Mundo Miércoles, 19 de junio de 2019

A 30 años de la violación que puso a Trump en el mapa mediático tras pedir “mano dura”

Netflix reflotó el tremendo caso tras el lanzamiento de una serie que relata la historia de cinco adolescentes negros acusados injustamente.

Por Télam

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se negó a disculparse por haber pedido hace tres décadas la ejecución de "los cinco de Central Park", que fueron condenados erróneamente por una violación en Nueva York en un caso que revivió con fuerza a raíz de una serie de Netflix.

"¿Por qué me pregunta ahora eso? No es un momento interesante para plantearlo", respondió Trump cuando una periodista le preguntó anoche en la Casa Blanca si estaba dispuesto a disculparse con las cuatro personas negras y el hispano condenados en 1989.

Gentileza

"Hay gente en ambos lados de eso. Ellos admitieron su culpabilidad", agregó Trump, quien aseguró que algunos de los fiscales "creen que la ciudad de Nueva York nunca debió llegar a un acuerdo extrajudicial en ese caso".

El caso de "los cinco de Central Park" ha vuelto al debate político en EEUU impulsado por el reciente estreno de "When They See Us", una miniserie de Netflix creada y dirigida por la realizadora negra Ava DuVernay que narra el caso de esos hombres acusados de la violación de una joven blanca, refirió la agencia de noticias EFE.

trailer

Trump, que en 1989 era un magnate inmobiliario pero ya se había hecho un nombre en los medios de Nueva York, pagó entonces una página de publicidad en cuatro periódicos, incluido el influyente The New York Times, para exigir mano dura contra los jóvenes y que se reinstalara la pena de muerte en esa emblemática ciudad.

La serie muestra declaraciones de Trump en las entrevistas televisivas que dio entonces y el impacto de su estreno fue tal que la fiscal del caso, Elizabeth Lederer, dimitió la semana pasada de su puesto como profesora en la Universidad de Columbia debido a la polémica.

Los llamados "cinco" -Yusef Salaam, Raymond Santana, Anton McCrae, Kharey Wise y Kevin Richardson- pasaron entre 6 y 13 años en prisión, condenados por la agresión y violación que sufrió una mujer blanca mientras hacía deporte en Central Park.

Los hombres, que entonces eran adolescentes de entre 14 y 16 años, residían en Harlem y paseaban cuando la policía los arrestó y, tras obligarlos a confesar el delito, los llevó a juicio, donde se utilizó como prueba las grabaciones de su declaración inculpatoria.

Gentileza

En 2002, pruebas de ADN y otras evidencias demostraron que el autor del crimen fue Matías Reyes, un hombre que para entonces cumplía cadena perpetua por varios delitos y que había confesado ser el responsable y haber actuado solo.

En 2014, la ciudad de Nueva York llegó a un acuerdo para compensarlos con 40 millones de dólares y poner fin así a una demanda en la que "los cinco" acusaban a la policía y a los fiscales de la ciudad, entre otras cosas, de haber conspirado contra ellos por motivos raciales.