sábado 24 de octubre de 2020

Tesoros fotográficos en el espacio Máximo Arias
Sup. Cultura

Tesoros fotográficos en el espacio Máximo Arias

“En Tránsito”, así se llama la muestra itinerante que trae a Mendoza una colección imperdible del Museo Nacional de Bellas Artes.

Tesoros fotográficos en el espacio Máximo Arias

El Museo Nacional de Bellas Artes, por fin, comenzó a viajar por el país con su patrimonio fotográfico. Ha puesto a andar por los espacios provinciales la exposición itinerante "En Tránsito", una flamante colección que reúne 58 obras de grandes fotógrafos nacionales e internacionales. 

Mendoza es la primera posta. A partir del 22 de junio, en el recientemente inaugurado espacio Máximo Arias (ubicado en el Parque San Martín, edificio del ex Hospital Emilio Civit), entraremos en trance ante la colección del Bellas Artes. 

Piensen en quedarse un buen rato frente a ellas: las fotos de Henri Cartier Bresson, Annemarie Heinrich, Sebastião Salgado, Lola Álvarez Bravo, Graciela Iturbide, Robert Doisneau, Claudia Andujar, Marcos López y Sara Facio. Ahora, imagínense esos diálogos con la luz, con la historia nacional, con las otras artes.

Curada por Verónica Tell, la exhibición se organiza en dos grandes ejes temáticos: "Las ciudades y sus mundos" y "Formas de la subjetividad".

El primero es una selección de fotografías que hacen foco en escenas urbanas: en la ciudad como un espacio físico, simbólico y político; en cómo se habita la ciudad de forma personal; y en los universos que el fotógrafo descubre y recorta mientras busca la imagen que desea capturar.

El segundo núcleo -que incluye retratos de personalidades, autorretratos, fotografías de grupos familiares, desnudos y registros etnográficos- se centra en las diversas formas del retrato, tantas como maneras de concebir el fotógrafo su relación con el retratado y con su cámara y, de modo recíproco, del retratado con el fotógrafo y con el aparato fotográfico.

"La foto une, sin paradoja, la idea de eternidad a la de fugacidad de las situaciones, que, capturadas y resaltadas en su más pura potencia significativa, se vuelven cristalizaciones del tiempo", sostiene el director del Museo Nacional de Bellas Artes, Andrés Duprat. 

“La muestra recoge algunos de los grandes nombres del arte fotográfico universal que con su impronta han signado la mirada de Occidente sobre sí mismo. No miramos una ciudad del mismo modo después de Horacio Coppola o de Grete Stern; o un trabajador humilde en su contexto a partir de Sebastião Salgado; o el esplendor de los cuerpos erotizados después de Mapplethorpe. Ni siquiera concebimos la idea misma del retrato prescindiendo del trabajo de pioneros como Christiano junior, Alejandro Witcomb o Cartier Bresson, en una serie que en nuestro país se prolonga en Anatole Sadermann, Annemarie Heinrich o Sara Facio”, agrega acerca de la muestra.

En su primera escala, la exposición podrá verse en el Espacio de Fotografía Máximo Arias (Padre Jorge Contreras 1250, Parque General San Martín), de la ciudad de Mendoza, del 22 de junio y al 22 de julio, de martes a domingo, de 9 a 19, con entrada gratuita.

Luego, se exhibirá en el Museo Palacio Dionisi, de Córdoba, del 4 de agosto al 18 de noviembre; y en Bariloche, Río Negro, del 7 de diciembre al 27 de enero de 2019, en la Sala Frey de la Subsecretaría de Cultura municipal.

Con esta muestra itinerante, el Museo Nacional de Bellas Artes -dependiente del Ministerio de Cultura de la Nación- busca consolidar su política de descentralización, poniendo en circulación por el país parte de sus tesoros, explica el área de prensa del organismo. Así, sale de calle Libertador para ampliar su universo de destinatarios y dar mayor visibilidad a su acervo cultural.