Viajó de la India a Mendoza para cumplir su sueño: conquistar el Aconcagua con 12 años

Viajó de la India a Mendoza para cumplir su sueño: conquistar el Aconcagua con 12 años
Viajó de la India a Mendoza para cumplir su sueño: conquistar el Aconcagua con 12 años

Kaamya Karthikeyan quiere llevar el mensaje de igualdad entre hombres y mujeres de su país. Un trámite legal le impide el ascenso.

Romper los estereotipos. Una niña de 12 años proveniente de la India se encuentra en la provincia para intentar subir el Aconcagua. Pero, más allá de lo deportivo, primero debe superar un obstáculo legal, al igual que lo hicieron sus antecesores. De todas formas, padre e hija se mantienen optimistas y esperan una resolución favorable.

Se trata de Kaamya Karthikeyan quien junto a su padre, Sundaram, busca alcanzar siete picos importantes en el mundo hasta los 13 años -lo que se conoce como "El grand slam de los exploradores"-  y además llevar un mensaje de concientización sobre la condición física de las mujeres en la India que corren en desventaja respecto a los hombres de aquel país.

El problema para la joven es que todo menor de 14 años que desee subir el Aconcagua debe recibir una autorización de un juez de familia, más allá de cumplir ciertos requisitos, para poder hacerlo. Los tiempos corren y la chica junto a su padre tienen pasaje de regreso en 20 días. 


Kaamya cuenta que ha escalado otros picos similares: “Es una montaña con mucho viento y será dura la escalada, pero creo que voy a llegar a la cima”, considera. | Orlando Pelichotti / Los Andes
Kaamya cuenta que ha escalado otros picos similares: “Es una montaña con mucho viento y será dura la escalada, pero creo que voy a llegar a la cima”, considera. | Orlando Pelichotti / Los Andes

Vale recordar que en la temporada pasada, un adolescente estadounidense de 13 años intentó hacer cumbre en el Coloso de América a 6.962 metros sobre el nivel del mar, pero sufrió edema cerebral y debió ser asistido con oxígeno y medicación. Esto sentó un antecedente que obstaculiza las intenciones de Kaamya.

A la espera

"Hemos viajado la mitad del mundo para estar acá", contó Sundaram, quien es comandante de la Fuerza Naval de la India y tiene comprobada experiencia en el montañismo. "Ella tiene las credenciales de haber escalado otros picos", advirtió.

Sucede que Kaamya ya escaló, acompañada de su madre o de su padre, el monte Kilimanjaro en Tanzania (se convirtió en la niña más joven de Asia en hacerlo); el monte Elbrus en Rusia (así logró el título de la más joven en el mundo en descender esquiando) y el monte Kosciuszko en Australia (por lo que también es la persona más joven en subir tres de las siete cumbres). Su último logro fue el monte Mentok Kangri II en la India, de 6.262 metros de altura. En tanto, sus próximos objetivos son el Aconcagua, el pico más alto de la Antártida, el Monte Denali y el Monte Everest.

"Está física y psicológicamente preparada y está motivada. Tenemos experiencia y no vamos a hacer nada equivocado en la montaña", remarcó Sundaram para pedir, una vez más, que los organismos que autorizan el viaje finalmente lo hagan.

Gran experiencia

Kaamya, por su parte, señaló que todos los días hace 20 kilómetros en bicicleta y diez kilómetros corriendo. Su estado físico es óptimo.

"En Bombay hay muchos senderos de trekking y voy todos los fines de semana. Además, vivo en un edificio de 15 pisos y los subo y bajo 15 veces con una mochila para entrenar. Ésa es mi preparación", dijo la niña.

Además, comentó que para subir un pico de este tenor hay que ser mentalmente fuerte. "Tenés que motivarte a vos misma. Es una actividad que yo disfruto mucho", explicó Kaamya quien cuenta con un gran repertorio cultural que la mantiene activa: "En la escuela hago actividades extracurriculares, como danza, piano guitarra y me mantengo focalizada en ellas gracias al montañismo que me ha dado disciplina", aseguró.

Respecto del Aconcagua, dijo que ha escalado picos similares en otras oportunidades por lo que está lista para el terreno que le espera. "Es una montaña con mucho viento y será dura la escalada, pero creo que voy a llegar a la cima", prometió entre sonrisas Kaamya.

Romper estereotipos

Como se dijo, el objetivo de la joven india no es solo deportivo. También quiere concientizar, a partir del proyecto Sahas (que en sánscrito quiere decir aventura) respecto del rol que ocupa la mujer en la sociedad de su país. Quiere llevar un mensaje de esperanza y de lucha.

"En la India no es común que a las mujeres se les permita ir a buenas escuelas o hacer actividades extracurriculares deportivas. Por eso, quiero romper con estos estereotipos alcanzando las cumbres o esquiando a los polos", opinó.

Por otro lado subrayó que quiere esparcir el mensaje de que las mujeres deben tener los mismos derechos que los hombres y que se den la oportunidad para poder probarse a sí mismas. "He tenido el honor de dar muchas presentaciones en muchas escuelas y es muy motivante. También recibo muchos mensajes motivadores de personas de todo el mundo y de la India en mi página de Facebook. Todos me alientan a seguir escalando", destacó.

La religión es una parte importante en su vida. Por esta razón Kaamya contó que lleva un pequeño Dios en el que cree en cada ascenso y que al llegar a la cumbre le reza en señal de agradecimiento.

"¿Miedo? no tengo miedo. Siempre es un desafío y un sentimiento emocionante. Por lo que vale la pena todo. Ha sido un lindo viaje que me ha servido para practicar física y mentalmente", finalizó Kaamya.

Récord

El actual récord del "Gran Slam de los exploradores" pertenece a Marin Minamiya, de Japón, que lo hizo a los 20 años. Además, solo 63 montañistas de todo el mundo -14 mujeres entre ellos- han completado este desafío a la fecha.

A la espera del permiso

Según contó el abogado de la joven, Arturo Erice (quien también representó a Angel Moore (14) en 2014 y a Tyler Armstrong (9), este último con el récord de la persona más joven en subirlo, la situación que se presenta es problemática ya que la niña espera poder realizar el ascenso.  

"La resolución 15 del año 2000 indica que la chica debe demostrar idoneidad deportiva, tener condiciones de salud apropiadas y autorización de sus padres. Cuenta con todo ello, pero todavía esperamos respuesta", señaló el letrado quien además indicó que la expedición con la que tenía previsto salir partió ayer.

Los permisos entregados con anterioridad son excepcionales, con lo cual los padres de los menores que viajan para hacer el ascenso saben que cuentan con este obstáculo. Sin embargo, Erice indicó que los antecedentes administrativos demuestran que no hubo oposición a extender el permiso excepcional y que siempre que se fue a la justicia para estos casos los jueces autorizaron los ascensos.

En este caso ambos progenitores han autorizado a su hija para realizar la expedición con lo cual se desliga de toda responsabilidad a la Dirección de Recursos Naturales Renovables de la provincia. Y, además, la niña cuenta con una póliza de seguros para sufragar los gastos ante una eventual operación de búsqueda y rescate.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA