martes 24 de noviembre de 2020

Suárez quiere reperfilar $ 9.700 millones de deuda con el Banco Nación
Política

Suárez quiere reperfilar $ 9.700 millones de deuda con el Banco Nación

El gobernador arrancó la negociación con el jefe de Gabinete por la mañana y con el presidente de la entidad a mediodía.

  • viernes, 17 de enero de 2020
Suárez quiere reperfilar $ 9.700 millones de deuda con el Banco Nación

El gobernador Rodolfo Suárez pasó por Casa Rosada. Se reunió con el jefe de gabinete Santiago Cafiero. El mandatario mendocino pidió al funcionario del presidente Alberto Fernández, un plan para reperfilar la deuda que nuestra provincia tiene con el Banco de la Nación Argentina. El saldo de lo que Mendoza debe al banco estatal, al 30 de setiembre de 2019, asciende a 9.788 millones de pesos. En diciembre hubo un pago de capital por $ 229 millones y este mes debe hacerse otro por $ 245 millones, así que el monto a reperfilar será menor.

Reperfilar está de moda

El ministro de Hacienda, Miguel Lisandro Nieri, explicó que la ley de Administración Financiera de Mendoza, en su artículo 68, indica que el Gobierno "puede realizar operaciones de crédito público para reestructurar la deuda pública mediante su consolidación, conversión, reprogramación, refinanciación o renegociación, en la medida que ello implique un mejoramiento de los montos o plazos o intereses de las operaciones originales o permita liberar o cambiar garantías o bien modificar el perfil o costo de los servicios de la deuda".

Una de las opciones que se barajan es estirar el plazo de gracia y sólo pagar intereses durante 2020. Es decir, la provincia postergaría la cancelación de 3.521 millones de pesos. Esa negociación debería incluir un recorte del ajuste del capital en UVA, índice que en la última semana rozó el 48%. Éste parece ser el gran problema de este crédito. Si bien nadie en el Gobierno habló de ese aspecto, la actualización del capital resulta una pesada carga. Sólo basta observar la evolución de esa deuda, para darse cuenta del peso del ajuste (ver aparte).

Pagos 2020

Durante 2020 Mendoza debe pagar 18.830 millones de pesos en vencimientos de capital e intereses. El Banco Nación es el segundo acreedor en importancia para este año: de ese monto total a cancelar, la Provincia debe pagar a la entidad crediticia estatal 4.126 millones de pesos ($ 3.521 millones de capital y $ 605 millones de intereses).

El acreedor más pesado para la provincia en 2020 es el Estado nacional: hay que pagarle 3.272 millones de pesos, mientras que en concepto de intereses vencerán 3.126 millones de pesos; en total habrá que pagarle al Tesoro nacional casi $ 6.398 millones.

La deuda total de Mendoza asciende a 1.216 millones de dólares. El 18% se le debe al  Gobierno nacional con U$S 220 millones, el 14% al Banco Nación con U$S 170 millones; el 17% a organismos multilaterales de crédito (U$S 203 millones) y tenedores privados de bonos el 51% con U$S 621 millones. A eso hay que sumar U$S 2,74 millones con el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE).

Entre los tenedores de bonos privados, se encuentra en tercer lugar por el monto de los vencimientos 2020. Se trata de los dos pagos semestrales del bono que tomó Alfredo Cornejo en mayo de 2016 por 500 millones de dólares para cubrir la herencia de Francisco Pérez. Durante 2020 Mendoza pagará dos cuotas por intereses que suman 3.344 millones de pesos.

En mayo habría que pagar $ 1.561 millones, con una cotización del dólar estimada en $ 74,58 (es decir unos 21 millones de dólares) y $ 1.782 millones en noviembre con una cotización de $ 85,15 (otra cuota de U$S 21 millones).

La pesada herencia

La deuda con el Banco Nación se originó en 2015. Fue un año complicado para Francisco Pérez. Acudió al descubierto bancario por 2.200 millones de pesos y un crédito por el mismo monto. Además, había tres operatorias anteriores por montos menores que superaban los cinco mil millones de pesos.

A esa suma Cornejo agregó un préstamo más de febrero de 2017 y hubo un reperfilamiento en agosto de 2017. Así la deuda con el Nación llegó a los 5.700 millones de pesos, con una tasa Badlar (tasa promedio de los depósitos de los principales bancos privados) más dos puntos.

Esa obligación volvió a refinanciarse en noviembre de 2018 y se agregó un nuevo préstamo de 1.200 millones, una parte de la autorización legislativa en el presupuesto de ese año destinado a obras públicas. El monto total firmado a fines de 2018 con el Nación llegó a los 6.800 millones de pesos. En esa renegociación se estableció que el crédito era en pesos ajustados por UVA y la tasa de interés del 5%.

Hasta noviembre de 2019 rigió el período de gracia. Se pagaron intereses por 443 millones de pesos. A setiembre del año pasado (último libro de la deuda publicado en el sitio web del Ministerio de Hacienda), el monto total de la deuda con el Nación llegaba a 9.788 millones de pesos; en diciembre se canceló la primera cuota de capital por 229 millones de pesos.

Quince créditos federales 

Mendoza tiene quince créditos tomados con el Gobierno nacional. Cuatro los tomó Celso Jaque (tres en 2010, uno de 2011), dos Francisco Pérez (2014 y 2015) y nueve Cornejo (dos 2016, uno 2017, cinco 2018, uno 2019).

El destino de esos créditos es variado. Hay de los fondos fiduciarios de Desarrollo Provincial y Federal de Infraestructura Regional; el primero se dedica a la asistencia financiera de las provincias, mientras que el segundo destina fondos para obras.

También hay una deuda con el Programa Federal de Fortalecimiento Operativo Federal en Seguridad y Salud (Profedess) que se destina a la compra de ambulancias y móviles policiales. Además, cuatro de ellos son parte del paquete de devolución del 15% de la coparticipación federal que fue retenida por la Anses desde la eliminación de las AFJP. Apenas arrancó la administración Macri, había que iniciar la devolución a las provincias de ese dinero retenido por la Nación. Se armó un cronograma paulatino de devolución, que incluyó préstamos anuales, que Mendoza terminó coparticipando a los municipios.

En este apartado de deudas nacionales está la que Mendoza tomó con el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) que también depende del Gobierno nacional. Cornejo gestionó ese dinero en junio de 2016 para la compra del tercer helicóptero de la Policía de Mendoza, aquella nave cuya compra se inició en el gobierno de Pérez.

Los préstamos de más largo plazo

Los organismos multilaterales de crédito también deberán cobrar del Estado mendocino. Durante este año, en concepto de pagos de capital, el Banco Interamericano de Desarrollo percibirá casi 960 millones de pesos, mientras que el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento cobrará 348 millones de pesos.

Por intereses, el BID cobrará en 2020 de Mendoza $ 432 millones y el BIRF $ 85 millones.

Son 10 créditos BID, tomados por diferentes gestiones: hay uno tomado por Roberto Iglesias (2003), uno por Julio Cobos (2005), cinco por Celso Jaque (2008, 2020 y 2011), uno por Pérez (2015) y uno por Cornejo (2017).

Del BIRF son cinco préstamos; dos de Cobos (2006 y 2007), dos de Jaque (2008 y 2009) y uno de Cornejo destinado al programa de Hábitat y Vivienda, que empezará a pagar intereses en setiembre de este año.

Se trata de préstamos en dólares, a tasa baja (ronda el 4% anual). Un ejemplo de los plazos es el crédito tomado por Iglesias en 2003 destinado al Programa de Mejoramiento Barrial (Promeba) que se cancela en febrero de 2022.

Nieri abrió la puerta al bono de 4.000 pesos a estatales

Al mediodía, el gobernador Rodolfo Suárez, y el ministro de Hacienda Miguel Lisandro Nieri, se juntaron con el futuro titular del Banco Nación. El Mandatario planteó la necesidad de "re adecuar los vencimientos y las amortizaciones" de la deuda que tiene la provincia con la entidad crediticia nacional, tanto para cumplir con las obligaciones contraídas, como para reactivar la actividad económica en Mendoza.

Las autoridades nacionales le hicieron la promesa de analizar el pedido.

Eduardo Hecker, el elegido para presidir el Nación. | Gentileza

Luego de los encuentros Nieri informó que "en base a lo planteado desde la Nación, analizaremos si puede aplicar el bono a los estatales del resto del país, anunciado por el Presidente Fernández, en dos pagos, de tres mil y mil pesos, a cobrar en marzo y abril, destinados a los sueldos de hasta $ 60 mil".