus puertas (fines de 2016). Aunque no está imputado en el caso, tiene otra denuncia por vender sábanas y ofrecer otros productos que pertenecían al Próvolo mientras estuvo cerrado. 

8 Cuadernos paralelos. Durante la instrucción se encontraron varios libros de actas y cuadernos “paralelos” en el instituto, distintos a aquellos que presentaban a la DGE y con novedades.

 

Mientras que en los escritos oficiales las anotaciones no incluían nada fuera de lo normal, en los paralelos se destacaban distintas anotaciones referidas a conductas extrañas y “sexualizadas” de los chicos.

9 Posible sentencia en diciembre. Aunque comenzó con muchas interrupciones, durante las últimas semanas el juicio se encarriló en un ritmo continuo, que de mantenerse podría llevar a que se dicte sentencia en diciembre.

Doble descompensación

En la audiencia del miércoles se vivió una situación por demás tensa. Pasadas las 12.20 declaró ante los jueces la ex esposa de Armando Gómez. La mujer destacó que tenía una imagen de “buena persona” de su ex pareja, con quien tiene una hija. Y destacó que no ha querido ahondar en las acusaciones sobre el ex jardinero. “Tengo muchas preguntas sin respuestas” destacó sobre las acusaciones. 

 

Según destacaron los abogados querellantes, durante su declaración se fue evidenciando que la mujer no la estaba pasando bien. Y, de hecho, tras haber declarado durante poco más de 20 minutos -y ya afuera de la sala- se descompensó en los pasillos de Tribunales. Personal médico debió asistirla. 

Mientras esto ocurría, dentro de la sala -donde permanecían los imputados antes de ser trasladados- tambien Gómez se descompensó a raíz de un pico de presión. También debieron asistirlo.

Confirman prisión a la ex directora del lugar

La jueza Alejandra Alonso ratificó el viernes la prisión preventiva para la ex representante legal del Próvolo, Graciela Pascual (integra la causa 3) por 17 días.

 

Luego de una serie de idas y vueltas -y a lo que fuentes de la causa denominaron como “conductas desleales y de dilación” por parte de la defensa técnica- la magistrada puso fin a esta situación y confirmó que “La Jefa” (así la llaman los ex alumnos) aguardará el inicio del juicio en prisión.

Los números de la causa

Audiencias: 32 (desde el 5 de agosto)

Ex alumnos que han declarado: 16

Total de testigos que han declarado: 49

Testigos propuestos al principio: 97. No obstante, ya se hizo una primera reducción y podría haber una nueva si lo acuerdan las partes.

Imputados en esta causa: 3

Condenado en esta causa: Jorge Bordón, ex monaguillo. Fue condenado a 10 años en setiembre de 2018 al reconocer la autoría de hechos.

Penas que arriesgan: de 10 a 50 años de prisión.