martes 19 de enero de 2021

Stonehenge: los misterios de la cultura megalítica
Turismo

Stonehenge: los misterios de la cultura megalítica

La ronda completa alrededor del monumento no llevará más de 20 minutos. Se encuentra a 140 kilómetros al suroeste de Londres.

  • domingo, 29 de septiembre de 2019
Stonehenge: los misterios de la cultura megalítica

Si estás de viaje por Londres y disponés de un día libre una excelente opción es ir a conocer la construcción megalítica de Stonehenghe emplazada hacia el suroeste de la capital británica a unos 140 kilómetros de distancia.

La forma más rápida y directa de llegar es en tren. Parten cada 50 minutos desde Waterloo, la estación más grande. Está muy cerca del río Támesis sobre la orilla sur y a poca distancia de la famosa rueda gigante del London Eye. Era la terminal desde donde partían los trenes hacia Francia y Bélgica hasta que fueron trasladados a Saint Pancras.

Apenas la formación deja atrás el Gran Londres aparece la campiña inglesa en todo su esplendor y colorido. Es un viaje de una hora y media hasta la ciudad de Salisbury. Una vez allí, es muy sencillo llegar a las ruinas de Stonehenge. Desde la puerta de la estación parten buses que hacen el recorrido e incluyen el precio de la entrada y se pueden contratar allí mismo sin necesidad de reservas. El coche con techo panorámico se interna entre prados cuyo verdor semeja paños de mesa de pool. Con cierta ansiedad iba oteando el horizonte a diestra y siniestra esperando ver las famosas piedras que datan de entre el 3000 y el 1600 A.C. Por suerte no han construido nada en las cercanías y a unos quince minutos de viaje aparecen con su forma circular y su color gris en medio de un campo cerca de la ruta (este sí es un obstáculo que se está previendo solucionar alejándola). La visita comienza en el Centro de Interpretación que también ha sido estratégicamente ubicado a 2,5 kilómetros del conjunto monumental para no romper la armonía del paisaje. Allí se explica la historia conocida hasta hoy ya que aún persisten muchos enigmas acerca de su verdadera función. Algunos aseveran que fue un templo religioso pero la teoría más arraigada es la que dice que servía como observatorio astronómico. Hay galerías donde se exhiben herramientas, restos arqueológicos y humanos. En un patio se ven reproducciones de chozas del neolítico. Se transmite un audiovisual en 360 grados para que uno se vaya haciendo idea sobre lo que encontrará personalmente en pocos minutos. Una vez finalizado el recorrido el bus se desplaza al lugar y a través de un túnel que pasa por debajo de la ruta se accede a Stonehenge. Existen unos senderos que bordean el anillo de piedras donde unas sogas impiden el paso ya que no se pueden tocar. Solo le está permitido el acceso a los científicos y especialistas. Se dice que los 32 enormes bloques rectangulares que forman el círculo fueron traídos desde Gales y extraídos de las canteras de las montañas Preseli a 420 kilómetros de distancia. Por su parte la roca central del altar es originaria de una región cercana. En los alrededores se han encontrado restos de viviendas que no eran de uso permanente. Las ocupaban en los días previos al solsticio de verano que se produce el 21 de junio y es cuando el sol se alinea perfectamente al momento del amanecer minutos antes de las 5 de la mañana (siempre y cuando no esté nublado, por supuesto). Se aprecia el disco solar encuadrado entre las piedras. Estuve allí el 19 de junio y ya había preparativos para el gran día ya que aún en la actualidad llega gente de todo el mundo para apreciar este fenómeno. Se celebran festivales y celebraciones en verano y en invierno con el solsticio del 21 de diciembre. Si querés disfrutar de la vista tranquila de las piedras estos días no son recomendables por la alta afluencia del público "místico". Se han llegado a contar hasta 10.000  personas algunas disfrazadas de druidas o brujos. El lugar vale la pena por el viaje entre la campiña y por la fama que tiene pero a mi no me impactó especialmente. Sí es verdad que se se siente alguna especie de energía y el entorno silencioso te transmite mucha paz. 

Datos

-Tren de Londres a Salisbury: 11 dólares

-Tour a Stonehenge con transporte y entrada: 20 dólares

-Centro de Interpretación: incluido en la entrada

Los festejos por el solsticio de verano son de entrada libre
www.thestonehengetour.info