+ Deportes Domingo, 16 de abril de 2017

¡Otra vez ganó la violencia!, Bastia y el Lyon no pudieron terminar el partido

Fue suspendido por disturbios en el descanso por decisión de la policía y de los delegados de la Liga de Fútbol Profesional de Francia.

Por Redacción LA

El partido de la 33ª jornada de la Ligue Francesa entre el último, Bastia y el Lyon, se vio manchado en dos momentos por disturbios y fue suspendido "definitivamente" en el descanso por decisión de la policía y de los delegados de la Liga de Fútbol Profesional del país (LFP).

En los primeros incidentes, un grupo de ultras del Bastia había llegado a saltar al campo para enfrentarse a los jugadores rivales.
Es el segundo partido con disturbios violentos que vive el Lyon, que el jueves tuvo un retraso de 45 minutos en el inicio de su duelo de Europa League en casa ante el Besiktas turca, por una invasión de campo por parte de hinchas, que escapaban de un lanzamiento de petardos desde una grada superior. Entonces sí se pudo jugar, al contrario que este domingo.

"Tras un nuevo incidente producido al final de la primera parte, la LFP decidió parar definitivamente el partido SC Bastia-Olympique Lyonnais", anunció la LFP en un comunicado. El partido llegó únicamente hasta el descanso, con 0-0 provisional.

El inicio del partido en Córcega se había visto retrasado 50 minutos después de un primer incidente, con unos cincuenta hinchas que saltaron al césped en el calentamiento para enfrentarse a los jugadores del Lyon. Los servicios de seguridad intervinieron rápidamente para proteger a los futbolistas del Lyon y después de varios minutos de insultos, empujones y carreras, los futbolistas del equipo visitante se dirigieron a los vestuarios.

La disputa del partido se mantuvo, pero el Lyon recordó entonces que en caso de nuevos disturbios la suspensión sería definitiva.
El entrenador del Lyon, Bruno Genesio, se mostró muy enfadado tras esos primeros disturbios: "¡Hay que parar, hay que parar, han golpeado a los jugadores! No vamos a la guerra", gritó en el túnel de vestuarios, en una secuencia grabada por la televisión BeIn Sports. 
El presidente del Lyon, Jean-Michel Aulas convenció entonces a los miembros de su equipo y el acuerdo de empezar el partido se tomó en una reunión con los capitanes de los dos equipos y los árbitros.

Pero otro altercado, entre el arquero portugués del Lyon Anthony Lopes y el secretario general del Bastia, Anthony Agostini, en el inicio del descanso había dado pie a los segundos disturbios en el estadio Armand Cesari.