martes 11 de agosto de 2020

Sin estrés: tres escapadas low cost en pareja
Espectáculos

Sin estrés: tres escapadas low cost en pareja

Porque no coinciden las vacaciones o el bolsillo aprieta, a veces solo queda hacerse una escapada cercana.

Sin estrés: tres escapadas low cost en pareja

Sabemos que Mendoza tiene lugares increíbles y somos los primeros en promocionar el turismo interno.

Por eso esta vez, presentamos una opción para quienes aun no salen de vacaciones pero quieren tener al menos un fin de semana para despejarse. Eso sí: en pareja y a precios accesibles.

Molino La Tebaida

Para empezar recomendamos este lugarcito soñado en San Martín, llamado Molino La Tebaida, un emprendimiento familiar a tan solo 40 kilómetros de la ciudad, en las mismas tierras en las que el General San Martín tenía su chacra mendocina. En el mismo predio está ubicado el hotel, una fábrica de aceite de oliva y la destilería. Estos últimos se pueden visitar, con la opción de realizar degustaciones.

También cuenta con un restaurante que abre de miércoles a sábados por la noche, cuya carta cuenta con menúes de mariscos, pescados, carnes y pastas.

Pero si la idea es no pasar por el restaurante, el lugar cuenta con churrasqueras próximas a la piscina, que son de uso libre cualquier día de la semana. Es un lugar ideal para disfrutar del entorno, su jardín es precioso y es un excelente lugar para descansar, tomar sol, charlar o disfrutar de un café o mate. Y con un plus innegociable: ¡mucha tranquilidad!

Molino La Tebaida. Un lugar romántico y cercano. | Gentileza

El alojamiento incluye habitación con baño privado, servicio de mucama, desayuno,  uso de la piscina y churrasqueras, espacios verdes. Además, es ideal para parejas, ya que si bien no existen restricciones, rara vez se alojan familias con niños según nos comentaron sus dueños. El precio de la habitación más costosa por pareja por noche es de 2.750 pesos.

Complejo Río Azul

Otro lugar para visitar en una escapada es el Complejo Río Azul, en Valle Grande, San Rafael, que bordeando el Río Atuel ofrece varias alternativas para alojar.

La más económica es el camping, que posee todas las comodidades para los adeptos a las carpas: parrillas, fogones, electricidad, baños con duchas, protección antigranizo para carpas y autos, lavadero y parking para casillas. Cuenta con servicio de proveeduría, en donde encontrará todo tipo de elementos de higiene, comestibles, pesca y campamentismo, para que no le haga falta trasladarse hasta ningún centro comercial distante. El precio es 350 pesos por carpa, más 350 por persona.

Dentro del mismo predio existen otras alternativas, como los dormis, súper amplios y cómodos, con baño privado cuyo precio es de 2.100 pesos por dos personas. 

Río Azul. Un complejo con alternativas para todos los bolsillos. | Gentileza

Hasta aquí las opciones para parejas, porque en caso de ir en grupo o en familia, está la opción de las cabañas, que albergan desde 4 a 7 personas y cuyo precio inicial es de 4.500 pesos con desayuno incluído.

Estancia La Alejandra

Si optamos por el Valle de Uco, y para los amantes de la vida de campo, una linda escapada por el día o con noche incluída es Estancia La Alejandra, en la zona de La Carrera, Tupungato. A solo 90 kilómetros de la Ciudad de Mendoza, ofrece fascinantes paisajes con la imponente presencia de la Cordillera de Los Andes.

El lugar es un antiguo rancho construido por los gauchos como refugio luego de las labores del campo, refaccionado para dotarlo de excelente confort y buen gusto, ofrece una experiencia única con la máxima exclusividad.

Estancia La Alejandra. Un poco más costosa, es un paraje de ensueño. | Los Andes

La casa ofrece tres confortables habitaciones con baños en suite, unidas por un estar con chimenea, una pequeña biblioteca, internet y la infaltable compañía de un buen vino. Se pueden contratar una o todas las habitaciones. Es un excelente lugar para desintoxicarse del ruido y la rutina, donde además se puede contratar una cabalgata, realizar una clase de cocina, presenciar destrezas con caballos o simplemente disfrutar el paisaje degustando buenos vinos y exquisita comida casera. El precio es 250 dólares la noche con desayuno y cena para dos personas. Por el día hay programas desde 100 dólares por persona con almuerzo. Es una opción un poco más costosa, pero vale la pena.