jueves 6 de agosto de 2020

"Vamos al telo y nos re c...": denuncian a un cura por mandar fotos desnudo en un chat gay
Sociedad

"Vamos al telo y nos re c...": denuncian a un cura por mandar fotos desnudo en un chat gay

Se trata del padre Josué que participó en el sitio Grindr. Si bien no es delito penal, analizan quitarle el estado sacerdotal. Las pruebas.

"Vamos al telo y nos re c...": denuncian a un cura por mandar fotos desnudo en un chat gay

Un ex integrante del Instituto Discípulos de Jesús de San Juan Bautista denunció ante la Justicia canónica que el padre Josué -Sergio Salas- participó en un chat gay y mandó fotos de sus genitales, algo que podría derivar en la quita del estado sacerdotal.

"En los chats expresa abiertamente su condición de sacerdote. También pasa fotografías de su rostro y de sus partes íntimas además de expresar un lenguaje desagradable y vergonzoso, inapropiado para todo ser humano, más para una persona con investidura sacerdotal", dijo el denunciante, quien compareció ante monseñor José Luis Mollahan, miembro para la Congregación de la Doctrina de la Fe y adjuntó un escrito que acompaña una larga serie de capturas de pantalla.

Según informó TN.com.ar, en los chats del sitio Grindr hay propuestas e intercambio de imágenes de órganos sexuales. "¿Estás solo en la oficina ahora? Te la ch..."; "Recién salgo de misa"; "Ah, buen muchacho, fuiste a pedir perdón a Dios por lo que vas a hacer conmigo, jejeje"; "Vamos al telo fuera de Salta y nos re c...".

Capturas de los chats del cura denunciado. | Gentileza / TN.com.ar

Incluso, ante una pregunta sobre si alguna vez había participado en un trío, el cura contesta que sí, que lo ha hecho dos veces. Si bien nada de esto es un delito penal, sí se analizan medidas que podrían conducir a la destitución del estado clerical del padre Josué, quien estaría viviendo en Tucumán.

Un antecedente del Instituto Discípulos de Jesús de San Juan Bautista data del año pasado, cuando el lugar fue cerrado por la Santa Sede debido a presuntas irregularidades financieras que incluían presuntos vínculos con narcos mexicanos. 

Vale recordar que Agustín Rosa, un sacerdote con supuestos poderes de sanación y fundador del instituto, espera en Salta en libertad el juicio por abuso sexual agravado, lo mismo que Nicolás Parma, otro cura de la congregación.

A pesar de que obran en la justicia eclesiástica varias denuncias sobre abusos cometidos por el padre Josué, ninguno de ellos llegó a la justicia penal .