Economía Jueves, 16 de mayo de 2019 | Edición impresa

A nivel nacional el IPC tuvo un salto del 3,4%

El resultado de abril estuvo más de un punto por debajo del de marzo y fue inferior al que anticipaban los analistas.

Por Leandro Boyer - Corresponsalía Buenos Aires

La inflación nacional avanzó 3,4% en abril, respecto al mes anterior, y el dato que ayer dio a conocer el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) evidenció que se desaceleró la carrera que los precios mantuvieron de manera impredecible durante el primer trimestre del año.  

Con el salto del abril, el Indice de Precios al Consumidor (IPC) acumula un incremento del 15,6% en lo que va de 2019 (enero de 2,9%; en febrero, de 3,8%; y en marzo, 4,7%). Sin embargo, el guarismo permitió alimentar el optimismo tanto en el Gobierno nacional como en la cúpula del Banco Central, donde la prioridad es revertir la inflación.

 

Según el estudio, la inflación del mes pasado estuvo encabezada por el sector de “prendas de vestir y calzado” (6,2%), “equipamiento y mantenimiento del hogar” (4,6%), “transporte” (4,4%), y “restaurantes y hoteles” (4,1%), entre otros. La región pampeana fue la más afectada por la evolución de los precios (3,7%), seguida por el noroeste (3,6%), el noreste y la Patagonia (3,5%), Cuyo (3,3%) y el Gran Buenos Aires (3,2%).  

En tanto, la inflación núcleo, que mide los precios que no están sujetos a cambios bruscos estacionales, se ubicó en el 3,8%.  

El número oficial fue incluso 0,4 puntos porcentuales más bajo que el previsto por los analistas y grandes operadores del mercado que comparten sus proyecciones con el Banco Central para el diseño del Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM).  

 

Optimismo moderado

“Hoy tuvimos un dato positivo pero sabemos que queda mucho por hacer. Vamos a seguir trabajando para que siga bajando la inflación en nuestro país”, celebró el presidente de la autoridad monetaria, Guido Sandleris.  

El titular del Central atribuyó el freno en los precios a la decisión del Gobierno nacional de postergar los aumentos en las tarifas residenciales y a la relativa estabilidad que el dólar transitó durante abril en la plaza cambiaria local.  

Sandleris evitó de anticipar el resultado del IPC en mayo, pero apostó que “la inflación va a seguir bajando”. Dijo que en el Central “son optimistas” respecto a ese escenario, aunque reconoció que los números “siguen siendo muy altos”.

 

La exministra de Economía de la provincia de Buenos Aires, Silvina Batakis, advirtió que “celebrar que la inflación es un poco más baja de lo que viene siendo es tremendo”. En diálogo con este medio, remarcó que “la inflación es muy alta porque si uno analiza ese 3,4%, estamos arriba de una inflación del 50% para este año”.  

“Están lejos de reducir la inflación con las medidas clásicas tradiciones de déficit cero y sin emisión monetaria. Están rompiendo la teoría económica. Evidentemente, no hay una política para reducir la inflación”, denunció.  

Por su parte, el economista Ramiro Castiñeira aclaró que más allá del alentador resultado de abril, la Argentina tiene la inflación interanual más alta desde la salida de la convertibilidad. “Obviamente que es una buena noticia que empezó a aflojar la inflación, pero tomemos en cuenta que está arriba del 55% interanual”, amplió.