Sociedad Martes, 10 de septiembre de 2019

Cinco alimentos para prevenir o mejorar las alergias primaverales

Comienzan a asomarse las primeras enfermedades de estación. Sin embargo, existen  alimentos que nos ayudan a combatirlas.

Por Redacción LA

Ya es hora de ir dejando atrás al invierno y darle la bienvenida a la primavera, una época del año donde las temperaturas se vuelven menos intensas y se da paso a una serie de procesos muy temidos por las personas alérgicas. Y es que no solo en primavera aumentan la humedad y las lluvias, los ácaros se multiplican o repuntan las enfermedades virales. En esta oportunidad te vamos a enumerar los ingredientes recomendados para hacerle frente a esta época del año.

 

Durante esta transición –de invierno a primavera- se producen cuadros alérgicos que afectan al 30% de la población. Se estima que el polen es uno de los responsables, provocando asma, secreción acuosa por la nariz, oídos tapados, comezón en los ojos, mal descanso nocturno, dolores musculares y cansancio.

Si bien quedan días por tachar en el calendario, se perciben en la atmósfera granos de polen de distintas especies vegetales que se propagan a través del aire por medio del viento, afectando a tres de cada diez personas. Bajo esta premisa, ¿qué alimentos pueden frenar sus efectos sobre el organismo?

Los más indicados

Ajo. ¿Qué es la alicina? Se trata de un potente antiinflamatorio, presente en el ajo, que se utiliza para tratar el asma, la mala circulación y las enfermedades bacterianas.

Cebolla. La cebolla comparte propiedades antibióticas y antiinflamatorias como el ajo, encargadas de proteger el organismo de las reacciones alérgicas y fortalecer el sistema inmunológico.

Tomate. Por su parte, el tomate es un alimento que favorece notablemente las funciones del sistema inmunológico, gracias a su alto contenido en vitaminas C, B y E, que protegen el organismo de los ataques alérgenos que se encuentran en el aire.

Té verde. Esta bebida milenaria siempre será un gran aliado. En este caso, su composición incluye galato de epigalocatequina, una sustancia capaz de bloquear cualquier receptor relacionado con la producción de la respuesta alérgica; sin olvidar sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias e inmunológicas.

 

Frutos secos. El magnesio es un oligoelemento que alivia los síntomas alérgicos y relaja la musculatura branquial lisa. ¿Dónde se encuentra? En los frutos secos, el aguacate, el plátano o el chocolate negro.