jueves 6 de agosto de 2020

Uruguay bajó los sueldos de sus políticos y la oposición argentina quiere imitarlo
Política

Uruguay bajó los sueldos de sus políticos y la oposición argentina quiere imitarlo

La rebaja del país limítrofe es por dos meses y se descontarán el 20%. Juntos por el Cambio pidió la rebaja para el país.

Uruguay bajó los sueldos de sus políticos y la oposición argentina quiere imitarlo

El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, anunció una rebaja por dos meses de jubilaciones y salarios de funcionarios públicos para la creación de un fondo dirigido a cubrir los gastos provocados por la pandemia de COVID-19.

Y a partir de allí, legisladores de la oposición de nuestro país, precisamente Juntos por el Cambio, enviaron una carta al presidente, Alberto Fernández, para que se tome la misma medida.

De hecho, la invitación incluye a los funcionarios de los tres poderes del Estado a que donen el 30% de sus sueldos para destinarlos a las tareas de prevención y asistencia por el coronavirus.

El modelo uruguayo

"Queremos anunciar la creación del Fondo Coronavirus para seguir haciendo frente a las erogaciones, que van a ser muchas (...) Ese fondo se va a nutrir de las arcas públicas, de algunas ganancias de organismos públicos, y también se va a nutrir de los ingresos de los funcionarios públicos, porque es momento de que todos hagamos un esfuerzo", dijo el mandatario uruguayo en conferencia de prensa.

<strong>Lacalle Pou </strong>explicó que<strong> se descontará 20% de su propio sueldo</strong>, así como de los salarios de ministros, legisladores y directores de entes estatales.

Asimismo, en escalas que "seguramente vayan del 5% al 10% y al 20%", se reducirán los salarios públicos y jubilaciones que excedan los 80.000 pesos líquidos (alrededor de 1.900 dólares).

"Son sueldos altos, no es gente que tenga que parar la olla", justificó el presidente.
El gobierno espera enviar un proyecto de ley con esta medida para su aprobación en el Parlamento, donde la coalición que lo respalda tiene mayorías.

El salario mínimo en el país es de 16.300 pesos, unos 380 dólares.

Estos descuentos, que alcanzarán también a mandos y jubilaciones militares pero no afectarán a los funcionarios de la salud, tendrán vigencia por dos meses, con posibilidad de extenderse "según la situación económica" del país.

"Sabemos que el Uruguay está pasando mal, hay un sinnúmero de gente que se ha quedado sin trabajo, hay un sinnúmero de uruguayos que no tienen alimentación, y todos tenemos que empujar el carro", dijo Lacalle Pou, que también anunció la extensión de canastas alimenticias y un aumento en las asignaciones familiares.