lunes 6 de julio de 2020

Vistalba: el primer Eco Club de Mendoza
+ Deportes

Vistalba: el primer Eco Club de Mendoza

A la vanguardia de los clubes hockísticos, la entidad busca ser la primera institución del Oeste que hace realidad un proyecto ambiental.

Vistalba: el primer Eco Club de Mendoza

A un cuarto de siglo desde su creación, el Club de Hockey Vistalba apuesta a ser el único Eco Club del Oeste de la República Argentina y, aprovechado los días de cuarentena por la pandemia del coronavirus, Florencia Lienaux, ex golera de la entidad y actual integrante de la Comisión Directiva, junto con Alina Landete (jugadora de la Primera División y estudiante de Ingeniería en Recursos Naturales y Renovables en la UNCuyo), pusieron manos a la obra y está casi todo listo para ese momento en que la actividad deportiva retorne a la normalidad, claro está, bajo un protocolo sanitario.

Corría 1995 y un puñado de pioneros soñadores, entre los que había padres, jugadores y entrenadores, pensó que era el momento de crear un club  de hockey distinto. Así fue como idearon lo que, en el transcurso de los últimos 25 años, es el actual Club Vistalba. Cabe destacar que desde esta temporada, al hockey, que durante mucho fue la primera y única disciplina federada de la entidad de calle Guardia Vieja, se sumaron el futsal y el tenis.

Respecto del proyecto hay que decir que consta de diferentes acciones ecológicas. "El emprendimiento que tenemos no vende algo tangible. Se busca generar una conciencia ambiental, es decir, valorar el medio ambiente y cuidarlo", dicen desde la entidad lujanina.

En medio de una realidad compleja que hoy afecta a todo el mundo, el problema ambiental es uno de los más complejos: "somos nosotros quienes lo alteramos, principalmente por no hacer un uso moderado de nuestros recursos que no son infinitos". Y para intentar revertir esta situación, consideran que es fundamental comprender  que nuestras acciones dejan una huella en el planeta. "Buscamos generar conciencia y cambiar algunos de nuestros hábitos por algunos que generen menos impacto en el medio ambiente", cuentan las autoras del proyecto.

"Una institución se caracteriza principalmente por ser una familia, que crece aceleradamente, pero en la que nuestros valores continúan intactos", agregan.

Y eso no es todo. Desde la entidad se animan a seguir proponiendo más cosas: “Que además de nuestros valores familiares de unión, solidaridad, compromiso, respeto y amor, sumemos el cuidado de nuestro espacio, comprendiendo que, además, el club forma parte del medio ambiente”.

Con el fin de cumplir estos objetivos se plantearon una serie de acciones relacionadas estrictamente con la problemática ambiental. Además, se contempló la participación de todos los integrantes del club Vistalba, "sin importar que deporte practiquen, ni su edad, ni su género".

El proyecto contempla obras de construcción de sectores de compostaje y reforestación, para incentivar la agricultura sustentable. Entre las acciones propuestas, se destacan: la separación de residuos para poder identificar los que se puedan reciclar; reforestación de la flora para preservar especies autóctonas y el cuidado del agua, entre otras tantas.

Mariana Villa / Los Andes

"Estamos evaluando la incorporación de energías alternativas y  más adelante, cuando cambiemos la indumentaria, buscaremos promover que los materiales de la ropa de entrenamiento sean textiles muy amigables con el medio ambiente", explicó Florencia Lienaux. Y agregó: "el proyecto del Eco Club tiene cuatro pilares: el cuidado del agua; su uso y re uso y la concientización de los socios sobre la necesidad de ser protagonistas de estas acciones. En cuanto al uso de agua para riego, que se mantenga el cuidado de acequias, los turnos de agua y también de las reservas. Luego habrá una reforestación con plantas conativas, que no dependen del agua".

"Implementamos una política de volver a usar las botellas de plástico, que cada uno tenga su recipiente reutilizable porque nos fijamos que había que eliminar este tipo de envase. Hicimos una evaluación con los residuos y se creó un sector de compostaje donde irán a parar cáscaras de banana, restos de manzanas y la yerba que se tira. La idea es concientizar a los chicos desde el primer entrenamiento para que después  lo apliquen en sus casas", finalizó Alina Landete.

El compromiso del socio

Marco Lienaux, presidente del club, manifestó sentirse "muy orgulloso e impresionado por el profesionalismo y compromiso de cada uno de los integrantes del equipo de trabajo. Es admirable la capacidad de adaptación que tuvieron para mantener en pie las diferentes actividades y comunicar las novedades de una forma clara, concisa y precisa".

Además elogió a los entrenadores y preparadores físicos, porque "armaron entrenamientos para cada división y los trasmiten por videoconferencias.  Se está realizando un trabajo excepcional, de calidad".

"Es difícil entender que un club deportivo sin fines de lucro funcione sin utilizar las  instalaciones. Esta situación fue absolutamente imprevista, nadie pudo prever una pandemia. Tenemos la particularidad de ser ordenados en nuestras cuentas, no prometemos lo  que no tenemos, cumplimos lo acordado y exigimos el cumplimiento de las  obligaciones de los socios, lo cual nos permite ser equilibrados y no tener sobresaltos", cerró.

Mejoras y más espacios

Si bien la actividad de todos los integrantes del club continúa a través de la redes, las autoridades aprovecharon los días para realizar mejoras y construir nuevos espacios para beneficio de los socios: limpieza en el sector de las canchas de fútbol; un nuevo perímetro para estacionamiento y pintura de los sectores de hockey césped, futsal y tenis.

Asimismo se incorporaron nuevos equipos en el gimnasio que fuera inaugurado hace aproximadamente 6 meses, además de mejorar toda la infraestructura de los quinchos, utilizando barniz para proteger la madera, entre otras tantas acciones.

Sin embargo, eso no fue todo; también se llevó a cabo la finalización de la obra de construcción de un gran salón con piso flotante para la Escuela de Danzas y una sala de spinning. También fue refaccionada la oficina de hockey.

Para la próxima temporada de verano, el plan de obras del club incluye la construcción de un espacio para una cancha de Beach Vóley.

La AMHSC ya tiene protocolo

Hace unos días, la Asociación Mendocina de Hockey Césped (AMHSC) confirmó que cuenta con un protocolo para cuando las condiciones permitan el retorno a la práctica de este deporte.

Desde la dirigencia del hockey vernáculo se recomienda un retorno escalonado, dividido en etapas, teniendo en cuenta las medidas dictadas por el Ministerio de Salud de la Nación. "Minimizar las posibilidades de contagio y proteger a todas las personas", dicen, al tiempo que sostienen su compromiso con todas las normativas sanitarias vigentes.

"El objetivo es asegurar la salud de los atletas, entrenadores y todo el personal cercano a la actividad. Los periodos de retorno escalonado serán variables y requieren de evaluaciones constantes", dice el comunicado de la entidad.

"Es importante establecer un límite de personas en relación a los metros cuadrados del predio para cumplir con el distanciamiento preventivo. Además, será importante establecer un límite de tiempo para permanecer en el establecimiento".

“Los clubes deberán consensuar sus normativas, evaluando de acuerdo a sus recursos humanos, características de las instalaciones y su comunidad deportiva”.

Respecto de la vuelta al establecimiento, dice: "el traslado deberá realizarse caminando, en bicicleta, moto o autos y en forma individual, no en grupo. Si asisten padres o acompañantes deberán quedarse en el vehículo. Los deportistas y colaboradores deberán usar barbijo, máscara o tapa boca al llegar o irse del club, que deberá habilitar una puerta de entrada y otra de salida. En la primera etapa se recomienda no utilizar los vestuarios".

Entre los detalles que destaca el comunicado, quienes concurran a los clubes, deberán tener activada la app Cuidar, del gobierno nacional en sus dispositivos móviles, con datos de salud actualizados.

Sobre los entrenamientos, recomienda: "realizar actividades al aire libre y en  grupos reducidos, en módulos de entrenamiento con distintos horarios, con ejercicios que planteen el distanciamiento social   y no permitir el uso de gimnasio o lugares cerrados".