martes 29 de septiembre de 2020

Será cosa de primos - Por Leandro Aguilera
+ Deportes

Será cosa de primos - Por Leandro Aguilera

La actual Superliga llega a las últimas cuatro fechas con una definición que promete ser apasionante.

Será cosa de primos - Por Leandro Aguilera

Sólo cuatro jornadas le quedan a la presente edición del torneo local. Por como terminó la fecha, queda confirmado que de acá al final será un mano a mano entre River y Boca.

Los dos equipos más importantes  de nuestro país luchan por ganar el certamen y haciendo una proyección, si terminan igualados en puntos, podrían jugar una final-desempate ¿Se imaginan eso? Para mi manera de ver el deporte sería espectacular tener un superclásico en esa instancia por lo que significa cada uno. En el último tiempo los cruces se dieron más en el plano internacional que en el local, por lo que esta vez sería volver a vivir un cruce entre ambos a nivel nacional.

Detrás de River y Boca están Lanús y Argentinos, entre otros clubes, que se quieren meter en esa pelea, que para mí, será exclusiva entre Xeneizes y Millonarios, porque las fechas que quedan son las más complicadas de jugar. No sólo lo digo por los rivales que tiene cada uno (más abajo lo repasaremos), sino que no todos los futbolistas asimilan de la misma forma cuando hay tanta responsabilidad a la hora de las definiciones. Los nervios suelen apoderarse de las decisiones que se pueden llegar a tomar y eso hace que la jerarquía sea la mejor aliada de las buenas resoluciones en situaciones límites.

El equipo de Gallardo (lleva seis años al frente del plantel riverplatense) es el que más regularidad en su juego tiene. Consiguió sacar adelante partidos tan difíciles como complicados. Tiene variantes que le dan resultado, muchos jugadores de experiencia, una táctica clara y, futbolísticamente, siempre hace la diferencia. Juegue quién juegue, al entrenador le rinden las variantes y hace que el once no se resienta cuando hay alguna ausencia.

El conjunto de Russo esta en plena formación, en la búsqueda del mejor funcionamiento y de rendimientos que le permitan tener una base definida.

Lleva 40 días como entrenador de Boca y esta consiguiendo sumar en situaciones adversas, como fue la fecha ante Talleres en Córdoba o el duelo pasado con Atlético Tucumán. Tiene un buen grupo y varios jugadores con trayectoria y buen presente.

Además, la aparición de jugadores nuevos -como es el caso de Campuzano- le aportaron un plus especial en estas instancias.

Analizando lo que cada uno de los protagonistas, de esta Superliga, tiene por delante hay muchos que se enfrentan entre si. Les pasó a Argentinos con Lanús -finalizó en empate- en la jornada pasada y les sucederá a Vélez con el Bicho de la Paternal en la penúltima. Esto les da mayor diferencia a los de arriba que no tienen que disputar puntos con los que están abajo en la tabla de posiciones.

Por fixture creo que Boca y después River tienen las fechas más accesibles por delante aunque todos los rivales les jueguen a morir porque es el momento para “mostrarse”. La pasión de nuestro campeonato está en la recta final y al quedar sólo cuatro jornadas tendremos ratificaciones de lo que puede llegar a pasar con este último tramo que para mi será cabeza a cabeza entre Boca y River, algo que hace mucho tiempo no sucedía en nuestro territorio.

Los rivales

Así llega cada una a la recta final del esta Superliga.

River: Banfield (L); Estudiantes (V); Defensa y Justicia (L) y Atlético Tucumán.

Boca: Central Córdoba (V); Godoy Cruz (L); Colón (V) y Gimnasia (L).

Lanús: Newells (L); Atlético Tucumán (V); Estudiantes (L) y San Lorenzo (V).

Argentinos: Atlético Tucumán (V); Patronato (L); Vélez (V) y Rosario Centra (L).