Política Domingo, 12 de agosto de 2018 | Edición impresa

A un año de las PASO, en el oficialismo de Mendoza no se baja nadie

Cambia Mendoza tiene al menos 5 pre-postulados para suceder a Cornejo, quien todavía no bendijo a nadie.

Por Horacio Meilán - hmeilan@losandes.com.ar

Falta un año para las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) 2019 y mientras la oposición provincial busca un norte -y un candidato, en el oficialismo de Cambia Mendoza hay al menos 5 pre postulantes para suceder al gobernador Alfredo Cornejo. 

La dirigencia en pleno, incluyendo al propio mandatario, dice que “no es momento” de hablar de postulaciones. Pero lo cierto es que los nombres se mantienen y nadie se baja.

Todos coinciden en la necesidad de que el candidato salga “de una mesa de consenso” encabezada por Cornejo. Aunque nadie descarta un escenario de primarias. 

El dilema es el perfil del futuro candidato. Se dirime entre uno que garantice “continuidad”, o alguien con ideas y proyecto propios.

Cornejo ha lanzado su consigna: “Quien quiera ser candidato debe lucirse como funcionario”. Entonces la mirada se fija en su gabinete, donde se destaca el ministro de Economía e Infraestructura, Martín Kerchner.

Quienes lo apoyan resaltan que Cornejo “no habló de buen dirigente o intendente, sino de ‘funcionario’”, recalcando su rol.

“Es el único que realmente trabaja para gobernar”, lanzó un ultra cornejista cercano al “súper ministro”.

Y ante el hecho de que puede “medir poco” en las encuestas, contraponen: “Si lo apoya Cornejo la medición cambia”. 

Kerchner no niega que ser gobernador es uno de sus “grandes sueños”. Pero ese sueño bien pueden tenerlo otros, como los intendentes Rodolfo Suárez (Capital), Tadeo García Zalazar (Godoy Cruz) y Omar De Marchi (Luján).

Días atrás Suárez manifestó su intención de seguir en la comuna. Lo hizo considerando que es “serio y prudente diferir para 2019 toda discusión electoral”. Sus seguidores dicen que continuar como intendente es “su plan A”, pero lo siguen postulando para la sucesión provincial.

Que García Zalazar haya sido precisamente la “continuidad” de Cornejo en Godoy Cruz, le da puntos. Hay quien cuestiona su escaso conocimiento público. Pero quienes lo apoyan opinan que “capta el voto juvenil” y “tiene potencialidad”. Para algunos “sigue siendo uno de los preferidos” de Cornejo.

El lujanino De Marchi, en tanto, único referente macrista entre los precandidatos, tiene vuelo propio y diálogo “casi entre pares” con el gobernador. De hecho, días atrás almorzó a solas con él. No trascendió la temática pero seguramente la cuestión electoral estuvo.

Sus promotores aseguran que Cornejo lo cuenta como posible sucesor. Y se basan en que “mide bien por afuera de Cambia Mendoza, con más posibilidades de crecer que cualquier cornejista”.

Sus detractores ven “difícil que llegue”. Y recalcan que “el Gobierno nacional no querrá enfrentarse a Cornejo”.

Finalmente el que siempre juega es Julio Cobos. Con su estilo ambiguo, el senador nacional dice que “no es momento” de hablar de postulaciones. Pero deja en claro que “no descarta” candidaturas.

Muchos leen que cuando Cornejo habló de “funcionarios”, se lo decía a él. Cobos no se delata pero marca terreno. Ha dicho que la gestión Cornejo es “continuidad” de la suya (2003-2007).

Y hace poco recordó que los avances en Portezuelo del Viento se dieron gracias a que él negoció en 2007 (con Néstor Kirchner) esa presa, a cambio de renunciar a un jucio de la Provincia contra la Nación por la Promoción Industrial.

Sin embargo, muchos cornejistas dan por claro que la posible precandidatura de Cobos sólo es “para negociar” cargos.

¿Desdoblar o no desdoblar?

Según la Ley nacional 26.571, las PASO para elegir candidatos a presidente y vice se realizan el segundo domingo de agosto. La general, el cuarto domingo de octubre (Ley 27.120). En Mendoza todo hace parecer que se adherirá a ese calendario.

La ley provincial 8.967, impulsada por Cornejo y aprobada en abril del año pasado, establece que la PASO local se debe realizar en junio y la general en setiembre. Pero la misma norma habilita al Ejecutivo a adherir a la elección nacional. Eso significa que será Cornejo quien decida cuándo.

En el Ejecutivo no hay ánimos de desdoblar. Hay dudas políticas, es cierto. Sobre todo porque no falta el que asegura que esta gestión “mide mejor” que la de Macri. Pero insisten que la de este año “es una foto” y hay que ver la del año que viene.

 

FIT y Protectora van por el podio

En la última elección, y de la mano del histriónico José Luis Ramón, el Partido Intransigente-Protectora alcanzó el tercer puesto desplazando de ese lugar al Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), que lo ostentaba desde 2013.

Para 2019, el escenario también se presenta incierto para estas dos fuerzas.

 

En el FIT apuestan otra vez a la “muy buena imagen” de Noelia Barbeito (PTS). La ex senadora provincial fue candidata a gobernadora en 2015 y a diputada nacional en 2017.

En su partido siempre la equiparan con la exitosa figura de Nicolás del Caño, que llevó a esa fuerza al Congreso por primera vez y que hoy es nuevamente diputado nacional, aunque por Buenos Aires.

La lucha contra el “tarifazo” la izquierda lo comparte con Protectora, que ha hecho de esa problemática una cuestión fundamental (y para sus detractores, “el único”) de esta fuerza.

 

El actual diputado nacional Ramón ha mostrado públicamente sus intenciones de ser candidato a gobernador. Pero Protectora tiene primero que resolver en qué espacio.

Hoy Ramón y su socio, Mario Vadillo, están avocados a darle figura partidaria a su ONG de defensa al consumidor, alejándose del PI.