Un reacomodamiento necesario - Por Rodolfo Cavagnaro

Un reacomodamiento necesario - Por Rodolfo Cavagnaro
Un reacomodamiento necesario - Por Rodolfo Cavagnaro

La suba del valor del dólar en los últimos días fue la consecuencia de la baja de las tasas de Leliq, impulsada por el Banco Central sumado al efecto que tuvo la difusión de los índices inflacionarios de Enero.

Aunque a muchos les asuste el número 40, ese valor había sido la referencia que tuvo el gobierno cuando impuso las retenciones a las exportaciones, ya que el gravamen tiene un techo de $4 por dólar exportado. De esta manera, si el dólar sube de esa línea, el impuesto comienza a ser relativamente menor.

El dólar es una mercancía más de la economía y por lo tanto es razonable que actualice su valor al ritmo de la inflación. Cuando comenzó a funcionar el sistema de las bandas de no intervención el BCRA puso tasas tan altas que estimuló a los inversores a dejar el dólar para pasarse a pesos y colocarlos a plazo fijo en los bancos.

Cuando en enero se conoció la decisión de la Reserva Federal de ser muy moderada con la suba de tasas hubo menos presión internacional, el dólar bajó en los mercados mundiales y a eso sumó la oferta de dólares por las exportaciones de trigo y así la moneda estadounidense tuvo una caída que lo llevó por debajo de la Zona y llevó al BCRA a comprar casi 1.100 millones para evitar una caída mayor.

Es saludable que el dólar recupere valor porque debe atravesar un duro test desde el mes próximo cuando comience la liquidación de las exportaciones de maíz y soja, que seguirán hasta junio. El techo se pondrá aprueba luego cerca de las elecciones, aunque en el medio hay que esperar algún impacto inflacionario.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA