Sup. Economía Domingo, 15 de marzo de 2020 | Edición impresa

A. Malgor: "Los jóvenes que serán gerentes, salen los viernes a marchar por el planeta"

El empresario fue elegido como Jóven Líder Global y ahora busca promover las prácticas sociales en la provincia.

Por Sandra Conte - sconte@losandes.com.ar

La empresa que fundó con dos socios recicla neumáticos en desuso y textiles para crear calzado; da trabajo a mujeres de zonas rurales y a internos del penal San Felipe y de la cárcel de El Borbollón. Sin embargo, Alejandro Malgor (38) se mostró sorprendido de haber sido elegido como Joven Líder Global por el Foro Económico Mundial. A días de viajar a Harvard para capacitarse durante dos semanas, si el coronavirus lo permite, sostiene que quiere volcar su aprendizaje en la provincia y contagiar a emprendedores y empresarios.

- ¿Cómo fue elegido uno de los Jóvenes Líderes Globales?

-Esteban Bullrich, que es un Young Global Leader, quiso conocerme. Pensé que era porque con Xinca hemos ganado varios premios y lo vi como una oportunidad más de contar a un referente qué estamos haciendo. Hablamos más de una hora, me contó su experiencia como YGL y me dijo que iba a avalar mi candidatura. A fines de 2018 me nombraron. Era la primera vez que nombraban a un emprendedor social en Argentina y también la primera que elegían a un mendocino.

 

-Está por viajar a Harvard, ¿ya ha participado en otras reuniones a partir de su designación?

- Sí. El año pasado fui a China, donde hubo charlas, networking y capacitaciones. Así uno entra a una red de contactos increíble. También fui a San Pablo, a San Francisco y a fin de año voy a ir a Singapur, a una cumbre sobre ciudades verdes. 

El programa de Harvard es educativo y muy demandante. Por la designación dan educación gratuita en las mejores universidades del mundo, con profesores referentes.

Hay programas de liderazgo, de política pública y de sustentabilidad. Es increíble.

- ¿Ha cambiado su mirada a partir de esta experiencia?

-Cuando uno va a estos eventos se vuelve loco con lo que ve de inteligencia artificial, de cómo la tecnología bien aplicada puede ayudar a escalar los proyectos sociales y ambientales, generar transformaciones. Uno vuelve y se da cuenta de que estamos a años luz. Pero quiero funcionar de nexo para traer a referentes mundiales. Me encantaría armar un evento de Young Global Leaders en Mendoza. 

- ¿Ha encontrado disposición para esto?

- Sí. Cuando hablo de este programa con funcionarios, no lo conocen, pero les cuento y no lo pueden creer. Después se diluye un poco, pero lo que sí nos pasa es que, como referentes en temas de sustentabilidad, en Xinca, nos empiezan a contactar otras empresas. 

Fue lo que siempre buscamos con mis socios (Nazareno El Hom y Ezequiel Gatti): crear una empresa que no sólo busque resultados económico, sino también un impacto social y ambiental, y empezar a contagiar. 

De nada sirve que haya dos, tres, diez empresas como La Marchigiana, Sílice, Energe. Tenemos que contagiar. Fue muy bueno que el año pasado el encuentro de empresas B se hiciera acá. A partir de eso, otras nos llaman para ayudarlos a mejorar sus prácticas sociales y ambientales. 

 

-Desde su creación, ¿cómo ha ido creciendo Xinca?

- Nació con la idea de cuidar el medio ambiente y dar una oportunidad a gente que no la tuvo. Creamos un producto de primera calidad con neumáticos reciclados para la suela y textiles reutilizados en algunos modelos de nuestras zapatillas. Incluimos a más de 80 internos del penal San Felipe y a mujeres que están en la cárcel de El Borbollón. 

Hace un año creamos otra unidad de ropa de trabajo con mujeres que viven en zonas rurales, para que puedan pasar más tiempo con sus hijos e independizarse económicamente, con lo que muchas ya no son víctimas de violencia. 

La mayoría de las empresas entrega una o dos veces al año ropa a sus empleados y varias están buscando generar acciones de responsabilidad social empresaria o poder incluirlo en su reporte de sustentabilidad. Así generan un impacto positivo a través de la compra. 

- ¿Están exportando sus productos?

-Con la línea urbana de zapatillas hicimos nuestra primera exportación a Chile y venimos trabajando para hacerlo a Australia. Es increíble la cantidad de gente que nos contacta para llevar nuestro producto a otros países, pero nuestra producción es limitada, aunque va aumentando. Ahora estamos tratando de generar alianzas con fábricas que nos puedan ayudar a escalar la productividad y nosotros a ellos, a transformar su modelo productivo. 

Abrir una fábrica es una inversión muy grande, pero hay gente en Mendoza que tiene años de experiencia. Ellos ven la oportunidad de que sus marcas generen valor para la sociedad, porque en poco tiempo, las que no lo hagan van a dejar de ser elegidas. Los jóvenes que van a ser los próximos gerentes y empleados salen los viernes a marchar por el planeta. Claramente hay que empezar a tener en cuenta estas cosas. 

 

- ¿Estás pensando en otros proyectos?

- Xinca está buenísimo, pero siempre pienso en cómo seguir creciendo para impactar a más gente y traer cosas innovadoras a la provincia. Hemos empezado a asesorar a otras empresas de Mendoza y Argentina para que tengan mejores prácticas. 

Estamos trabajando con una productora mendocina que organiza eventos de nivel internacional para medir la huella y usar menos plástico. También buscan la manera de transformar algunas energías en renovables, incentivar el uso de la bicicleta y la costumbre de compartir el auto, además de destinar espacios a personas con discapacidad. Intentamos cambiar la lógica, acompañar a la empresa que quiere empezar a mejorar sus prácticas y a mirar hacia adentro. 
 

El reconocimiento

El reconocimiento de Young Global Leader, un programa del Foro Económico Mundial, permite participar de encuentros pensados para integrarse en los grandes debates de temas como el hambre, la brecha digital, la expansión de la educación.

El objetivo es crear, durante cinco años, una experiencia para los líderes de la próxima generación, para que mejoren sus habilidades, amplíen su visión del mundo y busquen soluciones innovadoras.

Alejandro Malgor (38) es el primer mendocino en ser designado y el primer argentino emprendedor social (hasta 2018 habían sido referentes de la política). Es socio fundador de Xinca.