lunes 10 de agosto de 2020

Tras el pico de abril, en mayo se derrumbó la curva de casos en Mendoza
Sociedad

Tras el pico de abril, en mayo se derrumbó la curva de casos en Mendoza

A pesar de los tres positivos aparecidos el viernes, mayo ha sido el mes con menos infectados desde el comienzo de la pandemia

Tras el pico de abril, en mayo se derrumbó la curva de casos en Mendoza

Un gol en contra en el último minuto, cuando la victoria parecía abrochada. Con esa imagen futbolera puede asociarse la detección de los tres casos de Covid-19 en Mendoza el viernes a la noche, que borraron la sonrisa que el Gobierno provincial venía mostrando en la batalla al coronavirus. Es que, después de un mes de abril en el que los casos se habían ido sumando a diario (fueron 65 en total), en mayo, hasta el mismo viernes a las 22, sólo cuatro personas habían dado positivo.

Igualmente, aunque el mes que termina hoy contabiliza siete casos, son poco más del 10% de los que se habían detectado en abril (ver infografía). Es decir, la curva sigue en caída.

El primer infectado por Covid-19 en Mendoza se conoció al mediodía del 21 de marzo, el día después de que empezara la cuarentena que ya acumula 70 días en el país. Horas más tarde, otros cuatro casos ponían a Mendoza en el mapa nacional del virus con cinco en una sola jornada.

Gustavo Guevara

Marzo cerró con 14 positivos en nuestra provincia y una curva en ascenso mientras terminaban las dos primeras semanas del estricto aislamiento obligatorio, con el que el gobierno de Alberto Fernández había decidido combatir la pandemia mundial mucho antes de que se esperara el pico de casos en el país. Esto le valió -y le vale aún- las críticas de quienes creen que se destruyó la economía por el parate.

La primera alarma ante el virus se prendió el 1 de abril, cuando se notificaron 11 casos en un solo día. Después, entre el 8 y 10 de abril hubo otro salto en la curva, con 21 nuevos infectados en esas 72 horas.

Podemos decir que la primera etapa de crecimiento de la curva de positivos en Mendoza se cierra el 19 de abril, justo cuando se cumplía el primer mes de la cuarentena. Ese día la provincia llegó a los 70 casos.

Empezó, así, la primera "ventana" de ocho jornadas consecutivas sin nuevos infectados, que se cortó el 28 de abril con un caso, a los que se sumaron tres el 29 y cinco el 30, por lo el mes cerró con lo que parecía ser otra disparada de casos. A ese ritmo, todo indicaba que Mendoza debía superar el centenar de positivos a finales de mayo.

Sin embargo, el Covid-19 se frenó este mes, a la par de lo que ocurrió en casi todas las provincias del país, salvo el Área Metropolitana del Gran Buenos Aires (AMBA), Chaco -donde ya no quedan dudas de hay circulación comunitaria del virus- y algunos focos de alarma que siguen encendidos en Río Negro y Córdoba. 

Volviendo a Mendoza, en mayo ha sido tal el control con el que se mantuvo a la enfermedad que en 25 días del mes no se registraron casos positivos. Y hasta hubo dos ventanas más de ocho días sin nuevos infectados (¿el número maldito?).

Todo parecía cerrar con un moño para el Ministerio de Salud hasta que el viernes dieron positivo los análisis de tres miembros de una misma familia en Las Heras. 

Eso disparó un operativo urgente de contención y detección del nexo epidemiológico que rompió con la paz sanitaria. Resta conocer el informe oficial diario de hoy a la noche para conocer como cerrarán las cifras de mayo, que igualmente todo indica que será el mes con menos casos en Mendoza hasta el momento.

¿Se testea poco en la provincia?

Hasta el viernes, el Laboratorio de Salud Pública de Mendoza realizó 2.070 pruebas PCR para determinar casos de Covid-19, es decir 106 cada 100 mil habitantes. De ellas, 86 resultaron activas de virus, por lo que el "índice de positividad" (el que se obtiene de la cantidad de casos confirmados sobre el total de personas a las que se les realizó el examen) en la provincia es de solo 4%. Para tener un parámetro, en la Ciudad de Buenos Aires hoy es de 39% y en la provincia de Buenos Aires, el otro gran foco de transmisión del virus, es de 17%. 

Según la OMS, cuando la positividad supera el umbral del 10% indicaría que se está testeando de manera insuficiente.

En Mendoza, las autoridades sanitarias defienden el testeo selectivo -y no uno masivo- porque como no hay circulación del virus, la estrategia debe enfocarse por ahora en hacer pruebas solo a los casos sospechosos.