Sociedad Vendimia Viernes, 8 de marzo de 2019

La lluvia y el frío no impidieron que los mendocinos disfrutaran de la Vía Blanca

El tradicional desfile de carros departamentales transitó el Centro y miles de personas dijeron presente para apoyar a las reinas.

Por Redacción LA - Fotos: Gustavo Rogé, Diego Parés y Marcelo Rolland

Los 14 grados de temperatura y las persistentes lloviznas protagonizaron una de las noches más esperadas por los mendocinos, la Vía Blanca de las Reinas, que a pesar de las condiciones climáticas adversas contó con miles de visitantes en las calles de la Ciudad. 

Como dicta la tradición vendimial, las soberanas de los 18 departamentos vivieron el desfile de carros que comenzó a las 22 en la intersección de San Martín y Vicente Zapata, para luego recorrer calle Las Heras y Chile hasta terminar en Sarmiento.   

 
Julieta Lagos y María José Di Marco, Reina y Virreina Nacional de la Vendimia 2018. | Marcelo Rolland / Los Andes

Pese a los chaparrones, vecinos de todos los departamentos de la provincia dieron el presente para apoyar a cada una de las candidatas, aunque el marco no fue el de años anteriores, cuando las veredas estaban colmadas de mendocinos y turistas en "cacería" de frutos y obsequios.

 
/ Marcelo Rolland

El paraguas fue, sin dudas, el gran protagonista de la noche. No solamente hubo una marea de público protegida contra el agua, sino que también las reinas distritales mantenían en un mano el eficiente accesorio mientras que con la otra arrojaban diversas frutas regionales. 

 
Marcelo Rolland / Los Andes
 
 Marcelo Rolland / Los Andes
Gustavo Rogé / Los Andes
 
Marcelo Rolland / Los Andes

Desde arriba lucían como un arcoiris. Los coloridos pilotos eclipsaron totalmente a los paraguas. Vendedores le pusieron buena cara al tiempo y aprovecharon la ocasión para juntar unos pesos extra, además de las siempre rentables coronas y capas para los más pequeños.

 
 
Gustavo Rogé / Los Andes
/ Marcelo Rolland

 

En consecuencia, las 18 soberanas engalanaron el Centro y le devolvieron a la gente todo el cariño que recibieron a su paso. 

El primer carro en aparecer fue el de Julieta Lagos y María José Di Marco, Reina Nacional de la Vendimia y Virreina, respectivamente. Ambas fueron ovacionadas. 

Como marca el protocolo, el gobernador Alfredo Cornejo encabezó el palco oficial ubicado frente al edificio de Turismo en compañía de funcionarios y referentes políticos provinciales y nacionales. 

Cerca de 600 efectivos policiales custodiaron las principales arterias de la Ciudad. 

 

 

El orden de los carros fue el siguiente: Lavalle, Godoy Cruz, Malargüe, Junín, San Martín, San Carlos, General Alvear, Santa Rosa, Tupungato, Las Heras, San Rafael, Guaymallén, Maipú, Tunuyán, Luján de Cuyo, La Paz, Rivadavia y Ciudad.