miércoles 28 de octubre de 2020

Sin DNU de Fernández, Suárez no flexibilizará la cuarentena
Política

Sin DNU de Fernández, Suárez no flexibilizará la cuarentena

A pesar del anuncio presidencial del jueves, todavía no estaba rubricada la letra chica de la nueva fase de “distanciamiento social".

Sin DNU de Fernández, Suárez no flexibilizará la cuarentena

Desde el jueves que el presidente Alberto Fernández anunció que el 85% del país -en el que está incluida Mendoza- salía del aislamiento social para entrar a la fase de distanciamiento social, el Gobierno local espera ansioso la publicación del decreto de necesidad y urgencia (DNU) en el Boletín Oficial de la Nación para ver la letra chica y definir con precisión las actividades que se podrán o no hacer en la provincia. 

Es que hasta el cierre de esta edición, el DNU no figuraba en el página oficial; desde Casa de Gobierno comunicaron anoche que se prorrogaba hasta el lunes a las 24 las actuales condiciones vigentes en la provincia desde hace dos semanas y tener tiempo de analizar cómo impactarán las medidas nacionales anunciadas en los 18 departamentos.

La semana pasada ante la confusión y la incertidumbre de la población sobre la cuarentena por la conferencia de prensa de Fernández, el mismo gobernador salió a aclarar que en la provincia todo seguía igual hasta que no se oficializaran los detalles.

"En Mendoza, hasta que no esté publicado el Decreto de Necesidad y Urgencia, con la información correspondiente a la nueva fase de distanciamiento social, seguimos con la cuarentena y la situación actual. Igualmente, el decreto actual, tiene vigencia hasta el domingo 7 de junio", escribió Suárez en su cuenta de Twitter para poner un poco de claridad al panorama.

Cómo sigue

"Esta semana empiezo a trabajar hasta las 20", "Ahora se abre el turismo interno", "Vuelven los chicos a las escuelas". Son algunos de los comentarios que se escuchan en las calles desde el jueves. Pero la verdad es que sin el decreto nacional publicado se trata solo de especulaciones y rumores que nacen de los pedidos de distintos sectores que están ansiosos por ampliar las libertades para trabajar.

A diferencia de otras provincias, en Mendoza ya están abiertas todas las actividades comerciales, profesionales, bares y restaurantes, las actividades recreativas y reuniones de hasta 10 familiares. Además la Nación dio el visto bueno para que se reactiven los gimnasios y los deportes individuales. 

Desde la presidencia, explicaron a grandes rasgos que la fase de distanciamiento social se podrá aplicar en los lugares que tengan un sistema de salud adecuado para la demanda sanitaria, que no tengan transmisión comunitaria del virus y que cumplar con otros criterios epidemiológicos que no puntualizaron. Por lo tanto, se supone que Mendoza entraría en esta etapa. 

En otras provincias este fin de semana se implementó el distanciamiento social. Por ejemplo, en algunas zonas de Córdoba se autorizaron los paseos en motos, mountain bike, la pesca deportiva y buceo. En San Luis, desde mañana se podrá circular sin tener en cuenta la terminación del DNI y sin restricciones horarias.

Qué se podrá hacer y qué no

En la fase de distanciamiento las personas podrán circular, trabajar y hacer otras actividades siempre y cuando se mantenga una distancia de dos metros con otras personas. Todas las actividades deberán adecuarse para garantizar esta norma.

En esta etapa seguirá siendo obligatorio el uso de tapabocas, la higiene de manos y respiratoria (por ejemplo, estornudar en el pliegue del codo). Todos los espacios deberán estar ventilados y desinfectados. En los lugares cerrados no podrán reunirse más de 10 personas -siempre cumpliendo el distanciamiento- y en ningún caso se podrá superar el 50% de capacidad de un local. 

Más allá de la apertura de actividades, seguirán prohibidos como hasta ahora los eventos en espacios públicos o privados en los que se junten más de 10 personas, el transporte público de pasajeros interurbano, interjurisdiccional e internacional (salvo para los casos de trabajadores y trabajadoras esenciales) y la actividad turística. También continuarán cerrados los cines, teatros, clubes y centros culturales.

No hay noticias para el turismo interno

Una de las grandes incógnitas es qué pasará con la actividad turística porque por ahora todos los hoteles -salvo en los que se están hospedando los que llegan a la provincia para cumplir los 15 días de cuarentena obligatoria- están cerrados.

En la conferencia del jueves pasado, el presidente dejó en claro que la reactivación del turismo interno no está en la agenda de prioridades. "No hay que precipitarnos porque ponemos las cosas en riesgo. Es mejor ir abriendo de a poquito para que si tenés que retroceder no notes que es tan grande la retracción. No lo podemos hacer en CABA, Gran Buenos Aires, Córdoba, Resistencia y algunos lugares de Río Negro. El resto puede abrirse un poco más pero eso no significa volver a la plena normalidad porque el virus está circulando, lo vamos a buscar nosotros, no nos viene a buscar", dijo Fernández.

La primera provincia en abrir el turismo fue Jujuy. Allí hace más de 50 días que no se registran casos positivos de Covid-19 y desde el 22 de mayo los jujeños pueden hacer paseos y excursiones al aire libre en los sitios turísticos de las cuatro regiones (yungas, puna, valles y quebrada).

Y otras ciudades, como Bariloche y Puerto Madryn, ya han lanzado promociones y descuentos para que los viajeros compren ahora pero que puedan utilizar por el plazo de un año.

En Mendoza, por ahora no hay confirmaciones sobre el tema. Solamente está autorizado reservar una noche de cena y hotel en un lugar que tenga ambas ofertas disponibles y esté en la zona geográfica próxima al domicilio.