miércoles 25 de noviembre de 2020

Una condena que se hizo esperar: 24 años para Mariano Luque
Policiales

Una condena que se hizo esperar: 24 años para Mariano Luque

El ex cuñado de la estudiante de 13 años desaparecida en Lavalle en 2012 fue condenado por homicidio simple.

  • miércoles, 5 de diciembre de 2018
Una condena que se hizo esperar: 24 años para Mariano Luque

Seis años después de la desaparición de la adolescente lavallina Johana Chacón (13), la Justicia condenó a Mariano Luque (33) a 24 años de prisión por la muerte de la estudiante, desaparecida en 2012.

Ayer por la tarde, Rafael Escot, Gonzalo Guiñazú y Aníbal Crivelli firmaron la sentencia contra Luque por el delito de homicidio simple. Como el condenado está cumpliendo una pena de 12 años por el asesinato de otra tresmayina -la ama de casa Soledad Olivera- a la hora de unificar los jueces determinaron una pena total de 32 años de cárcel.

El fiscal Alejandro Iturbide y los abogados querellantes Fernando Peñaloza (de la Secretaría de Derechos Humanos) y Pablo Salinas y Viviana Beigel (de la asociación Xumek) se mostraron conformes con el fallo a pesar de que, durante los alegatos, habían solicitado la pena de prisión perpetua.

Es que a la hora de hacer números, Luque deberá cumplir con 21 años de prisión para luego poder pedir los beneficios de salidas transitorias. Con perpetua hubiera quedado en una situación similar.

Una pena altísima

A la hora de las matemáticas, la pena puede considerarse altísima: la máxima que permite la ley argentina es de 35 años de cárcel y los jueces sumaron entre las condenas, 32. 

Luego la pena máxima para homicidio simple es de 25 años y los jueces le dieron 24. 
Además, con esta figura legal -el homicidio simple- los jueces podrían evitar que el fallo se discuta luego en la Corte provincial e incluso en la nacional.  

Después de que se leyera la sentencia, y mientras un grupo de jóvenes pertenecientes a grupos feministas celebraban la sentencia al grito de "asesinos", los abogados sacaban cuentas antes de opinar por lo bajo que no van a casar la sentencia, a la espera de ver los fundamentos que se conocerán en 5 días.

La mamá de Johana tras conocerse la sentencia. | Orlando Pelichotti / Los Andes

Un caso histórico

“Es importantísima la condena porque es la finalización de un proceso muy largo que obedece a las dificultades de poder comprobar un homicidio cuando no se encuentra el cadáver de la persona. No es fácil poder unir muchísimos indicios y testimoniales para convencer a un tribunal para condenar con una pena tan larga cuando no se encontraron los cuerpos de ninguna de las dos mujeres”, dijo el fiscal Iturbide tras el veredicto. Y agregó: “Hay que esperar los fundamentos para ver por qué no dictaron perpetua. Tiene que ver con el ánimo del que mata, si ha matado para ocultar otro delito”.

Por su parte, el querellante Pablo Salinas resaltó el trabajo del Ministerio Público Fiscal y consideró que se trata de un caso "histórico".

“A mi entender es una sentencia histórica; nos da la razón y genera una sensación de justicia, más allá de la pena, porque una perpetua o 32 años es un tiempo similar de encierro”, opinó Salinas. Luego destacó el trabajo de Silvia Minoli porque “gracias a lo que ella movilizó se mantuvo firme un reclamo social que hizo que tomáramos intervención”.

Muerte en Tres de Mayo

Johana Chacón desapareció de la puerta de la finca de Tres de Mayo el 4 de setiembre de 2012, donde vivía con Luque.

Silvia Minoli: “Ni una menos es Johana, es Soledad”

Silvia Minoli, ex directora de la escuela Nº 1-182 Virgen del Rosario de Tres de Mayo donde cursaba Johana, siguió todas las instancias del debate.

Ayer, luego de escuchar la sentencia dijo: “Son muchas sensaciones, muchas emociones. Fue un juicio de lujo por el fiscal y los querellantes. Los alegatos fueron maravillosos, con una perspectiva de género que hacía mucho no escuchábamos y creo que ese es el premio a toda esta lucha que hemos llevado adelante las mujeres mendocinas y del país".

Luego levantó la bandera de "Ni una menos". "No es casual Ni una menos: ni una menos es Johana Chacón, es Soledad Olivera, son todas las chicas que nos faltan hoy. Lucía Pérez viene a ser lo trágico de toda esta historia que nos viene persiguiendo", concluyó.

Silvia Minoli, un símbolo. | Orlando Pelichotti / Los Andes

Un caso emblemático

La desaparición de Johana Chacón en setiembre de 2012 se transformó con el tiempo en un  verdadero caso emblemático por un cúmulo de circunstancias.

-Sin cuerpo, hay delito. El cadáver de la estudiante nunca apareció. Se inició como una desaparición, se lo investigó luego como un homicidio y como un presunto caso de trata, algo que la Justicia Federal desestimó. Sin el cuerpo, Luque fue condenado igual.

-El símbolo: una docente. Silvia Minoli, la ex directora del colegio de Johana, se transformó en símbolo de lucha contra la violencia machista. Fue ella quien movilizó primero a la comunidad educativa de Tres de Mayo y luego motorizó importantes movilizaciones en Ciudad. En Setiembre de 2016 sufrió un aneurisma cerebral y, tras recuperarse, volvió a luchar

-Un lugar, dos muertes. La desaparición y muerte de Johana está atada a la misma suerte que tuvo una vecina de la chica, Soledad Olivera. Un año antes Soledad desapareció cuando se dirigía a la misma finca para encontrarse con Luque.

- Muchas por "Ni una menos". El caso Johana Chacón será recordado como emblema de la lucha de miles de mujeres.