jueves 13 de agosto de 2020

Super poderosas: nuevas caras en el levantamiento de pesas olímpico
+ Deportes

Super poderosas: nuevas caras en el levantamiento de pesas olímpico

Brisa Peña (14) es campeona de los Juegos Evita 2019. Sofía Alesci (18) forma parte de la tercera generación de deportistas de halterofilia.

Super poderosas: nuevas caras en el levantamiento de pesas olímpico

Pasaron cinco años para que la provincia tuviera a otras mendocinas en el alto rendimiento del levantamiento olímpico de pesas. Es que después de María Laura Pennisi, cuatro veces campeona argentina y sudamericana en Brasil 2012 y quinta en los Odesur 2014, viene una nueva generación con mucho potencial para continuar con su legado.

Brisa Peña, de 14 años, y Sofía Alesci, de 18, son dos jóvenes deportistas que se 'engancharon' con este deporte siendo a la vez herederas de herencias familiares. En el caso de Sofía, es la tercera generación de pesistas, siendo su abuelo José Alesci, un ex levantador olímpico. Brisa es sobrina de José Peña, quien también tuvo destacados desempeños a nivel nacional. Esta última se inició en la actividad a los 9 años y es la flamante campeona de los Juegos Evita.

Gustavo Rogé / Los Andes

"Comencé a acompañarlo de chiquita cuando él (su tío) venía a entrenarse. Empecé con un palo de escoba y luego con una barra de un kilo. Con 11 años seguí con un poco más de peso y de a poco fui aumentando", confió la menor de estas dos promesas de la halterofilia.

Sofía, por su parte, se inició hace seis meses teniendo una evolución impresionante. La genética hizo su trabajo y ya tiene dos competencias: en una le fue “muy bien (en San Luis) y otra (San Rafael) no tanto”, aseguró.

“Lo mío viene de familia, así que no tuve ningún tipo de objeción en casa. Me encanta y apasiona”, sostuvo.

Brisa, campeona en el certamen nacional de jóvenes deportistas mencionados, tuvo una anterior participación con un bronce en mano. En el último se tomó revancha trayéndose un oro. También registró su mejor marca este año levantando 135 kilos superando los 118 que el Argentino exigía como marca mínima.

De oro. Brisa es la más joven de estas promesas. Tiene 14 años y es campeona de los Juegos Evita. | Gustavo Rogé / Los Andes

"No es común ver a mujeres levantando tantos kilos, aunque en los últimos tiempos, con la moda del crossfit, creció mucho. Algunos todavía se extrañan de que practiquemos este deporte a nivel competitivo", contó Sofía.

“Antes, el levantamiento olímpico no se veía mucho en mujeres pero ahora sí, porque a nivel mundial las mujeres se están destacando más y llama la atención. Se ven por televisión y eso ayuda”, dijo la pesista de 14 años.

Heredera. Sofía es la tercera generación de pesistas. Su abuelo fue olímpico y ella lo sigue. | Gustavo Rogé / Los Andes

-¿Hay prejuicios con respecto al cambio del cuerpo, la musculatura?

-Sofía: A veces se equivocan al pensar que te hace el cuerpo muy masculino, musculoso, y no es así. Me hace muy feliz el hacer levantamiento de pesas. Mi entorno lo acepta naturalmente; mis amigos me van a ver a las competencias. Particularmente me ayudó muchísimo con el físico.

-Y las otras chicas que vienen al gimnasio ¿qué les dicen?

-Sofía: Hay un montón de chicas que se acercan cuando nos entrenamos, nos felicitan. 'Mujer Maravilla' nos largaron el otro día; 'chicas poderosas'; un montón de apodos porque les llama la atención y nos dicen que quieren empezar.

-¿Y ustedes qué les dicen?

-Sofía: Las animamos para que empiecen, sin temores, y levantando de a poco. Con constancia, disciplina y una buena alimentación y control médico todos los años, se puede llegar a un buen nivel.

-¿Cómo se deben cuidar tomando en cuenta que levantar peso les puede hacer daño?

-Brisa: Lo hacemos con técnicas. Si lo hacés bien no deberías tener lesiones graves. Igualmente usamos cinturón para cuidar la columna. Después hay que estirar bien la espalda, principalmente la zona lumbar. Las rodillas y muñecas, también deben ser protegidas con vendas.

-¿Es desgastante para el cuerpo?

-Sofía: Dependiendo de la vida que lleva uno. Si sos disciplinada y ordenada, no más que en otros deportes de alto rendimiento.

Sofía es categoría 70 kg sub 20 y Brisa, es 71, sub 15. Esta última con proyección a los Juegos Olímpicos de la Juventud en un par de temporadas más.

El próximo torneo para ellas, el último del año, será el 21 de diciembre en San Luis.

Otras pesistas históricas mendocinas

-María Fernanda Hurtado, bicampeona del mundo en Australia 95 y Canadá 96.

-Natalia Said, campeona argentina 2006 en Santa Fe

-María Laura Pennisi, cuatro veces campeona argentina, campeona sudamericana en Brasil 2012 y quinta en Odesur 2014.

Algo de historia

Primeras versiones sobre la halterofilia con barras de hierro con enormes bolas de metal en los extremos.

La halterofilia es probablemente uno de los deportes más antiguos. Podemos situar sus orígenes en torno al año 3.600 a. C. en China. Allí los emperadores practicaban ejercicios de fuerza. También en la dinastía Chow (1.122 a. C.) los soldados, como requisito para formar parte del ejército, tenían que levantar una serie de pesos. Los antiguos griegos llevaban pesas en las manos al practicar el salto de longitud, en la creencia de que les permitían conseguir saltos más largos; de hecho, la palabra "haltera" es de origen griego y pertenece a la raíz del verbo "saltar" (en griego antiguo "hallomai", en latín "saltare"). La mayoría de los historiadores apuntan al luchador griego Milón de Crotona como el pionero del levantamiento de pesas. El siglo VI a.C. en Grecia fue conocido como la Época de Fuerza. El levantamiento de grandes piedras sentó las bases de la actual halterofilia. En el siglo XIX, principalmente en Europa Central, existía la costumbre de realizar exhibiciones de fuerza en tabernas, levantando una barra de hierro con enormes bolas de metal en los extremos. A finales de ese siglo, la halterofilia era una dedicación casi exclusiva de los profesionales del circo, como los hermanos Saxon. Más tarde comenzó a realizarse con carácter amateur, organizándose competiciones entre clubes.

Dimitrios Tofalos fue campeón olímpico de halterofilia en 1906 por Grecia y uno de los primeros exponentes de este deporte.

En la primera Olimpiada Moderna, celebrada en Atenas en 1896, la halterofilia fue incluida como deporte olímpico. Se destacó el inglés Launceston Elliot que levantó, con una sola mano, 71 kg. Actualmente se compite en dos modalidades: arrancada y dos tiempos.

En 1920 se estableció la Federación Internacional de Halterofilia

En 1987 se celebró el primer campeonato de halterofilia femenina y el Comité Olímpico Internacional aprobó en 1997 la participación de las mujeres en los Juegos Olímpicos.

Actualmente se configuran de esta manera: ocho categorías masculinas y siete femeninas definidas por el peso corporal.

En la categoría femenina, China ha sido dominante desde el principio, con otros países asiáticos emergentes como fuertes contendientes a los títulos de campeón. En la general, sin embargo, Europa es el continente más poderoso en las competiciones, de ambos sexos.

Desde 1896, el levantamiento de pesas aparece en 20 Juegos Olímpicos. En la edición vigesimoprimera del deporte olímpico en Sydney, el programa por primera vez incluye a competidoras mujeres.