jueves 9 de julio de 2020

Una familia de clase media necesitó $ 69.500 en mayo para cubrir sus necesidades
Economía

Una familia de clase media necesitó $ 69.500 en mayo para cubrir sus necesidades

Se trata de los consumos más frecuentes de un grupo de cuatro personas, sin incluir “gastos hormiga”, ni consumos de lujo, pero sí alquiler.

Una familia de clase media necesitó $ 69.500 en mayo para cubrir sus necesidades

Durante mayo, una familia mendocina de clase media necesitó más de $ 69.000 para cubrir todas sus necesidades alimenticias, habitacionales y de comunicación. Esto, teniendo en cuenta los gastos adicionales asociados al aislamiento social, preventivo y obligatorio, pero también el dinero que no se gastó en el rubro "entretenimientos",

El cálculo se realizó en base a las observaciones del economista Damián Di Pace, de la consultora Focus Market, quien explicó que se tomó un caso real de una familia de dos mayores y dos niños, y a diferencia del Indec, se incluyó el alquiler y las expensas.

Si bien el cálculo inicial para Buenos Aires implica una erogación de $ 79.990, en Mendoza se reducen algunos importes como "transporte urbano" (se consideraron dos viajes diarios en colectivo por cada uno de los adultos, incluyendo fines de semana), y los costos de luz, gas y agua, se adaptaron a los informados en Mendoza por las distribuidoras.

Aún así, el importe final implica una erogación total de $ 69.605,72 para que una familia de cuatro personas cubra todas sus necesidades. Se trata de un valor muy por encima de los $ 39.194,28, que calcula la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas de Mendoza (DEIE) para la misma familia, o de los $ 42.594 que publicó el Indec para el mes de abril.

Según explicó Di Pace, incluir el alquiler y el pago de expensas resultan claves para explicar las diferencias. Otros gastos, como el dinero que se destina en productos de limpieza, un pack de televisión por cable e internet y la telefonía móvil, completan la canasta para la clase media.

El análisis por rubros

Para calcular las necesidades económicas de una familia de clase media, compuesta por cuatro personas, se consideraron en primer lugar los "productos de consumo masivo". Estos incluyen alimentos envasados (fideos, arroz, harina, azúcar, yerba y enlatados, entre otros) por $ 7.300; carnes por $ 7.550; productos de limpieza, $ 2.200; frutas y verduras, $ 3.200 y bebidas, $ 2.450. En total, las compras mensuales insumen $ 22.700 de los ingresos de una familia.

Los gastos en "vivienda y servicios" explican el resto de los importes a considerar para llegar a los $ 69.500. Di Pace sumó $ 14.900 por un alquiler con dos dormitorios, y expensas por $ 5.400 para Buenos Aires, aunque en el caso de Mendoza se pueden contar algunas diferencias.

Según explicó el corredor inmobiliario Miguel Ángel Astorga, se pueden conseguir alquileres de departamentos por valores que van de los $ 10.000 a los $13.000, y las expensas promedian los $ 1.000 (mientras más departamentos haya, más bajas serán las expensas).

Santiago Debé, de la inmobiliaria que lleva su nombre, coincidió en el monto del alquiler, pero señaló que si la vivienda cuenta con seguridad privada, las expensas pueden ir desde $ 3.000 a $ 4.000. El contexto de pandemia, hizo que en algunos casos los alquileres se ajustaran (alrededor del 90% de los inquilinos hoy paga en tiempo y forma), y muchos dueños acordaron con sus inquilinos, pero las expensas se mantuvieron.

Así, entre expensas y renta, se puede considerar un mínimo de $ 14.000 en Mendoza, para un alquiler de dos ambientes, sin cochera. Los servicios de televisión por cable e internet ($ 2.400), y la telefonía móvil ($ 3.600 por tres planes), suman otros $ 6.000 extras.

Para el pago de la  factura de luz (se estimó un valor promedio de $ 2.000), la boleta del gas ($ 3.000) y el agua ($ 850), más los impuestos municipales ($ 550/ variable, según la zona), hay que contar con otros $ 6.400. En tanto, el transporte no bajará de $ 2.160 (colectivos diarios para dos personas, incluyendo los fines de semana, sin contar salidas para los menores), y la obra social para un grupo familiar de dichas características significa alrededor de $ 9.800 mensuales.

Por último, Di Pace calculó para la misma familia un pago de la tarjeta de crédito mensual de $ 9.500.

Salarios insuficientes

La canasta elaborada por Focus Market no incluye cuotas de colegios privados, compras de ropa, calzado, útiles, ni gastos en entretenimiento. Además, la familia modelo que se utilizó no tiene auto, no gastó en medicamentos, ni hizo pedidos por delivery.

"Tomamos una familia tipo y consideramos todo lo que necesita hoy para alimentarse, más ítems que el Indec no calcula; no hicimos exageraciones. Los adultos de esa familia no fuman, no beben, y cuentan con un ingreso mensual de $ 52.000, que no es bajo, pero aún así no fue suficiente para cubrir el costo de vida de este mes", explicó Di Pace.

La familia de referencia es una de tantas en las que había dos ingresos, pero uno de ellos se cortó por la pandemia (trabajador informal, o independiente con factura), y otro que se vio reducido por los acuerdos alcanzados entre la patronal y el sector empleador (-25%). En este contexto, el economista señaló que "antes de la pandemia les alcanzaba, y ahora no".

"Detrás de un trabajador de comercio con un sueldo reducido, un profesional independiente, o un autónomo, hay una familia que continúa consumiendo", cerró el economista.