viernes 25 de septiembre de 2020

Sergio Rottenschweiler: “El aumento es una medida positiva, pero no es sostenible”
Economía

Sergio Rottenschweiler: “El aumento es una medida positiva, pero no es sostenible”

"Al darles a todos un 2,3% y una suma fija de 1.500 pesos, básicamente se beneficia al que gana menos", expresa el economista.

Sergio Rottenschweiler: “El aumento es una medida positiva, pero no es sostenible”

Si los que menos ganan fueron los más perjudicados de los dos últimos años de crisis económica, es lógico que sean la prioridad de un gobierno con severas restricciones fiscales. Pero este achatamiento de las escalas no puede sostenerse en el tiempo. Así lo entiende Sergio Rottenschweiler, economista del equipo de Seguridad Social del Instituto del Conurbano (ICO), de la Universidad Nacional de General Sarmiento.

-¿Qué opina del aumento anunciado?

-Al darles a todos un 2,3% y una suma fija de 1.500 pesos, básicamente se beneficia al que gana menos. Para un jubilado que gana 30.000 pesos o un poco menos el aumento rondará un 7%, menos que el que le hubiera correspondido con la fórmula suspendida. El Gobierno acható la pirámide.

-¿Esto es justo?

-En principio es positivo, pensando que los jubilados de bajos ingresos son los que más se han perjudicado en los últimos años. Otro grupo de jubilados fueron beneficiados con la Reparación Histórica. Ellos más o menos fueron compensados. No sé si esto es lo ideal, pero en un contexto de restricciones fiscales es lógico tratar de compensar a los que menos ganan. De cualquier manera, esto no es sostenible en el tiempo. Si se mantiene, seguramente habrá juicios. Esto es en el marco de una emergencia y a partir de junio se deberá aplicar otra fórmula de actualización.

-¿Qué fórmula de movilidad era la adecuada: la suspendida en diciembre, atada a la inflación, o la que rigió entre 2009 y 2017, que combinaba variables?

-Acá el problema de todo es la inestabilidad macroeconómica y la inflación. Cualquier fórmula con inflación baja es lo mismo. La fórmula de 2009 también ocasionaba problemas fiscales: combinaba salarios, al igual que la derogada recientemente, con recursos tributarios, que están relacionados con la inflación. Eso sí, para el Estado la ventaja de la de 2009 era que tenía un tope anual.

-Con este aumento discrecional dispuesto por el Ejecutivo, ¿se viene una lluvia de juicios?

-No creo, a menos que esto se mantenga. Pero a partir de junio los haberes ya deberían ajustarse con una fórmula nueva.