viernes 10 de julio de 2020

Tecnología 5G: mitos y verdades y quiénes realmente nos espían en internet
Economía

Tecnología 5G: mitos y verdades y quiénes realmente nos espían en internet

Se trata de un avance en la tecnología que planea desembarcar en Argentina en uno o dos años y ya despierta tantas sospechas como esperanzas

Tecnología 5G: mitos y verdades y quiénes realmente nos espían en internet

Las necesidades de conexión de las personas han aumentado a gran velocidad, los servicios "on demand", y la posibilidad de que gran parte de los electrodomésticos que nos rodean sean "smart", han hecho que se necesite cada vez más ancho de banda, y aunque la tecnología 4G aún tiene mucho para dar en el país, una mejora en la infraestructura podría reducir tiempos de descarga "a lo que dura un parpadeo", y "lograr un ancho de banda gigante podría significar que cualquiera pudiera vivir una experiencia de realidad virtual en la comodidad de su casa".

Todo lo dicho lo ofrecería la tecnología 5G, que según explicó Juan Bonora, responsable de Relaciones Institucionales de Huawei en Argentina, no se trata más que de “una mejora sustancial con respecto al 4G”.

La empresa es una de las que encabeza (pero no la única) el desarrollo en investigación e infraestructura que ya ha puesto estas redes en diversos países del mundo, pero también ha sido blanco de “mitos”, y uno de los más señalados es que “China nos espía”, a través de Huawei, algo que negó.

¿China nos espía?

En principio hay que recordar que Huawei es una empresa de origen chino, pero de capitales privados, y según señaló Bonora, es una compañía que invierte en Argentina desde el año 2001 (una fecha particularmente sensible para la vida política y económica del país en los últimos tiempos), y que tienen más de 500 empleados, el 70% de ellos argentinos. Así, el responsable de Relaciones Institucionales, aseguró que no son parte de una organización que espíe para otros, sino que se tratan de una empresa con intereses económicos en el país, basados en el desarrollo de tecnología, y que invierte en ciberseguridad para evitar filtraciones, o daños en la seguridad de usuarios y países. 

“Ya nadie es dueño de una tecnología, y las operadoras intervienen, trabajamos con grandes fimras de nivel mundial como la Dutch Telecom, o la British Telecom, y ninguna de ellas permitiría una red con problemas de seguridad. Tenemos 70 redes a nivel mundial, y no hemos tenido grandes fallas de seguridad (más allá de algún error humano puntual)”, explicó Bonora.

El representante de la compañía en Argentina explicó que Huawei responde a las más severas pruebas en un laboratorio de ciberseguridad en el Reino Unido. “Somos el único operador de servicios del mundo que permite que un gobierno lo investigue y analice a fondo, y no nos han encontrado detalles”, agregó.

Por otro lado, Bonora explicó que el área de "ciberseguridad y datos personales reporta a toda la compañía y tiene poder de veto ante cualquier producto nuevo, ya sea infraestructura, fibra óptica, celulares o notebooks, y si encuentran fallas, este no sale al mercado".

El gigante tecnológico chino, Huawei tiene avanzadas las gestiones para desembarcar con su 5G. | Foto: AFP

¿Quiénes nos espían?

Para los ciudadanos igualmente existe el temor relacionado con la sensación de que “nos espían”. No es raro mantener una conversación y recibir luego una publicidad o una sugerencia de cualquier tipo relacionada con el contenido de la charla.

"Es cierto que nos escuchan, cada vez que instalas una aplicación de una red social incluso das el permiso para que así sea, pero se hace para fines de marketing, es Big Data impersonal", señaló Bonora.

No obstante, no es Huawei la que espía, según explicó, porque esta es la "fabricante del televisor, pero no la responsable del contenido que eligen pasar los programas". Bonora usó este ejemplo para señalar que aunque la tecnología 5G pueda ser provista por ellos a los diferentes operadores de internet, el contenido que el usuario prefiera, o las aplicaciones que se descargue, y sobre todo los permisos que le otorgue, no son responsabilidad de la firma.

Fechas

El despliegue se esperaba para 2020, y Bonora aseguró que Huawei tiene la tecnología para hacerlo en cuanto las operadoras decidan invertir, y el país defina qué banda del espectro radioléctrico le asignará.

Aún así, podría demorar en expandirse en el país, y sobretodo en llegar en las zonas menos pobladas.

Pero para el responsable de Relaciones Institucionales de la empresa, la experiencia podría ser mejor que la de la implementación de la red 4G. “Cada nueva tecnología se ha implementado a nivel global en tiempos mucho menores que la anterior, pero el operador es quién tiene que estimar cuándo ofrecerlo a su cliente, y se comienza con pruebas en algunos puntos claves (como Puerto Madero, por su cantidad de habitantes y de empresas asentadas, según sucedió con la tecnología 4G), y ya los celulares comenzaron a tener un costo razonablemente menor en cada lanzamiento”, agregó.

De forma que, "si nos dejamos llevar por las tecnologías anteriores, cada una logró expandirse en un tiempo mucho más corto que la anterior".

La tecnología requerirá un nuevo equipamiento, pero según señalaron desde la empresa, ofrecerá múltiples beneficios “podrá utilizarse para dar comunicaciones fijas, lo que hoy llega por cable o por fibra podrá llegar de forma más rápida y colocando un router en cada hogar, se llegará mucho más rápido que lo que hoy significa colocar un cable de fibra”.

¿Por qué se avanza hacia una nueva generación?

Los operadores requieren transmitir más información, a menor costo; que los equipos funcionen más rápido y que la batería dure más; y aprovechar mejor el espectro por donde van las comunicaciones (que los países les cobran a las empresas). Con todo eso se genera un stándar, y los fabricantes, operadores, científicos, prestadores de servicio, llevan algunos años trabajando en las respuestas a esas necesidades.

“En caso del 5G, se lograron mejoras en el uso de las baterías, en las conexiones simultáneas que exigen desde el auto hasta los electrodomésticos de la casa, y se va a pasar de 20.000 cosas conectadas por km², a la posibilidad de que 1.000.000 de dispositivos se conecten en el mismo espacio”, indicó Bonora, y señaló que todo eso necesariamente debe ir unido a un incremento de la ciberseguridad.

“Nosotros venimos trabajando con los operadores más grandes como Telecom, Arsat, DirecTV, Supercanal, somos básicamente partners estratégicos desde hace muchos años”, apuntó.

La nueva tecnología, permitirá que cualquiera de los operadores que trabajan con la empresa (los mencionados y otros), puedan ofrecer un servicio con una mayor responsabilidad de respuesta, y “una capacidad de procesamiento casi infinita (al aprovechar las opciones de la nube)”.